Nilo no sufre márgenes, ni muros

            220
            (1610)
 
 
            DE MADRID
 
            Nilo no sufre márgenes, ni muros
            Madrid, oh peregrino, tú que pasas,
            que a su menor inundación de casas
            ni aun los campos del Tajo están seguros.
 
5           Émula la verán, siglos futuros,
            de Menfis no, que el término le tasas;
            del tiempo sí, que sus profundas basas
            no son en vano pedernales duros.
 
            Dosel de reyes, de sus fijos cuna
10        ha sido y es zodíaco luciente
            de la beldad, teatro de Fortuna.
 
            La invidia aquí su venenoso diente
            cebar suele, a privanzas importuna.
            Camina en paz, refiérelo a tu gente.