En los últimos años han proliferado en supermercados y restaurantes los alimentos y comidas sin gluten. Esto ha hecho la vida más fácil al 1% de la población, que es celiaca o intolerante a este componente proteico típico de los cereales de secano (trigo, cebada, etc.). Pero el consumo de alimentos sin gluten se ha convertido en una moda para muchas personas no celiacas ni alérgicas al gluten, con el reclamo de que este tipo de alimentación es más sano y además podría ayudar a perder peso.

Los cereales que han sido la base de la alimentación de la humanidad durante milenios parecen haberse convertido, casi de repente, en algo poco recomendable que conviene eliminar de la dieta. Muchas personas sanas perciben los alimentos sin gluten como más saludables, pero ¿realmente aportan algún beneficio para la salud?

Evaluación

El mensaje: “La dieta sin gluten es beneficiosa para la salud de los adultos sanos” es probablemente falso

El mensaje se considera probablemente falso porque apenas hay un par de estudios que hayan analizado esta cuestión, su calidad global es baja y no solo no aportan ninguna prueba sobre el beneficio de la dieta sin gluten en personas sanas, sino que parecen sugerir lo contrario: que es precisamente la dieta con gluten la que podría ser beneficiosa.