Universitat Pompeu Fabra
HDA Hemeroteca Digital de Autores

Aben-Abulema (Joan Cortada) y el Diario de Barcelona (1838-1841)

04-07-2012

Aben-Abulema (Joan Cortada) y el Diario de Barcelona (1838-1841)

Por Albert Ghanime (Universitat de Barcelona)

Cita recomendada: Ghanime , Albert (2012). " Aben-Abulema (Joan Cortada) y el Diario de Barcelona (1838-1841)". Obra periodística, 3. http://www.upf.edu/obraperiodistica/es/anuari-2012/joan-cortada-aben-abulema.html 


Resumen:

Juan Cortada y Sala (Barcelona, 1805 - Sant Gervasi de Cassoles, 1868), abogado, escritor, historiador y periodista, colaboró con el Diario de Barcelona  entre los años 1838 y 1841. La mayoría de los artículos los publicó con el pseudónimo de Aben-Abulema durante los años 1839 y 1840. Se trata de artículos que tratan de la vida del país y de las personas, en un tono irónico y desenfadado. Los temes que aborda se pueden incluir en el género de variedades y el tono que utiliza lo separan de Larra y lo acercan a Mesonero Romanos. Cortada buscaba el entretenimiento del lector, sin pretensiones transcendentes, circunstancia que desesperaba a Pablo Piferrer, que consideraba sus artículos como "articulotes" que servían de "consolación y refocilamiento de tenderos panzudos".

Abstract:

Joan Cortada i Sala (Barcelona, 1805 - Sant Gervasi de Cassoles, 1868), lawyer, writer, historian and journalist, contributed to Diario de Barcelona between 1838 and 1841. Most of the articles were published under the name of Aben-Abulema in 1839 and 1840. These articles covered the life of the country and its people in an ironic and easy way. The themes he dealt with can be categorized under the genre of varieties and the tone used sets him aside from Larra and was similar to that of Mesonero Romanos. Cortada sought the reader's amusement, without transcendent pretensions, a fact that exasperated Pau Piferrer, who considered Cortada's articles as "articulotes" that served for "consolación y refocilamiento de tenderos panzudos".

Palabras Clave: Juan Cortada, Diario de Barcelona, Brusi, Barcelona, Variedades

Artículo en formato .pdf

 

El autor

Juan Cortada y Sala (Barcelona, ??1805 - San Gervassi de Cazuelas, 1868) es un personaje muy poco valorado y casi desconocido. A pesar del ostracismo al que se le ha condenado, no hay ninguna duda de que realizó una importante labor cultural en la Barcelona del segundo tercio del siglo XIX.

Cortada estudió Derecho en las universidades de Barcelona y Zaragoza, y ejerció como ayudante del fiscal del crimen de la Audiencia de Barcelona entre 1828 y 1840. Durante los años treinta compaginó el trabajo judicial con la literatura, las traducciones, la docencia y el periodismo.

En 1840 abandonó el trabajo judicial y el periodismo, y se concentró en las traducciones y la profesión docente. Ejerció como profesor de historia del colegio Carreras, y en 1845 se incorporó como profesor de historia en el Instituto provincial de Barcelona, ??del que fue director entre 1860 y 1868.

Entre 1833 y 1840 publicó seis novelas históricas que popularizaron la historia medieval de Cataluña. Su participación en la recuperación del catalán como lengua literaria fue capital, pero poco visible. Como historiador se esforzó por incluir la historia de la Corona de Aragón en la explicación general de la historia de España.

En 1853 fundó y dirigió la Gaceta de Barcelona, ??que desapareció en 1854, y en 1858 se incorporó al proyecto periodístico de Fernando Patxot, El Telégrafo, donde publicó numerosos artículos de variedades y política con el seudónimo de Benjamín. Los más conocidos forman parte de una serie de 24 artículos titulada "Cataluña y los catalanes", publicada con su nombre auténtico. En 1860, con pequeñas modificaciones, publicó los artículos en forma de opúsculo. Cortada también colaboró ??en El Principado, nombre que adoptó El Telégrafo durante las etapas de suspensión gubernativa.

 

Entre el costumbrismo y las variedades

Los artículos publicados por Cortada en el Diario de Barcelona se mueven entre el costumbrismo y las variedades, más cerca de éstas que de aquel. Se trata de piezas heterogéneas que hablan de hechos aparentemente intrascendentes y otros de una trascendencia aparente. Cortada divaga con palabra fácil y festiva sobre cualquier tema, siempre con humor e ironía. La mayoría de los artículos los construye sobre la base de un hecho o un tema de actualidad, otros surgen del azar, más bien parecen cuestiones fútiles, que él rápidamente eleva a la categoría de trascendentes, decorándola con perífrasis y adjetivos, con un constante tira y afloja argumental bastante relajado. El recurso al seudónimo árabe-musulmán le permitía generar la ficción del perspectivismo, modulando irónicamente la distancia entre el hecho observado y el observador, dentro de una línea de crítica de "bon enfant".

La elección de los artículos se ha hecho intentando reflejar la diversidad temática abordada por el autor. No se ha buscado ningún tipo de coherencia. Los temas son tan diversos que van desde la renovación del Diario de Barcelona al bautizo del café de las Siete Puertas, pasando por los panellets, entre muchos otros.

El conjunto de su producción, más allá de las anécdotas, nos permite hacer una radiografía de la política, de la sociedad y, sobre todo, de la mentalidad de la época.

 

El Diario de Barcelona

Diario fundado por el napolitano Pedro Pablo Husson de Lepassaran en 1792. Después de la Guerra del Francés pasó a manos de la familia Brusi, que le dio el nombre con el que sería conocido popularmente. El periódico disfrutó de los privilegios reales de publicación durante las etapas absolutistas, solo interrumpidos por Trienio liberal. El proceso de liberalización política que comenzó en 1833 puso fin al privilegio y forzó la competencia del diario de Brusi con los nuevos periódicos surgidos a la sombra del liberalismo, como El Vapor. En 1838 Antoni Brusi Ferrer renovó la publicación, ampliando el número de páginas e incorporando Joan Cortada a la redacción. Con el paso del tiempo, el Diario de Barcelona se consolidó como defensor de los intereses de los industriales catalanes y de un moderado provincialismo.

 

La selección de artículos

Como escribía Joan Sardà en 1890, "Cortada puede y deberia ser consideración con razón como el primer periodista de Barcelona en el género que menoscabe llamar de variedades". Sus artículos en el Diario de Barcelona lo corroboran con creces.

El jueves 4 de octubre de 1838, Aben-Abulema (Joan Cortada) inicia una colaboración regular con el Diario de Barcelona, ??que había aumentado el número de páginas y había incorporado nuevas secciones. El título del artículo es suficientemente elocuente: "Estoy por las Mejoras". Cortada relaciona los cambios en la indumentaria, la moda, la literatura y la arquitectura urbana con los nuevos tiempos, y aplaude de forma entusiasta la renovación del decano de la prensa barcelonesa.

El miércoles 31 de octubre de 1838 Aben-Abulema abordaba el tema de los panellets y de las castañas, todo relacionándolos con el precio y la situación económica. Las digresiones del periodista tratan de pasada la relación entre precio y calidad, y la referencia a las castañas destila una mentalidad clasista: "En materia de castañas no me atrevo con ellas porque es tiempo perdido escribir para vendedores que no saben leer (. ..) ".

El artículo "¡Habrá bribones como estos!, publicado el miércoles 19 de diciembre de 1838, trata sobre los profesionales de la mendicidad. Es una pequeña narración, que ocupa el espacio de tres páginas del diario. Abulema, que se ha sentado en un banco del paseo de la Explanada, escucha escandalizado la conversación entre dos mendigos sentados a su lado. Uno le explica al otro su vida, y la mejor forma de ganársela sin trabajar.

El martes 25 de diciembre de 1838, Aben-Abulema publica uno de los artículos que acabarán dejando una huella más duradera en la ciudad. El artículo se titula "El número célebre". Las perífrasis y digresiones del periodista giran alrededor del número 7. Como el café que ha abierto en los porches de Xifré no tiene nombre y tiene siete puertas, Abulema decide bautizarlo con el nombre de "siete puertas"

El domingo 3 de febrero de 1839 Abulema contesta a todos aquellos que le han enviado escritos para que trate determinados temas. El artículo lleva un título obvio, "Contesto a los que me escriben". Después de una serie de reflexiones sobre la verdad y la mentira de los artículos periodísticos afirmó que no escribirá ningún artículo con los temas que le han propuesto, decide hacer algunos comentarios.

El 11 de febrero de 1839, Abulema se queja de que el editor no coloca ninguno de sus artículos como artículo de fondo, y se lamenta de ir siempre en la sección de variedades. A pesar de hacer burla de los artículos de fondo, decide escribir uno.

El jueves 21 de marzo de 1839, Abulema habla en tono de broma sobre la poca incidencia de sus artículos y sobre su técnica periodística. Acaba, sin embargo, dando las gracias emocionado porque una de sus iniciativas ha tenido éxito, la de bautizar con el nombre de "café de las siete puertas" el café abierto en los porches de Xifré.

 El jueves 20 de junio de 1839, Abulema hace especulaciones burlonas sobre la etimología de la palabra fonda. Todo el artículo, titulado "Una fonda", es una crítica mordaz de este tipo de establecimientos.

El domingo 28 de julio de 1839 Aben-Abulema habla de la ilustración, las costumbres, los cambios culturales y las transformaciones sociales a partir de los cambios en una peluquería. "Es un grande adelanto" es un artículo inteligente, mordaz y divertido.

El artículo "Una indirecta a los sastres", publicado el miércoles 4 de septiembre de 1839, es una punzante crítica político-social a partir de los cambios en la moda masculina.

 

Los artículos

Estoy por las mejoras, 4 d'octubre de 1838 [ 1, 2]

¿A cuánto se pasan los Panellets?, 31 d'octubre de 1838 [ 1, 2]

¡Habrá bribones como estos!, 19 de desembre de 1838 [ 1, 2, 3, 4]

El número célebre, 25 de desembre de 1838 [ 1, 2]

Contesto a los que me escriben, 3 de febrer de 1839 [ 1, 2, 3]

Un artículo de fondo, 11 de febrer de 1939 [ 1, 2, 3]

Gracias amado pueblo, 21 de març de 1839 [ 1, 2]

Una fonda, 20 de juny de 1839 [ 1, 2, 3, 4]

Es un grande adelanto, 28 de juliol de 1939 [ 1, 2, 3]

Una indirecta a los sastres, 4 de septembre de 1839 [ 1, 2, 3]


 


Última actualitzación 29-11-2012
© Universitat Pompeu Fabra, Barcelona