Atrás

La deuda en "start-ups" atrae a inversores privados

La deuda en "start-ups" atrae a inversores privados

Un estudio elaborado por Mircea Epure (UPF) y Martí Guasch (Universidad de Tilburg) analiza la relación entre la deuda contraída por las empresas de nueva creación y el capital privado que atraen. El trabajo académico pone de manifiesto que la deuda impone unos procesos de gobernanza empresarial a las start-ups, que los inversores de capital interpretan como una señal de confianza.

19.06.2020

Imatge inicial

La creciente oferta de inversión privada en etapas iniciales de la empresa estimula el empleo, los salarios, y la propia creación de nuevas compañías a nivel agregado. Dicha inversión es una alternativa muy importante de financiación en empresas de nueva creación (start-ups), y es especialmente crítica para el crecimiento, la innovación, y la supervivencia de las mismas.

No obstante, los inversores son muy cautos a la hora de invertir en estas etapas iniciales. Las start-ups operan en entornos muy inciertos y carecen de historial empresarial, y los inversores precisan de todo tipo de “señales” para informar sus procesos de tomas de decisión.

"Los inversores externos confían en el valor de la deuda, que viene dado por su papel fundamental en la gobernanza efectiva de la empresa".

Un estudio realizado por los investigadores Mircea Epure (Departamento de Economía y Empresa de la UPF) y Martí Guasch (Universidad de Tilburg) publicado el pasado mes de marzo en la revista Journal of Business Venturing analiza la relación entre la deuda contraída por la start-up —una via mediante la cual se puede canalizar información— y el capital privado atraído por la misma.

El trabajo pone de manifiesto que la deuda impone unos procesos de gobernanza empresarial (por ejemplo, limita la discreción del emprendedor sobre los flujos de caja y propicia una gestión más profesionalizada de la compañía) que funcionan como señal fiable y de confianza para inversores de capital en las etapas iniciales.

Esta mayor gobernanza corporativa alivia las asimetrías de información asociadas a este tipo de inversiones y facilita el acuerdo entre emprendedor e inversor. Los investigadores afirman: "Los inversores externos confían en el valor de la deuda, que viene dado por su papel fundamental en la gobernanza efectiva de la empresa. La buena gestión de la deuda actúa como mecanismo de gobierno que aumenta la rendición de cuentas y puede transmitir información valiosa a terceras partes".

Importancia de la deuda corporativa frente a la deuda personal

Los investigadores relacionan la deuda corporativa (en nombre de la sociedad) de la deuda personal (en nombre del emprendedor): afirman que la gestión y el valor de señalización de la deuda es más marcada en el caso de la deuda corporativa, que actúa como un mecanismo de gobernanza, y que está sometida a un cribado y un control de la actividad de la empresa más rigurosos, mientras que la deuda personal actúa principalmente como señal del compromiso del emprendedor.

"Con un alto nivel de deuda corporativa, y en presencia de deuda personal, el emprendedor no sólo es responsable de cara a proveedores de capital externos —que hacen un seguimiento de la actividad de la empresa—, sino que también firma un compromiso personal con la empresa, lo que añade valor a la señal de cara a los inversores externos", aseguran los autores.

La señal de mejor gobernanza impuesta por la deuda es más importante para inversores en industrias con más necesidades de capital.

Aunque el análisis del estudio es general, demuestra que la señal de mejor gobernanza (impuesta por la deuda) es más importante para inversiones en industrias con mayores necesidades de capital. "Los prestadores pueden instituir un mecanismo de gobernanza más efectiva en industrias intensivas en capital que precisan de mayores volúmenes de financiación para escalar sus modelos de negocio", afirman.

El trabajo utiliza la Kauffman Firm Survey (KFS) para confirmar sus predicciones: una encuesta que sigue durante ocho años a cerca de 5.000 empresas independientes fundadas en 2004 en EE.UU.

Conciliar las perspectivas de inversores y prestamistas: repercusiones empresariales y políticas

A través de la visibilización de los mecanismos de control y gobernanza que instaura la deuda, el estudio concilia algunas de las perspectivas contrastadas de los prestadores con las de los inversores, obligados a interpretar la información limitada que poseen.

Los prestadores suelen centrarse en mecanismos de gobernanza que minimizan el riesgo de pérdida, mientras que los inversores buscan (y financian) empresas con un potencial de crecimiento elevado. Aunque los incentivos y/o perspectivas de financiación puedan no coincidir entre prestamistas e inversores, estos últimos valoran positivamente las implicaciones empresariales de la contratación de deuda (por ejemplo, superar procesos de filtraje en entidades financieras o mayor rendición de cuentas). En su conjunto, la obtención de deuda mejora la gobernanza corporativa —a veces de manera inconsciente para el emprendedor—, un aspecto que resulta ser muy informativo para inversores en etapas iniciales, que están en busca continua de indicios de calidad.

Por otra parte, los autores del estudio afirman que sus resultados pueden tener repercusiones para emprendedores y responsables políticos. "Los empresarios podrían confiar en el papel que puede tener la deuda para indicar que son responsables ante terceros, a través de canales como, en un primer momento, las relaciones banco-empresa", aseguran.

Trabajo de referencia: Epure, Mircea, y Guasch, Martí (2020). Debt signaling and outside investors in early stage firms. Journal of Business Venturing, 35(2): 105929. https://doi.org/10.1016/j.jbusvent.2019.02.002

Multimèdia

Multimedia

Multimedia

Per a més informació

Para más información

For more information

Notícia publicada per:

Noticia publicada por:

News published by:

Unitat de Comunicació i Projecció Institucionals

Unidad de Comunicación y Proyección Institucionales

Institutional Communication and Promotion Unit