En los medios de comunicación no son infrecuentes las noticias que informan sobre los efectos del consumo de café en la salud. Algunas noticias difunden el mensaje de que el café es perjudicial mientras que otras proclaman que resulta beneficioso. Hay informaciones de muy diversa calidad, apoyadas en fuentes más o menos fiables, con niveles de contextualización muy variables y con afirmaciones más o menos matizadas. En conjunto generan un gran ruido informativo con mensajes contradictorios cuya fiabilidad no es fácil discriminar. ¿Es realmente el café perjudicial para la salud o, por el contrario, resulta beneficioso?

Estos son algunos ejemplos recientes de artículos periodísticos que han difundido mensajes sobre los efectos del café en la salud:

Time (31/01/2018)

El Mundo (27/11/2017)

El País  (11/07/2017)

Revista Mujer (27/07/2016)

Evaluación

El mensaje “El consumo de café es perjudicial para la salud” es incierto

El mensaje se considera incierto porque con los estudios disponibles no podemos saber a ciencia cierta si el café puede aumentar o reducir el riesgo de muerte, enfermedad cardiovascular o cáncer. Ciertamente, los resultados del conjunto de las investigaciones indican que tomar café parece seguro dentro de los patrones habituales de consumo y que ingerir de tres a cuatro tazas de café diarias tiene más probabilidades de tener un efecto beneficioso que perjudicial sobre la salud. Pero la calidad de estos estudios es tan baja que las afirmaciones que se hagan en nombre de la ciencia sobre los supuestos perjuicios o beneficios del consumo de café son inciertas o dudosas. Para responder a la cuestión de si el café es perjudicial –o beneficioso–faltan estudios de calidad.