Protagonistes UPF Protagonistes UPF

Torna a la pàgina principal
Vés enrere

El deporte base no se escapa de la lacra de los amaños

El deporte base no se escapa de la lacra de los amaños

Artículo de opinión de José Luis Pérez Triviño, profesor de Filosofía del derecho, acreditado como catedrático, del Departamento de Derecho de la UPF; director de la revista Fair Play, y presidente de la Asociación Española de Filosofía del Deporte.

19.02.2018

Según los estudios se estimaba en 2011 que el mercado paralelo de apuestas deportivas ilegales representaba entre el 1,7% y el 1,8% del PIB mundial, superando las industrias textiles y de acero en los países desarrollados.

Los amaños en el ámbito del deporte nacieron casi simultáneamente con la propia aparición de aquél, pero han adquirido una dimensión inusitada en los últimos años, en especial debido a que junto a las históricas formas de alterar ilegalmente los resultados deporitvos -las “primas a terceros” y la compra de árbitros- ha explotado la manipulación de los resultados y otros aspectos del juego -número de corners, tarjetas, penalties, etc.- vinculada a las apuestas online. Según los estudios se estimaba en 2011 que el mercado paralelo de apuestas deportivas ilegales representaba entre el 1,7% y el 1,8% del PIB mundial, superando las industrias textiles y de acero en los países desarrollados.

Dado el enorme daño que produce el amaño a la ética deportiva, pero también a los intereses económicos y sociales que están involucrados en las competiciones deportivas, no resulta nada extraño que algunas de las modalidades de fraude hayan reclamado la intervención además del derecho sancionador deportivo, del Derecho Penal, castigando con penas severas las distintas formas de corrupción deportiva.

Sin negar la gravedad de los amaños en el deporte profesional y su daño en las actividades económica anejas, un ámbito donde los amaños pueden causar una lesión de similar o mayor tamaño es aquel que afecta al deporte base. Y es que, por extraño que parezca los intereses deportivos mal entendidos, pero también la aparición de las apuestas ilegales están, desde hace ya un cierto tiempo, afectando gravemente a las competiciones deportivas practicadas por menores. Y ello por dos razones, en primer lugar por empozoñar una actividad lúdica en la que los protagonistas son menores de edad y por lo tanto, menos preparados para enfrentarse a esas tentaciones a las que pueden caer por rídiculas cantidades económicas o por la persuasión de entrenadores o directivos. Y en segundo lugar porque acaba constituyendo el caldo de cultivo de los futuros amañadores -deportistas, entrenadores, médicos, directivos etc.- en competiciones donde la atracción por el dinero fácil juega un papel crucial en la perversión de los valores propios del deporte. De ahí que resulte especialmente útil incidir en un más fino y sistemático diagnóstico del problema y en los eventuales remedios en forma de políticas preventivas o sancionatorias.

 

Artículo de opinión de José Luis Pérez Triviño, profesor de Filosofía del derecho, acreditado como catedrático, del Departamento de Derecho de la UPF; director de la revista Fair Play, y presidente de la Asociación Española de Filosofía del Deporte.

Categories: