PRBB i Campus Universitario Mar - UPF

En el marco de la Facultad de Ciencias de la Salud y de la Vida y del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud, la Universidad Pompeu Fabra lanzó, de manera pionera, en 1998, una licenciatura en Biología claramente orientada hacia la Biología Humana.  

En el año 2008, la licenciatura en Biología se adaptó para dar lugar al grado en Biología Humana. En el mismo año se inició el grado en Medicina, impartido de manera conjunta por las universidades Pompeu Fabra y la Autónoma de Barcelona. Este fue el primer caso de grado interuniversitario en todo el país. Actualmente, la Facultad de Ciencias de la Salud y de la Vida acoge los grados en Biología Humana, Medicina (UPF-UAB), Ingeniería Biomédica y Bioinformática, además de los másteres propios en Investigación Biomédica, Bioinformática para las Ciencias de la Salud, Industria Farmacéutica y Biotecnología, Laboratorio de Análisis Clínicos y Salud Pública, y el programa de doctorado en Biomedicina.

Por otro lado, el crecimiento del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud se ha basado en el riguroso proceso de selección de sus miembros, muchos de los cuales han sido reclutados a través de convocatorias competitivas como ICREA o Ramón y Cajal. La investigación desarrollada en el Departamento le valió su reconocimiento, en el año 2015, como Unidad de Excelencia María de Maeztu por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO).

En 2014, el premio Nobel de Medicina Sydney Brenner fue nombrado doctor honoris causa por la UPF a petición de la Facultad y del Departamento.

Desde sus inicios, el Departamento y la Facultad han apostado firmemente por la integración de la investigación y la docencia. Para ello se ha desarrollado un proyecto en el que la investigación científica está presente a lo largo de toda la formación de los estudiantes de grado, posgrado y doctorado. La culminación de este proyecto de integración llega en el año 2016, con la fusión del Departamento y la Facultad en una única Unidad de Coordinación Académica que conserva el nombre de Facultad de Ciencias de la Salud y de la Vida. Este innovador sistema de organización mejora la agilidad y fluidez institucionales, y aporta una mejora en la eficacia. Sólo de esta manera se podrán mantener y superar los buenos resultados obtenidos en docencia y en investigación hasta ahora y mejorar la prestación de los servicios asociados a sus tres grandes misiones: docencia, investigación y transferencia.