El conde mi señor se fue a Cherela

362
(1621)
 
 
TARDÁNDOSE EL CONDE DE VILLAFLOR EN VOLVER A DON LUIS UNOS DINEROS QUE LE HABÍA PRESTADO EN EL JUEGO
 
El conde mi señor se fue a Cherela,
lïó el volumen, y picó el bagaje;
             segovianos de a ocho: buen viaje,
que no os pienso ver más en mi escarcela;
 
5 en lebrel convertidos, o en lebrela,
os llevará de la traílla un paje,
que en este ya canicular linaje
gasta lo que a presbíteros repela.
 
Perros vivos al hombre, perros muertos
10 concede a la mujer su señoría:
bobo he sido en prestarle mi dinero;
 
bien que si los refranes salen ciertos,
cuanto más bobo he sido, más espero
se me aparecerá Santa María.