Noticias Noticias

Volver a la página índice
Atrás

Descubren que los perros de trineo aparecieron hace 9500 años en Siberia

Descubren que los perros de trineo aparecieron hace 9500 años en Siberia

Han descubierto que el antepasado de los actuales perros de trineo apareció al principio del Holoceno en el Ártico asiático. Los resultados de la investigación implican que la combinación de estos perros con la innovación de la tecnología del trineo facilitó la subsistencia humana hace 9500 años en el Ártico.

26.06.2020

Imatge inicial

Un equipo de investigación liderado por el Instituto de Biología Evolutiva (IBE), un centro mixto de la UPF y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC),  y por el Globe Institute, de la Universidad de Copenhague, ha descubierto que la mayor ascendencia de los perros de trineo modernos se remonta al principio del Holoceno en Siberia. El estudio, basado en el análisis genómico de una mandíbula fósil de perro de 9500 años de antigüedad del sitio de Zhokhov, de 10 perros de trineo actuales y de un fósil de lobo de 30000 años de Siberia, ha revelado que las adaptaciones que caracterizan a los perros de trineo actuales se establecieron en el noreste Ártico asiático hace 9500 años. Los resultados del estudio implican que la combinación de estos perros adaptados al clima gélido con el desarrollo de los trineos facilitó la subsistencia humana al final del Pleistoceno en el Ártico.

El perro es el mejor y más antiguo amigo del ser humano. Sin embargo, a pesar de las décadas de estudio, todavía no hay un consenso respecto cuando y donde se domesticaron los perros por primera vez y cuando fueron incluidos en algunas de las actividades humanas que han llegado a día de hoy. Estudios anteriores habían apuntado a que lobos y perros evolucionaron de un linaje de lobos ya desaparecido hace unos 15000 años, antes de que los humanos formaran las sociedades agropecuarias.

La principal ascendència dels gossos de trineu moderns s’origina a Sibèria fa 9500 anys i que van ser fonamentals per a la supervivència de les poblacions humanes del nord-est de l’Àrtic asiàtic.

En los últimos años, han aparecido en Siberia artefactos del paleolítico superior (hace entre 30.000-10.000 años) de hueso cortado, cornamenta y marfil similares a las herramientas empleadas por los inuit modernos para asegurar las correas del arnés de los perros, lo que sugiere los orígenes antiguos de los trineos de perros. También destacan los hallazgos arqueológicos de la Isla de Zhokhov (Nueva Siberia, Rusia), donde se han identificado pruebas de tecnología de trineos y fósiles de perro de más de 9000 años de antigüedad.

Ahora, un equipo de investigación internacional co-liderado por Tomàs Marquès-Bonet, investigador principal del IBE y por Anders J. Hansen y M. Thomas P. Gilbert del Globe Institute, ha realizado un estudio genómico que ha permitido profundizar en cómo se dio el origen y la domesticación temprana de los perros de trineo. Los resultados del estudio indican que la principal ascendencia de los perros de trineo modernos se origina en Siberia hace 9500 años y que fueron fundamentales para la supervivencia de las poblaciones humanas del noreste del Ártico asiático.

Adaptaciones al Ártico que vienen de lejos

El equipo de investigación ha secuenciado el genoma de 10 perros de trineo modernos de Groenlandia, y ha reconstruido el genoma antiguo de un perro de 9500 años descubierto en la Isla de Zhokhov (Nueva Siberia, Rusia) - asociado a evidencias arqueológicas de tecnología de trineos -, y el de un lobo de Siberia de más de 30000 años para compararlos. En su análisis, el equipo ha encontrado una gran semejanza genética entre el fósil del perro de Zhokhov y los perros de trineo modernos, una raza indígena usada para la caza en trineo por los inuit en la actualidad.

El análisis genómico ha revelado que los perros de trineo actuales muestran adaptaciones a las condiciones y la actividad en el clima ártico en sus genes similares a las observadas en el fósil del perro de Zhokov, en particular a la temperatura, la actividad física en condiciones extremas y la alimentación pobre en almidón.

Han confirmado que provienen del noroeste del Ártico asiático de hace 9500 años, donde apareció la tradición del uso de perros para tirar de los trineos en desplazamientos de hasta 1500 km. 

El equipo de investigación ha identificado el gen TRPC4, involucrado en la sensibilidad a la temperatura, como ya se había observado en mamuts adaptados al frío. Otro gen muy diferenciado en los perros de trineo es el gen CACNA1A, involucrado en la adaptación a la hipoxia, con un posible papel beneficioso para la actividad física en el Ártico. En relación a la alimentación, el análisis genómico reveló que ni el perro de Zhokhov ni los perros modernos de tiro muestran adaptaciones genéticas a una dieta rica en almidón, como sí lo hacen muchas otras razas de perro adaptadas a las sociedades agropecuarias.

El estudio genómico también ha confirmado que los perros de tiro se cruzaron en algún momento con una población de lobos que se extinguió, pues se ha detectado un flujo genético procedente de lobos siberianos del Pleistoceno.

Indicios de domesticación

El equipo de investigación cruzó la información genómica con otras evidencias arqueológicas con el fin de reconstruir la historia evolutiva y la relación entre el perro de Zhokhov y los perros de trineo actuales. "Este estudio genómico ha permitido identificar las variaciones genómicas clave que definen el perro de trineo moderno, y ha confirmado que provienen del noreste del Ártico asiático hace 9500 años, donde apareció la tradición del uso de perros para tirar de los trineos en desplazamientos de hasta 1500 km", comenta Marc de Manuel, primer autor del estudio e investigador post doctoral hasta recientemente en el grupo de Genómica Comparativa del IBE.

Dado que los perros de trineo son uno de los linajes de cánidos más antiguos de los que han llegado a la actualidad, la información revelada en su genoma puede ser clave en la investigación del origen de los perros, todavía en entredicho. 

En conjunto, las evidencias genómicas y los restos de tecnología relacionadas con el uso de trineos halladas en el sitio de Zhokhov apuntan a que los trineos de perros supusieron una ventaja para los viajes y transporte de larga distancia de recursos esenciales para el mantenimiento de las comunidades en el noreste del Ártico asiático al principio del Holoceno. "Los perros se adaptaron al estilo de vida de los humanos en el Ártico, y muy posiblemente fueron esenciales para llevar a cabo tareas como la cacería y el suministro de alimentos a la comunidad", comenta de Manuel.

Reconstruyendo la historia evolutiva de los cánidos

Dado que los perros de trineo son uno de los linajes de cánidos más antiguos de los que han llegado a la actualidad, la información revelada en su genoma puede ser clave en la búsqueda del origen de los perros, aún en entredicho. "Los perros han acompañado durante milenios a los humanos. La combinación de datos genómicos con evidencias arqueológicas puede arrojar mucha luz a la historia y la evolución de los cánidos y también a su papel en las sociedades humanas más antiguas", concluye Marquès-Bonet.

Este estudio podría ser de utilidad en el desarrollo de planes de conservación para los perros de trineo, actualmente en peligro de extinción.

Artículo de referencia: 
Arctic-adapted dogs emerged at the Pleistocene–Holocene transition; Science; DOI: 10.1126/science.aaz8599. 

Multimèdia

Multimedia

Multimedia

Categorías:

Per a més informació

Para más información

For more information

Notícia publicada per:

Noticia publicada por:

News published by:

Unitat de Comunicació i Projecció Institucionals

Unidad de Comunicación y Proyección Institucionales

Institutional Communication and Promotion Unit