Del león, que en la Silva apenas cabe

154
(1604)
 
 
DE DON RODRIGO SARMIENTO, CONDE DE SALINAS
 
Del león, que en la Silva apenas cabe,
             o ya por fuerte, o ya por generoso,
que a dos Sarmientos, cada cual glorioso,
obedeció mejor que al bastón grave,
 
5 real cachorro, y pámpano süave
es este infante en tierna edad dichoso,
Cupido con dos soles, que, hermoso,
de ángel tiene lo que el otro de ave.
 
La alta esperanza en él se vea lograda
10
del claro padre, y de la antigua casa,
que a España le da héroes, si no leyes,
 
tal que, do el norte hiela al mar, su espada
temida, y donde el sol la arena abrasa,
triunfador siempre, coma con su reyes.