Lilio siempre real nací en Medina

 
            135
            (1603)
 
 
            PARA LO MISMO
 
            Lilio siempre real nací en Medina
            del cielo, con razón, pues nací en ella;
            ceñí de un duque excelso, aunque flor bella,
            de rayos más que flores frente dina.
 
5          Lo caduco esta urna peregrina,
            oh peregrino, con majestad sella;
            lo fragrante, entre una y otra estrella
            vista no fabulosa determina.
 
            Estrellas son de la guirnalda griega
10        lisonjas luminosas, de la mía
            leñas obscuras, pues ya el sol corona.
 
            La suavidad que espira el mármol (llega)
            del muerto lilio es, que aun no perdona
            el santo olor a la ceniza fría.