Consagróse el seráfico Mendoza

232
(1611)
 
 
A DON FRAY PEDRO GONZÁLEZ DE MENDOZA Y SILVA, ELECTO ARZOBISPO DE GRANADA MUY MOZO
 
             Consagróse el seráfico Mendoza,
gran dueño mío, y con invidia deja
al bordón flaco, a la capilla vieja,
báculo tan galán, mitra tan moza.
 
5 Pastor que una Granada es vuestra choza,
y cada grano suyo vuestra oveja,
pues cada lengua acusa, cada oreja,
la sal que busca, el silbo que no goza,
 
sílbelas desde allá vuestro apellido,
10 y al Genil, que esperándoos peina nieve,
no frustréis más sus dulces esperanzas,
 
que sobre el margen, para vos florido,
al son alternan, del cristal que mueve,
sus ninfas coros, y sus faunos danzas.