Salí, señor don Pedro, esta mañana

            268
            (1614)
 
 
            A DON PEDRO DE CÁRDENAS EN UN ENCIERRO DE TOROS
 
            Salí, señor don Pedro, esta mañana
            a ver un toro que en un Nacimiento
            con mi mula estuviera más contento
            que alborotando a Córdoba la llana.
 
5          Romper la tierra he visto en su abesana
            mis prójimos con paso menos lento
            que él se entró en la ciudad tan sin aliento,
            y aun más, que me dejó en la barbacana.
 
            No desherréis vuestro Zagal, que un clavo
10        no ha de valer la causa, si no miente
            quien de la cuerda apela para el rabo.
 
            Perdonadme el hablar tan cortésmente
            de quien, ya que no alcalde por lo Bravo,
            podrá ser, por lo Manso, presidente.