Ilustre y hermosísima María

            35
            (1583)
 
 
            Ilustre y hermosísima María,
            mientras se dejan ver a cualquier hora
            en tus mejillas la rosada Aurora,
            Febo en tus ojos, y en tu frente el día,
 
5          y mientras con gentil descortesía
            mueve el viento la hebra voladora
            que la Arabia en sus venas atesora
            y el rico Tajo en sus arenas cría;
 
            antes que de la edad Febo eclipsado,
10        y el claro día vuelto en noche obscura,
            huya la Aurora del mortal nublado;
 
            antes que lo que hoy es rubio tesoro
            venza a la blanca nieve su blancura,
            goza, goza el color, la luz, el oro.