Muchos mensajes que circulan por los medios y las redes aseguran que beber con moderación es saludable, especialmente para el corazón. Pero esta idea es un mito porque no está respaldada por pruebas científicas sólidas. Lo cierto es que no hay razones para beber alcohol con moderación ni para empezar a beber por motivos de salud. Paso a paso, desmontamos este mito.

Evaluación

El mensaje: “El consumo moderado de alcohol es beneficioso para la salud” es falso

Mientras la relación del consumo de alcohol con el cáncer y las enfermedades hepáticas está bien documentada y fuera de toda duda, persiste un cierto debate sobre el supuesto efecto protector del alcohol sobre las enfermedades cardiovasculares. Este debate tiene que ver con algunos recientes estudios de calidad baja o muy baja que se han utilizado como base para difundir el mensaje de que “el consumo ligero o moderado de vino puede ser beneficioso para salud”.

Sin embargo, a la luz de las evidencias científicas actuales, este mensaje es falso. El alcohol es uno de los agentes que causa más enfermedades y muertes en el mundo. No existe ninguna justificación para recomendar beber alcohol de forma moderada ni para empezar a beber por razones de salud. La idea de que el consumo moderado de alcohol es beneficioso para la salud es un mito que no se sustenta en pruebas científicas sólidas.