Restituye a tu mudo horror divino

            290
            (1615)
 
 
            ALEGORÍA DE LA PRIMERA DE SUS SOLEDADES
 
            Restituye a tu mudo horror divino,
            amiga Soledad, el pie sagrado,
            que captiva lisonja es, del poblado,
            en hierros breves pájaro ladino.
 
5          Prudente cónsul, de las selvas dino,
            de impedimentos busca, desatado,
            tu claustro verde, en valle profanado
            de fiera menos que de peregrino.
 
            ¡Cuán dulcemente de la encina vieja
10        tórtola viuda al mismo bosque incierto
            apacibles desvíos aconseja!
 
            Endeche el siempre amado esposo muerto
            con voz doliente, que tan sorda oreja
            tiene la soledad como el desierto.