No solo el campo nevado

            296
            (1615)
 
 
            A LO MISMO
 
            Gil       No solo el campo nevado
            hierba a producir se atreve
            a mi ganado,
            pero aun es fïel la nieve
5          a las flores que da el prado.
 
            Carillo  ¿De qué estás, Gil, admirado,
            si hoy nació
            cuanto se nos prometió?
            Gil       ¿Qué, Carillo?
10        Carillo  Toma, toma el caramillo,
            y ven cantando tras mí:
            por aquí, mas ay, por allí
            nace el cardenico alhelí.
 
            Gil       Ve, Carillo, poco a poco;
15        mira que
            ahora pisó tu pie
            un narciso, aquí más loco
            que en la fuente.
            Carillo    Tente, por tu vida, tente,
20        y mira con cuánta risa
            el blanco lilio en camisa
            se está burlando del hielo.
            Gil       Lástima es pisar el suelo.
 
            Carillo     Písalo, mas como yo,
25        queditico.
            Pisaré yo el polvico
            menudico;
            pisaré yo el polvó,
            y el prado no.
 
30        Gil       ¿Oyes voces?
            Carillo      Voces oyo,
            y aun parecen de gitanos:
            bien hayan los avellanos
            deste arroyo,
            que hurtado nos los han.
35        Gil       Al Niño buscando van,
            pues que van cantando dél
            con tal decoro:
 
            «Támaraz, que zon miel y oro,
            támaraz, que zon oro y miel.
40        A voz, el cachopinito,
            cara de roza,
            la palma oz guarda hermoza
            del Egito.
            Támaraz, que zon miel y oro,
45        támaraz, que zon oro y miel».
 
            Carillo      ¡Qué bien suena el cascabel!
            Gil       Grullas no siguen su coro
            con más orden que esta grey.
            Carillo      Cántenle endechas al buey,
50        y a la mula otro que tal,
            si ellos entran el portal.
            Gil       Halcones cuatreros son
            en procesión.
            Carillo    Ya las retamas se ven
55        del portal entre esos tejos.
            Míroos desde lejos,
            portal de Belén,
            míroos desde lejos,
            parecéisme bien.
 
60        Gil       Brasildo llega también
            con todos sus zagalejos.
            Carillo      ¡Oh qué entrada
            tan sonora, tan bailada
            se puede hacer!
            Gil       ¡Oh qué ajeno
65        me siento de mí y qué lleno
            de otro! Tocad el rabel.
 
            A.        ¿Qué diremos del clavel
            que nos da el heno?
            B.        Mucho hay que digamos de él,
70        mucho y bueno.
 
            Gil       Diremos que es blanco, y que
            lo que tiene de encarnado
            será más disciplinado
            que ninguno otro lo fue;
75        que de las hojas al pie
            huele a clavos, y que, luego
            que un leño se arrime al fuego
            de su amor,
            agua nos dará, de olor,
80        piadoso hierro crüel.
            A.        ¿Qué diremos del clavel
            que nos da el heno?
            B.        Mucho hay que digamos de él,
            mucho y bueno.