Vés enrere

Balance del primer año

El pasado jueves, 21 de julio, los investigadores del proyecto HEDECRI nos reunimos para poner en común los resultados obtenidos hasta el momento en la fase de análisis textual. En esta fase del proyecto hemos analizado los programas televisivos, contenidos mediáticos y videojuegos donde aparecen los “héroes de la crisis”, con el objetivo de examinar el discurso social de estos textos, los modelos de comportamiento y visiones ideológicas que transmiten, así como las resonancias potenciales de la crisis en su narrativa.

Cada uno de los cuatro grupos de análisis textual (series de ficción, realities, celebrities, videojuegos) realizó una breve exposición de sus resultados:

El grupo de series de ficción (Lorena, Reinald, Cristina Sánchez) destacó el ethos neoliberal de los protagonistas de las series españolas, aunque modulado por un componente, también habitual, de sacrificio o condición de “mártir” del personaje; por tanto, una fusión de rasgos neoliberales y elementos de moral cristiana y/o valores socialdemócratas. También se han identificado dos modelos fundamentales de series españolas, entre las más consumidas en los últimos años: (1) series de ficción histórica, p. ej. El tiempo entre costuras, Velvet y Águila Roja, donde en segundo plano (tramas secundarias) se aprecian resonancias de la crisis y la austeridad, aunque en un marco de “evasión” a mundos del pasado; y (2) series de tipo sit-com, como Aída y La que se avecina, donde también hay conexiones potenciales con aspectos de la crisis, desigualdades sociales, etc., en este caso dentro de un marco humorístico. Otros aspectos de discursividad social comentados fueron la mezcla entre vida personal y vida profesional, la ubicación de los protagonistas en una posición “inter-clase”, y el “mensaje” de que el fin sí justifica los medios (en el caso de los ‘héroes’ analizados), ya que es relativamente común que éstos se salten leyes y normas deónticas, cuando persiguen sus objetivos.

El grupo de realities (Mercè, Cristina S. Serradilla Gemma Palà) destacó que programas como Masterchef, Masterchef Junior y La Voz Kids proyectan valores meritocráticos y neoliberales: los concursantes se representan como sujetos emprendedores, el éxito profesional se vincula a los valores de “trabajo duro” más un componente de “talento” innato, y se promueve la competitividad. Asimismo, en programas como Masterchef el éxito profesional se asocia a incrementar el capital cultural, por parte del concursante, y el mundo laboral se representa como un entorno cambiante, al que es necesario saber adaptarse, con flexibilidad, autonomía, pasión y capacidad para trabajar en equipo. Sobre Gran Hermano VIP, se subrayó el conflicto transversal de la “lucha de clases”, así como una subtrama de críticas a Belén Esteban, a la que otros concursantes acusaron de falta de humildad y un carácter excesivamente autoritario. Finalmente, respecto a Gran Hermano 11 resulta interesante el perfil del ganador, Ángel, que también suscitó ciertas polémicas durante el programa: sus actitudes generosas y “justicieras” generaron debate y desconfianza entre los demás concursantes, alrededor de si eran o no auténticas.

El grupo encargado del análisis de celebrities (Mercè, Óliver) presentó los resultados de un estudio de caso sobre el tratamiento mediático de los famosos españoles “arruinados” en los últimos años (Lolita, Julián Contreras y exconcursantes de Gran Hermano como “Chiqui” y Ana Toro). El análisis muestra que los relatos de la prensa rosa y de programas como Sálvame acerca de estos famosos parten de la premisa de que “la crisis nos está afectando a todos”, incluidas las celebrities. Asimismo, en las entrevistas se tiende a buscar causas individuales a los problemas económicos, a través de insinuaciones de que quizá el famoso no ahorró suficiente, o malgastó demasiado, etc.  Las “soluciones” que se deducen de estas entrevistas y reportajes respecto a cómo salir de la crisis remiten también a recetas individuales, aunque matizadas por la apelación a la ayuda de la familia, y la necesidad de sacrificar la moralidad, la dignidad y/o la auto-imagen para salir adelante: “¿qué estarías dispuesta a hacer para encontrar trabajo?”. Por último, una exploración de los comentarios de los lectores y espectadores, muestra dos tipos de reacciones: por un lado, a nivel emocional, schadenfraude, placer por los problemas o desgracias de otros; por otro lado, rechazo e incluso indignación contra el discurso igualador del programa/revista (se rechaza que los famosos “también” estén sufriendo la crisis, de igual forma que los ciudadanos de a pie).

El grupo de videojuegos (Óliver, Víctor, Cristina S. Serradilla, Beatriz) ahondó en varias de las cuestiones planteadas por los grupos precedentes: los héroes de videojuegos como The Last of Us, Uncharted 3, Assassin’s Creed 3 y GTA V, así como también el jugador-modelo de Wii Sports, conectan con la red de principios y valores neoliberales, tales como el sujeto emprendedor, dinámicas de mejora personal constante y customización, consumo y optimización de recursos vinculados al self-improvement, autodisciplina y adaptabilidad a entornos variables, etc. Por otro lado, a partir de algunos casos específicos se esbozaron también otros posibles temas de interés para el proyecto: la narrativa post-apocalíptica como espacio de ‘negociación’ sobre el concepto de “austeridad” en la cultura popular (The Last of Us); la crisis del sueño americano, en relación con las desigualdades sociales y las variables de clase, edad y raza (GTA V); y las tensiones entre el ethos neoliberal y ciertos elementos de discurso anti-establishment en Assassin’s Creed

Esta reunión se sitúa al final del primer año de trabajo, de los tres con que contamos para realizar el proyecto. Por tanto, se trataba de un momento significativo para hacer balance. De momento, la “fase 1” (diseño metodológico y preparación de la muestra) ya se ha completado, y la “fase 2” (análisis textual) está bastante avanzada (estimamos que más de la mitad del volumen de trabajo está cubierto, aproximadamente). A este respecto, decidimos extender un poco el plazo previsto para finalizar la segunda fase, hasta diciembre de 2016. En cuanto a la “fase 3” (focus groups), reservamos el año natural 2017 para llevarla a cabo. Finalmente, decidimos reducir ligeramente el corpus de análisis textual, por cuestiones de tiempo: de 15 a 10 textos por cada área de trabajo (series, realities, celebrities, videojuegos).

De cara al futuro próximo, nos marcamos los siguientes objetivos: finalizar el análisis textual, redactar informes de resultados (cada una de las cuatro áreas de análisis, más un informe general), y emprender la difusión de resultados parciales, a través de la elaboración de artículos y participación en congresos.

Comentaris
Encara no hi ha cap comentari. Please sign in to comment.