Noticias Noticias

Volver a la página índice
Atrás

“Que las mujeres se sientan cómodas y estén informadas es necesario para avanzar hacia la toma de decisiones sobre sus partos”

“Que las mujeres se sientan cómodas y estén informadas es necesario para avanzar hacia la toma de decisiones sobre sus partos”

Entrevistamos a María López Toríbio, una de las ganadoras de los premios a la investigación en género convocados por UPF Igualtat, con su trabajo final del Máster en Salud Pública. 

22.10.2019

Imatge inicial

María López Toríbio es una de las ganadoras de los premios a la investigación en género de la UPF, con su trabajo final del Máster en Salud Pública “Barreras y oportunidades para la participación de las mujeres en las decisiones relacionadas con la atención al parto”. Estos galardones, convocados por la Unidad de Igualdad, se entregaron el pasado lunes 21 de octubre en la IV edición de las Jornadas del Centro de Estudios de Género (CEdGE). Tienen como objetivo promover la incorporación de la perspectiva de género en los estudios para avanzar hacia la igualdad de género.

María estudió Medicina en la Universidad Complutense de Madrid, el Máster en Salud Pública en la UPF durante sus dos primeros años de residencia, y, actualmente es residente de tercer año de Medicina Preventiva y Salud Pública en el Hospital Clínic. Hablamos con ella sobre su trabajo de fin de máster y lo que ha supuesto este reconocimiento.

 

¿Cómo valoras que tu trabajo haya sido premiado? ¿Qué te parece que haya iniciativas para fomentar los trabajos de investigación en género?

En parte ha sido una sorpresa y es un reconocimiento muy bonito, contribuye a valorar que la maternidad y el trato a las mujeres durante el parto también es una cuestión de género. Además, tengo la sensación de que la investigación sobre el parto o la maternidad no está tan de moda como otros temas, por eso también me parece una oportunidad para darle más visibilidad. A veces puedes encontrar barreras para realizar estas investigaciones y un reconocimiento puede ayudar a que estas investigaciones continúen.

Quisimos evaluar si las mujeres están pudiendo tomar decisiones en sus partos y de qué forma lo hacen.  

 

¿Cuál fue el tema de tu TFM y los principales objetivos?

La idea fue de mi tutora, la doctora Anna Llupià, ella es médico especialista de Medicina Preventiva y Salud Pública, trabaja como epidemióloga en el Hospital Clínic y además gestiona el área de seguridad clínica del Instituto de Ginecología y Obstetricia y me propuso hacer algo relacionado con la mejora de la atención al parto. En parte surgió de artículos publicados sobre cómo se usan los planes de parto en la actualidad, que ponen en duda su utilidad en la práctica clínica. Un plan de parto es un documento que se ideó para que las mujeres pudieran expresar sus decisiones sobre su parto a los profesionales sanitarios en un intento de que las mujeres ganaran más control sobre su proceso. Se empezaron a utilizar en Europa en los años 80 y se implantaron en España a partir de los 2000. En muchos hospitales lo usan, pero no se sabe hasta qué punto es una herramienta útil en la práctica clínica para que las mujeres puedan expresar sus decisiones. De ahí vino la idea del trabajo, quisimos evaluar si las mujeres están pudiendo tomar decisiones en sus partos y de qué forma lo hacen.  

 

¿Qué te motivó a elegir este tema para tu TFM?

Me pareció un tema muy bonito, sobre el que me apetecía mucho aprender. También porque me considero feminista y está muy acorde con mi pensamiento y mis intereses. Aunque yo no he sido madre ni sabía mucho sobre el tema previamente, las experiencias de partos de mujeres de mi entorno hacen que de algún modo tenga más sensibilidad hacia un aspecto que creo que se puede mejorar en la práctica clínica.

 

¿Cómo llevasteis a cabo el estudio?

Decidimos hacer un estudio cualitativo mediante grupos focales porque nos interesaba conocer en profundidad la visión de las mujeres. Se hacen encuestas de satisfacción, que suelen presentar opciones cerradas y los resultados en muchas ocasiones son buenos, pero no se sabe muy bien por qué sigue habiendo tensión entre las mujeres y los profesionales en algunos aspectos.

Hicimos tres grupos focales en el Hospital Clínic, en los que participaron 23 mujeres en total, entre 6 y 10 mujeres por grupo y esto permitió que interaccionaran entre ellas y reflexionaran sobre su parto y sobre si tomaron decisiones o no, que es un tema que en ocasiones no se habían planteado antes. Realizamos el estudio en colaboración con el Servicio de Medicina Materno Fetal del Clínic, que nos apoyó desde el inicio .

Consideramos que existe baja cultura de participación en salud en el parto y que debemos mejorar la información que se da a las mujeres y también los apoyos que reciben durante el parto. 

 

¿Cuáles fueron los principales resultados que obtuvisteis?

El principal resultado es ver que muchas mujeres no pudieron tomar decisiones. A algunas les pareció bien porque no tenían expectativas de tomarlas y entonces confiaron en las decisiones que tomaron los sanitarios por ellas. Pero las que sí tenían intención de tomarlas en ocasiones lo vivieron mal porque tuvieron que estar muy activas para lograrlo. Había una mujer que decía: “siento que si no me lo hubiera preparado tanto, hubiera tenido un parto mucho peor, porque no me hubieran dejado decidir cosas que creo que decidí porque las luché”. Y creo que este es el aspecto a mejorar, consideramos que existe baja cultura de participación en salud en el parto en nuestro medio y que necesitaríamos mejorar la información que se da a las mujeres y también mejorar el trato y los apoyos que reciben durante el parto.

Que las mujeres se sientan cómodas y estén bien informadas es necesario para avanzar hacia la toma de decisiones. Hay algunas decisiones relacionadas con el parto que se cumplen más y otras menos. Tanto en el preparto, como el parto o el postparto parece que hay aspectos que se podrían mejorar. Desde la dilatación, en qué posición quieres estar, qué ropa quieres llevar, qué acompañantes quieres que estén presentes, qué tipo de anestesia quieres usar, qué tipo de inicio de parto quieres tener, qué acompañamiento profesional y técnico deseas… Son aspectos sobre los que se debería poder decidir, pero esto no siempre ocurre en la práctica. Algo que las mujeres señalaron fue que para ellas era muy importante que se les fueran informando y preguntando durante el proceso de parto, así aunque sea una situación en ocasiones impredecible asegurarse de que la mujer está tomando decisiones y teniendo un rol activo en el parto puede ayudar a tener una mejor experiencia, aunque el parto no evolucione como en principio se deseaba. 

 

También está la parte positiva de que cada vez existe más sensibilidad hacia este tema y se ha mejorado mucho en los últimos años.

 

¿Y qué conclusiones extraéis al respecto?

A mí me sorprendieron algunos resultados del estudio, esperaba que hubiera cosas a mejorar pero quizás no tantas. Concretamente, el Hospital Clínic fue uno de los primeros que impulsó programas para humanizar el parto. Por eso pensé que, si este es uno de los hospitales que mejor trata a las mujeres, en otros hospitales que no tienen esta trayectoria queda mucho por hacer. Me da la sensación de que, en la línea médica, la obstetricia muchas veces se centra más en investigaciones sobre avances como el diagnóstico prenatal o  terapias punteras para tratamientos, creo que el componente más social está un poco olvidado, aunque a lo mejor sea más sencillo en cuanto a recursos.

Aunque para mejorar la participación de las mujeres en la toma de decisiones en el parto, también serían necesario aumentar los recursos, muchas mujeres expresaron que se sintieron “abandonadas” y esto lo atribuyeron a la sobrecarga asistencial de los profesionales. Desde hace tiempo, se ha reivindicado el “one for one” una matrona para cada parto, condición que ha día de hoy no se ha cumplido. Por otro lado, supongo que también está la parte positiva de que cada vez existe más sensibilidad hacia este tema y se ha mejorado mucho en los últimos años.

 

¿Qué destacarías del Máster en Salud Pública?

Mi experiencia ha sido muy buena y me ha gustado mucho el Máster, lo recomiendo y creo que te forma muy bien. Es duro en cuanto a carga de trabajo, pero creo que es una temática muy interesante y, además muy amplia: desde evaluar políticas de salud a diseñar  programas de promoción de la salud.

 

¿Cómo te gustaría continuar tu carrera profesional?

Me gustaría hacer el doctorado, probablemente siguiendo esta línea de investigación sobre promoción de la salud materno infantil. Es un tema que me interesa y ha sido una experiencia muy bonita.

 

Más información sobre la jornada y la entrega de premios y lista de los ganadores

 

Multimèdia

Multimedia

Multimedia

Categorías: