Hermosas damas, si la pasión ciega

            137
            (1603)
 
 
            A LAS DAMAS DE PALACIO
 
            Hermosas damas, si la pasión ciega
            no os arma de desdén, no os arma de ira,
            ¿quién con piedad al andaluz no mira,
            y quién al andaluz su favor niega?
 
5          En el terrero, ¿quién humilde ruega,
            fïel adora, idólatra suspira?
            ¿Quién en la plaza los bohordos tira,
            mata los toros, y las cañas juega?
 
            En los saraos, ¿quién lleva las más veces
10        los dulcísimos ojos de la sala,
            sino galanes del Andalucía?
 
            A ellos les dan siempre los jüeces,
            en la sortija, el premio de la gala,
            en el torneo, de la valentía.