Universitat Pompeu Fabra
HDA Hemeroteca Digital de Autores

Julio Camba y la renovación de la crónica parlamentaria

01-06-2011

Julio Camba y la renovación de la crónica parlamentaria

Por Gema Cano Jiménez,  centro IES África de Fuenlabrada (Madrid)  

Citación recomendada: Cano-Jiménez, Gema (2011). "Julio Camba y la renovación de la crónica parlamentaria". Obra Periodistica, 2. http://www.upf.edu/obraperiodistica/es/anuari-2011/julio-camba.html


Resumen:
Julio Camba (1882-1962) pertenece a esa pléyade de brillantísimos periodistas españoles finiseculares de los que es difícil discernir su vertiente periodística de la literaria. Me estoy refiriendo a los González Ruano, Xammar, Flórez, Corpus Barga, etc.

Camba no es sólo un autor interesantísimo por su sutil humor británico, lo es también por otras cuestiones no menos importantes. Sus artículos son reflejo de los vaivenes políticos que le tocó vivir, y a la vez espejo de la misma transformación ideológica que sufrió su vida. Este viraje nos ofrece una riqueza enorme desde el punto de vista periodístico, ya que la multitud de temas que abarcó y su cambiante vitalismo le llevó a escribir en los periódicos ideológicamente más dispares: El Mundo, El País, El Sol, ABC.

Pero por encima de todo, Camba fue en lo humano un individualista, y en lo periodístico, un heredero de la ironía de Larra, del espíritu crítico de la Generación del 98' y 14', y un adelantado a su tiempo con un periodismo directo, crítico y moderno.

Palabras clave: Camba, periodismo, artículos, humor, España.

Artículo en formato .pdf

 

 

Presentación del autor

En el hotel Palace de Madrid uno de los salones de su planta baja lleva el nombre de Julio Camba, porque allí, en la habitación 383, vivió sus últimos años el periodista gallego. Difícil es imaginarnos que la trayectoria vital de un hombre, que decide morir en uno de los símbolos aristocráticos de la capital, comenzase abrazando el anarquismo de fin de siglo en su adolescencia. Efectivamente, a los dieciséis años como tantos y tantos gallegos se embarcó hacia la Argentina de donde fue deportado acusado de actuaciones subversivas. Su anarquismo juvenil fue continuado en Madrid con la fundación del periódico El Rebelde, y en donde, incluso, fue involucrado en el atentado a Alfonso XIII. Sin embargo, paradójicamente, andando el tiempo manifestó abiertamente su desilusión hacia la II República y sus no veladas simpatías hacia el nuevo régimen.

Desgranando su actividad periodística, esta comienza con unos primeros versos en el Diario de Pontevedra. En 1903 ya instalado en Madrid escribe para El País, España Nueva y los Lunes de El Imparcial. Enormemente enriquecedor para sus artículos fueron sus estancias en el extranjero, seleccionando dos por su importancia en su obra: Berlín en donde fue corresponsal para ABC hasta 1916 y los Estados Unidos.

 

Presentación del tema

Debido a la diversidad de temas y estilos abordados por Camba y a la heterogeneidad ideológica de los medios en los que escribió, nos ha parecido que lo más oportuno para dar unidad a esta antología es ceñirla a una publicación, un estilo y a una época. Queda señalada en líneas anteriores la riqueza periodística de nuestro autor para todos aquéllos que desde ahora se sientan atraídos hacia la obra del genial periodista gallego, pero desde un punto de vista pedagógico nos ha parecido apropiado seleccionar diez crónicas pertenecientes al diario El Sol. La selección de este criterio se ha debido a dos motivos: la importancia del diario madrileño tanto social como periodística, y en segundo lugar, lo esencial del tiempo. Los diez artículos se publicaron entre 1919-20, con esta selección y arco cronológico pretendemos mostrar como en este breve y apasionante lapso de tiempo se pueden observar dos de los rasgos primordiales de la escritura de Camba: la renovación de la crónica política alejándola de la frialdad de las sesiones, con un género singular más propio del relato literario que de la aséptica narración de Cortes. Y en segundo lugar, el cultivo de ese costumbrismo humorístico tan del gusto de Camba y que nos dejó deliciosas páginas sobre temas tan dispares como la gastronomía, los tópicos, el periodismo, etc.

 

Presentación del diario

El Sol (1917-1939) pertenece a la generación de prensa elitista gracias a la conjugación del beneficio económico con la independencia política. Dicha salvaguarda pudo conseguirla gracias al coste del diario, y sobre todo, al soporte de su fundador: Urgoiti. Ideológicamente, el diario fue enarbolado por la burguesía liberal, e intelectualmente su importancia fue máxima por cuanto en sus páginas colaboraron los más destacados pensadores. Por encima de su valor periodístico, políticamente hablando, tuvo un peso extraordinario. Valgan como ejemplo su apoyo a la "Agrupación al Servicio a la República", y la publicación de "El error Berenguer" que al fin y a la postre le costaría la pérdida del diario a Urgoiti cuando los accionistas de La Papelera vendieron sus acciones a un grupo monárquico forzando a Urgoiti y sus hijos a hacerlo también, siendo sustituido por Manuel Aznar.   

 

Presentación de la antología

Justo es comenzar este apartado dando las gracias a la Editorial Luca de Tena y especialmente a Catalina Luca de Tena quien realizó las gestiones para darnos autorización para reproducir los artículos de Camba incluidos en su bella edición Maneras de ser español. La lectura completa de su obra en la citada edición nos permitió la selección y su posterior cotejo con los originales aparecidos en el diario El Sol recogidos en la hemeroteca digital de la Biblioteca Nacional de España. A ella pertenecen los diez artículos originales que pueden ser consultados en este trabajo.

Hemos dividido los diez artículos en tres temas. Los seis primeros son un claro ejemplo de esa renovación de la crónica parlamentaria y política de la que hablábamos en el epígrafe anterior. Le hemos dado más importancia a este aspecto por cuanto supone de novedoso y renovador en un género tan encorsetado como el de la crónica política. Quién sin conocer la obra de Camba podría aventurar que un artículo titulado "Un tío con toda la barba" fuese a tratar sobre un Ministro. El retrato del ministro Juan de la Cierva, el señor de las barbas, mezcla lo político con la sátira más costumbrista. En esta línea de sutil ironía se sitúa también la "política y el temperamento" en donde humorísticamente intenta realizar una tipología idiosincrásica sobre los distintos caracteres de los políticos gobernantes

Al mismo tiempo estas seis crónicas políticas nos reflejan ese giro ideológico comentado en líneas precedentes, a pesar del tiempo transcurrido desde sus febril juventud anarquista, en 1919 no deja de mostrar su simpatía por los anarquistas ("Ferrer y los españoles"), mientras que un año más tarde aboga por un gobierno de militares ante la inestabilidad parlamentaria y social del momento ("Yo quisiera un gobierno de militares", no incluido en esta selección). Las tres crónicas políticas restantes retratan el grado de escepticismo político incipiente en este momento pero que acabaría siendo una constante en su obra. Nos estamos refiriendo a los artículos: "No vale la pena", "El aire corrompido de la política" y "Seamos optimistas"

En un segundo bloque que podríamos denominar costumbrista hemos incluido otros dos artículos: "Pocas bromas con el acento", y "¡Qué nadie ose a decir lo contrario!" , en ellos retrata e ironiza sobre una de sus obsesiones periodísticas: la caricaturización de los tópicos nacionales, y la estereotipación y ridiculización de todo aquello que a sus ojos falsamente ha caracterizado a España.

Por último, nos ha parecido oportuno incluir en esta antología, teniendo en cuenta además la naturaleza de este trabajo, sus reflexiones sobre la profesión que tanto ejerció y amó: el periodismo. Geniales son sus páginas de "Los periódicos se hacen solos" en las que describe la vida cotidiana del periodista, y muy interesante es su defensa del Periodismo como profesión basada en una metodología académica. Sus afirmaciones

sobre la necesidad de la formación del periodista le convierten en un adelantado a su tiempo, en un debate que sigue, increíblemente, sosteniéndose hoy día.

 

Artículos seleccionados:

- " No vale la pena" El Sol. 19/07/1919

- " Seamos optimistas" El Sol. 02/08/1919

- " El aire corrompido de la política" El Sol. 03/08/1919

- " Ferrer y los españoles" El Sol. 09/10/1919

- " Un tío con toda la barba". El Sol. 26/11/1919

- " La política y el temperamento". El Sol 17/01/1920

- " Pocas bromas con el acento". El Sol 15/07/1918

- " ¡Que nadie ose a decirlo!". El Sol 08/01/1922.

- " Escuela de periodismo" El Sol. 15/12/1919.

- " Los periódicos se hacen solos". El Sol. 05/12/1919.

 

 

Bibliografía

CAMBA, Julio (2010), Haciendo República y artículos sobre la Guerra Civil, Madrid, Libros del Silencio.

CAMBA, Julio (2009), Un año en el otro mundo, Madrid, Rey Lear SL.

CAMBA Julio (2009), Maneras de ser español, Madrid, Luca de Tena.

CAMBA Julio (2007), Historia de una peseta, Barcelona , Alhena Media

CAMBA, Julio (2008), La ciudad automática, Barcelona, Alhena Media.

CAMBA, Julio (2008), La rana viajera, Barcelona, Alhena Media.

CAMBA, Julio (2007), Dos novelas bastante cortas, La Coruña, Ediciones del Viento.

CAMBA, Julio (2004), La casa de Lúculo o el arte de comer, Madrid, Fundación Wellington.

LÓPEZ GARCÍA, Pedro Ignacio (2003), Julio Camba. El solitario del Palace, Madrid, Espasa.

LÓPEZ GARCÍA, Pedro Ignacio (2007), "Julio Camba a través de su epistolario", Anales de la Literatura nº 19, pp 137-160

LLERA, José Antonio (2005), El humor en la obra de Julio Camba. Lengua, estilo e intertextualidad, Madrid, Biblioteca Nueva.

 

Fecha de recepción: 29 de Mayo de 2011

Fecha de aceptación: 31 de Mayo de 2011

 


Última actualitzación 29-11-2012
© Universitat Pompeu Fabra, Barcelona