Música le pidió ayer su albedrío

            201
            (1609)
 
 
            DE UN CABALLERO QUE LLAMÓ SONETO A UN ROMANCE
 
            Música le pidió ayer su albedrío
            a un descendiente de don Peranzules;
            templáronle al momento dos baúles
            con más cuerdas que jarcias un navío.
 
5          Cantáronle de cierto amigo mío
            un desafío campal de dos Gazules,
            que en ser por unos ojos entre azules,
            fue peor que gatesco el desafío.
 
            Romance fue el cantado, y que no pudo
10        dejarlo de entender, si el muy discreto
            no era sordo, o el músico era mudo;
 
            y de que lo entendió yo os lo prometo,
            pues envïó a decir con don Bermudo:
            «Que vuelvan a cantar aquel soneto».