Tú, cuyo ilustre (entre una y otra almena...)

            67
            (1588)
 
 
            A DON LUIS DE VARGAS
 
            Tú, cuyo ilustre (entre una y otra almena
            de la imperial ciudad) patrio edificio
            al Tajo mira en su húmido ejercicio
            pintar los campos y dorar la arena:
 
5          descuelga de aquel lauro enhorabuena
            aquellas dos, ya mudas en su oficio,
            reliquias dulces del gentil Salicio,
            heroica lira, pastoral avena.
 
            Llégalas, oh clarísimo mancebo,
10       al docto pecho, a la süave boca,
            poniendo ley al mar, freno a los vientos;
 
            sucede en todo al castellano Febo,
            que ahora es gloria mucha y tierra poca,
            en patria, en profesión, en instrumentos.