Atrás "Este año pondremos en marcha un plan de actuaciones ambicioso en relación al uso del catalán en la UPF"

"Este año pondremos en marcha un plan de actuaciones ambicioso en relación al uso del catalán en la UPF"

Hablamos con Mireia Trenchs, Comisionada de Política Lingüística de la UPF. Ha liderado el Equipo de Respuesta Rápida (ERR) sobre las lenguas de la docencia en la Universidad. Los ERR son equipos interdisciplinares formados por miembros de todos los colectivos de la Universidad que tienen como objetivo buscar soluciones innovadoras a temas clave que afectan a la UPF.

19.01.2022

Imatge inicial

Una de las primeras acciones que se han iniciado con el nuevo equipo de gobierno de la UPF es la puesta en marcha de los Equipos de Respuesta Rápida (ERR). Se trata de equipos interdisciplinares formados por miembros de todos los colectivos de la Universidad (estudiantes, PAS, PDI y Alumni) y, en algún caso, por personas externas, que tienen como objetivo buscar soluciones innovadoras a temas clave que afectan la Universidad Pompeu Fabra.

Como su nombre indica, son grupos de trabajo que, en un período de tiempo corto, un máximo de 90 días, deben diagnosticar, evaluar y proponer soluciones aplicables. Hasta ahora, se han llevado a cabo siete sobre temas tan diversos como la organización de los horarios de docencia, la mejora de la relación con los profesores asociados o la estrategia a seguir con los alumni.

Mireia Trenchs, catedrática de Lingüística Aplicada a la Lengua Inglesa y Multilingüismo del Departamento de Humanidades y Comisionada de Política Lingüística de la UPF, ha sido una de las personas que ha liderado uno de estos equipos. En su caso, el equipo ha tratado específicamente el tema de las lenguas de la docencia para identificar estrategias de política lingüística que mejoren la distribución de las tres lenguas, catalán, castellano e inglés en las titulaciones y su uso en el aula.  

Mireia Trenchs es catedrática de Lingüística Aplicada a la Lengua Inglesa y Multilingüismo del Departamento de Humanidades. Actualmente, es la Comisionada de Política Lingüística de la Universidad. Ha tenido varios cargos en la Universidad, entre ellos, vicerrectora de Docencia y Ordenación Académica y Decana de la Facultad de Humanidades. Como investigadora de los grupos de investigación GREILI-UPF (Grupo de Investigación en Espacios Interculturales, Lenguas e Identidades) y ALLENCAM (Adquisición de Lenguas desde la Cataluña Multilingüe), dedica su investigación a estudios sobre ideologías y prácticas lingüísticas en contextos de multilingüismo y multiculturalidad, sobre adquisición y enseñanza de lenguas, y sobre competencia transcultural en contextos educativos internacionalizados y estancias en el extranjero. Es miembro de la Junta Directiva del CEL/ELC (Conséil Européen des Langues) y de la SOCS (Sociedad Catalana de Sociolingüística), además de vocal del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo de Cataluña y miembro del Regional Advisory Committee (Europe ) de The Global Council for Anthropological Linguistics (GLOCAL) de la SOAS-University of London.

Has liderado el Equipo de Respuesta Rápida sobre las lenguas de la docencia. ¿Qué ha motivado su creación y qué objetivos persigue?

Una de las líneas estratégicas del actual equipo de gobierno es la promoción de la participación de los miembros de la comunidad universitaria para repensar cómo hacemos las cosas. Los Equipos de Respuesta Rápida (ERR) son equipos interdisciplinares que trabajan sobre distintos temas clave a transformar en nuestra Universidad y que están formados voluntariamente por profesores, compañeros del PAS, estudiantes y alumni. Realizan una diagnosis de los problemas y de forma abierta realizan un conjunto de propuestas que se pueden integrar en los diferentes planes de actuación de la UPF. Éste ha sido el caso del ERR sobre lenguas en la docencia.

¿Quién ha formado parte de este Equipo de Respuesta Rápida?

El Equipo de Respuesta Rápida lo han formado personas de todos los colectivos de la Universidad: docentes, personal de administración y servicios, estudiantes, alumni y, en este caso concreto, también se ha invitado a personas externas, de Plataforma per la Llengua.

Del PDI, han formado parte los profesores Josep Ferrer, catedrático de Derecho Civil, ex decano de la Facultad de Derecho y ex vicerrector de Relaciones Internacionales, Josep Maria Castellà, profesor titular de Filología Catalana y Decano de la Facultad de Humanidades, y Carmen López, profesora titular de Filología Hispánica e investigadora del Grupo de Investigación en Aprendizaje y Enseñanza de Lenguas (GRAEL). Como miembros del PAS, han participado Coro Pozuelo, vicegerente del área de docencia, Maria Naranjo, directora de Idiomas UPF, Xavier Martínez Granell, jefe de la UGA de Economía y Empresa y Anna Petit, técnica de la Unidad de Proyectos, Estudios y Calidad que nos daba soporte técnico. Además, han participado el estudiante de grado Eduard Pla y el alumni de Humanidades Guillem d’Efak Fullana, director de Comunicación y Responsabilidad Social Corporativa y Coordinador del Programa Asistencial de Expertesa Arts en Salut en el Instituto Catalán de la Salut, ex director de la Agencia Literaria Carmen Balcells, expresidente de la editorial Tria Llibres y ex director y fundador de Barcelona International Training & Education. Por último, ha participado también como invitado Biel Pallarès, miembro de la comisión de educación de Plataforma per la Llengua.

¿En qué punto dirías que nos encontramos como Universidad en relación con la distribución del uso del catalán, el castellano y el inglés como lenguas de docencia?

El curso 2020-2021 ofrecimos un 48,5% de horas de docencia impartidas en catalán en los grados, un 23,5% en castellano y un 28% en tercera lengua, mayoritariamente en inglés. Este porcentaje incluye también los grados impartidos en inglés y los grados de la UCA de Traducción y Ciencias del Lenguaje. Si se tienen en cuenta estos grados, los porcentajes cambian ligeramente hasta un 53% en catalán, 26% en castellano y 21% en tercera lengua. En cuanto a los masters, ofrecimos un 60% en tercera lengua, un 32% en castellano y un 8% en catalán.

¿Se constataría, quizás, que el inglés está en una muy buena posición y que habría que aumentar la presencia del catalán?

En la gran mayoría de los grados existe una presencia importante del inglés como lengua de docencia lo que asegura, tal y como era el objetivo del anterior Plan de Acción por el Multilingüismo (PAM), que todos los estudiantes de la UPF tengan formación en sus disciplinas en esta lengua y, por tanto, suficiente dominio para desarrollarse en su futuro profesional o académico. Sin embargo, en algún grado habría que asegurar mejor esta formación en lengua extranjera. En cuanto al catalán, la gran mayoría de grados en la UPF ofrecen un porcentaje importante de asignaturas impartidas en catalán, tanto obligatorias como optativas. Sin embargo, es necesario que todos los responsables académicos seamos conscientes de que hay que velar por mantenerlas y para asegurar que todos los estudiantes de grado puedan tener un porcentaje elevado de asignaturas impartidas en catalán dentro de su itinerario individual de estudios. En algunos ámbitos, además, es necesario realizar un esfuerzo añadido para ofrecer más docencia impartida en catalán para asegurar una mejor formación, sobre todo en primer y segundo curso de los estudios, que es el momento en que se asientan las bases disciplinarias, se adquieren los conocimientos terminológicos especializados y se desarrollan habilidades en géneros textuales propios de cada disciplina.

"Es necesario que todos los responsables académicos seamos conscientes de que hay que velar por mantenerlas y para asegurar que todos los estudiantes de grado puedan tener un porcentaje elevado de asignaturas impartidas en catalán dentro de su itinerario individual de estudios"

¿Qué dibujo nos deja el diagnóstico realizado a través del Equipo de Respuesta Rápida?

Lo que acabo de explicar en relación con las lenguas de docencia es precisamente parte de la diagnosis que llevó a cabo el Equipo de Respuesta Rápida. Además, hemos constatado que, dado el incremento de estudiantes y profesorado internacionales, es necesario visibilizar mejor que la UPF es una universidad catalana en la que el catalán es lengua institucional y de trabajo. Así, estos colectivos serían más conscientes de ello e incorporarían más fácilmente esta lengua a su repertorio lingüístico, incluso antes de su llegada a la universidad. El ERR también ha remarcado que PDI, PAS y estudiantes de la UPF, tanto locales como internacionales, no conocen suficientemente bien los principios de transparencia y seguridad lingüísticas como derechos y deberes y que es necesario, por tanto, mejorar la información que damos en relación a los usos lingüísticos académicos y a las normativas lingüísticas. El objetivo sería evitar incidencias relativas a las lenguas de docencia que, aunque escasas y en porcentajes similares a otras universidades catalanas, siguen dándose en las aulas.

"Dado el incremento de estudiantes y profesorado internacionales, es necesario visibilizar mejor que la UPF es una universidad catalana en la que el catalán es lengua institucional y de trabajo"

¿Y qué medidas concretas se prevén impulsar en los próximos meses para fomentar el aumento de la presencia del catalán como lengua de docencia?

Como Comisionada, acabo de preparar un primer plan de actuaciones en el ámbito de la política lingüística en la UPF y, en concreto, en relación al uso del catalán; estas actuaciones se irán trabajando e implementando a lo largo de 2022 y 2023. Este primer plan, que estará disponible para toda la comunidad universitaria cuando sea aprobado formalmente, nace como resultado del trabajo realizado por el Equipo de Respuesta Rápida, así como de mis análisis y reflexiones entre los meses de septiembre y diciembre de 2021 y mi participación en la Comisión de Lengua de la Xarxa Vives y la Comisión de Política Lingüística del Consejo Interuniversitario de Cataluña. Este primer Plan de Actuaciones se presentará en el Consejo de Dirección de la UPF, en la Comisión de Política Lingüística de la Universidad, en el Consejo de Gobierno, en el Claustro y en el Consejo Social. Su presentación y deliberación en estos órganos permitirá su modificación, así como la inclusión de otras actuaciones que se consideren oportunas. Seguiremos contando también con el asesoramiento de la Cátedra Pompeu Fabra.

De todas las medidas que se mencionan en el Plan querría destacar dos que serían las más urgentes y que se corresponden a acuerdos adoptados por el Claustro de la UPF el 1 de diciembre de 2021. En primer lugar, y durante este trimestre académico, es necesario que los responsables académicos de cada ámbito y grado —excepto en aquellas titulaciones que, según el plan de estudios, deban impartirse en inglés— detecten déficits de docencia en catalán y diseñen las acciones más pertinentes para las características de su ámbito que permitan asegurar el aumento de docencia en catalán, sobre todo en los dos primeros cursos del grado. Esto es especialmente necesario en aquellos estudios en los que actualmente no se llega al 60% de docencia impartida en catalán.

"Es necesario que los responsables académicos de cada ámbito y grado detecten déficits de docencia en catalán y diseñen las acciones más pertinentes para las características de su ámbito que permitan asegurar docencia en catalán"

En segundo lugar, ya hemos empezado a incentivar la formación continuada en lenguas del profesorado, y en especial en catalán, desde el inicio de su contratación, mediante un incremento de la oferta de formación de Idiomas UPF desde el nivel A1 hasta el C2. Esta formación permitirá facilitar la acreditación de suficiencia lingüística del profesorado que exige el Decreto 128/2010, de 14 de septiembre. También querríamos que más profesores, no necesariamente nativos en la lengua catalana, se atrevan a hacer docencia en catalán y, por eso, hemos añadido a la oferta de Idiomas UPF un curso metodológico de apoyo. Además, queremos promover la publicación de materiales en lengua catalana.

En un panorama de creciente internacionalización de las universidades, ¿cómo podemos hacer compatible el aumento de la presencia del catalán con el aumento de estudiantes venidos de fuera?

Se puede hacer completamente compatible si ponemos en marcha algunas de las actuaciones del Plan. En primer lugar, es necesario informar bien a los estudiantes de fuera de Cataluña sobre la situación de las lenguas en Cataluña y en la universidad: en concreto, el uso del catalán como lengua institucional, de docencia y de trabajo; también es necesario informarles claramente, desde el primer día de su llegada, sobre el concepto de seguridad lingüística. En segundo lugar, es necesario ofrecer a los estudiantes que sean de fuera de Cataluña cursos de catalán y de intercomprensión lingüística presenciales y online, MOOCs y materiales de autoaprendizaje de nivel básico A1 y A2 en línea previos a su llegada a la UPF. En tercer lugar, es necesario ofrecerles formación continuada en lengua catalana durante su estancia en la UPF. Por último, y como actuación más importante, habría que incentivar, mediante certificados, reconocimientos específicos o menciones, su interés y esfuerzo por el aprendizaje de la lengua; en el caso de aquellos que logren niveles más altos de formación o con bagaje lingüístico románico, podríamos incentivar también que se matriculen en asignaturas impartidas en catalán.

"Hay que informar bien a los estudiantes de fuera de Cataluña sobre la situación de las lenguas en Cataluña y en la universidad, en concreto, el uso del catalán como lengua institucional, de docencia y de trabajo"

¿Y cómo aseguramos que el idioma de docencia se respeta y no se cambia a media asignatura?

La normativa de la UPF al respecto es muy clara: según el principio de seguridad lingüística, es necesario respetar la lengua de docencia asignada a una asignatura o grupo concreto. Como he dicho, todavía se dan algunas incidencias al respecto, aunque, como ha informado el Consejo Interuniversitario de Cataluña, en porcentajes muy bajos y similares a los de otras universidades catalanas. Sin embargo, no queremos conformarnos y necesitamos acciones para mejorar en este sentido. Por un lado, estamos ampliando los canales disponibles para vehicular incidencias relacionadas con la lengua de docencia. Por otra parte, también llevaremos a cabo acciones para mejorar la información que PDI, PAS y estudiantes tienen sobre los conceptos de la transparencia y la seguridad lingüísticas en la docencia; esto podría hacerse mediante una campaña informativa en espacios de la UPF, en los cursos de formación de profesorado novel y en la documentación de bienvenida o acogida tanto de profesorado nuevo como de estudiantes internacionales.

"La normativa de la UPF al respecto es muy clara: según el principio de seguridad lingüística, es necesario respetar la lengua de docencia asignada a una asignatura o grupo concreto"

¿Qué trabajo se está realizando con agentes externos en relación con las lenguas en la universidad?

Como he mencionado antes, la UPF mantiene presencia activa desde hace años en la Comisión de Lengua de la Xarxa Vives interuniversitaria y prestamos especial atención a sus Planes anuales de Política Lingüística para incorporar las acciones que se impulsan. Como Comisionada, también formo parte de la Comisión de Política Lingüística del Consejo Interuniversitario de Cataluña donde se toman acuerdos vinculantes para todas las universidades. Por último, como también he mencionado, hemos intercambiado impresiones con miembros de Plataforma per la Llengua que se han interesado por el trabajo de nuestro Equipo de Respuesta Rápida e invitamos a uno de sus miembros a asistir a dos de nuestras sesiones de trabajo.

Últimamente, se han dado a conocer datos que indican un retroceso del uso del catalán generalizado en Cataluña. ¿Cómo puede ayudar la Universidad a revertir esta situación?

La Universidad puede contribuir a revertir esta situación si aseguramos que el catalán, no sólo es lengua de docencia en grados y másteres, sino que es lengua de uso institucional y de trabajo en todos los espacios y ámbitos de la UPF. También debemos asegurar que se utilice como lengua científica para producir conocimiento en la elaboración de trabajos de grado y de fin de máster y de tesis doctorales y lengua de trabajo y para divulgarlo en conferencias especializadas y encuentros académicos como lecciones inaugurales, mesas redondas, simposios y jornadas con expertos de renombre.

“La Universidad puede contribuir a revertir esta situación si aseguramos que el catalán, no sólo es lengua de docencia en grados y másteres, sino que es lengua de uso institucional y de trabajo en todos los espacios y ámbitos de la UPF, además de lengua científica que se utiliza para producir conocimiento”

Multimedia

Categorías:

ODS - Objetivos de desarrollo sostenible:

Els ODS a la UPF

Contact

Para más información

Noticia publicada por:

Unidad de Comunicación y Proyección Institucionales