Universitat Pompeu Fabra
HDA Hemeroteca Digital de Autores

Nº. 2 - Mayo 2011

  • El primer periódico de la península Ibérica: la gazeta de Valencia (1619)

    Por Carmen Espejo (Universidad de Sevilla)

    Presentamos en este trabajo el primer periódico publicado en la Península Ibérica. Se trata de la Gazeta de Valencia de 1619, de la que sólo se conocía hasta el presente un número, y del que recientes investigaciones han sacado a la luz al menos otros dos números más.

  • Luís Soto y su comprometido exilio gallego

    Por Ana González Neira (Universidade da Coruña)

    Tras la Guerra Civil Luís Soto continuó en su destierro mexicano su trabajo como periodista. Fiel a su ideología comunista y nacionalista, sus textos denunciaron constantemente la situación de Galicia bajo el régimen franquista. Colaboró con todas las cabeceras gallegas surgidas en México durante el exilio republicano. Reivindicó y reflexionó sobre los rasgos identitarios de la galeguidade y propugnó la unión de las fuerzas políticas gallegas en la diáspora.

  • Los años en que el franquismo quiso doblegar a Néstor Luján

    Por Carles Pont Sorribes (Universitat Pompeu Fabra)

    El periodista y escritor Néstor Luján Fernández nació el 1 de marzo de 1922 en Mataró y muró en Barcelona en 1995. En 1958 fue nombrado director de Destino, cargo que tuvo que dejar el 12 de abril de 1969 en cumplimiento de una sentencia del Tribunal de Orden Público. Años más tarde volvió a asumir la dirección adjunta con Xavier Montsalvatge hasta 1975.

  • Julio Camba y la renovación de la crónica parlamentaria

    Por Gema Cano Jiménez (IES África de Fuenlabrada, Madrid)  

    Julio Camba (1882-1962) pertenece a esa pléyade de brillantísimos periodistas españoles finiseculares de los que es difícil discernir su vertiente periodística de la literaria. Me estoy refiriendo a los González Ruano, Xammar, Flórez, Corpus Barga, etc.

    Camba no es sólo un autor interesantísimo por su sutil humor británico, lo es también por otras cuestiones no menos importantes. Sus artículos son reflejo de los vaivenes políticos que le tocó vivir, y a la vez espejo de la misma transformación ideológica que sufrió su vida. Este viraje nos ofrece una riqueza enorme desde el punto de vista periodístico, ya que la multitud de temas que abarcó y su cambiante vitalismo le llevó a escribir en los periódicos ideológicamente más dispares: El Mundo, El País, El Sol, ABC.

  • Un fugitivo en ABC de Sevilla (1937-1939)

    Por Concha Langa Nuño (Universidad de Sevilla)

    Jacinto Miquelarena (Bilbao 1891-París 1962) fue un destacado escritor como autor de libros de viajes, una novela de humor y recopilaciones de sus crónicas periodísticas. Autor hoy olvidado (que algunos estudiosos relacionan con la generación del 27), comenzó como periodista deportivo para ser luego corresponsal en varios países. Su adscripción a la primitiva Falange puede explicar su olvido en la actualidad. Figura señera del periodismo español, vivió parte de la guerra escondido en una embajada para escapar y relatar sus experiencias en ABC de Sevilla, foro desde el que apoyaría a los rebeldes apasionadamente.

  • Honoré de Balzac, retrato de la literatura y la política de su tiempo

    Por Ruth Rodríguez-Martínez (Universitat Pompeu Fabra)

    Conocido por su monumental Comedia Humana, Honoré de Balzac (Tours, 20 de mayo de 1799 - París, 18 de agosto de 1850) mantuvo a lo largo de su vida una estrecha y compleja relación con el periodismo. En este caso se recogen algunos de los textos publicados por el autor en La Revue parisienne.

  • El magisterio histórico-político de Antonio Fontán en el diario Madrid (1967-1971)

    Por Carlos Barrera (Universidad de Navarra)

    El diario Madrid fue, entre el 5 de septiembre de 1966 y el 25 de noviembre de 1971, uno de los periódicos españoles más críticos con la evolución del régimen de Franco. Las discrepancias que mantuvo, en fondo y forma, acabaron con su cierre por orden gubernativa. Desde abril de 1967 Antonio Fontán fue su director. Aunque no se prodigó tanto como otros colaboradores habituales de la célebre "página 3" de opinión, sus piezas escritas en el Madrid constituyen un testimonio de gran valor acerca de su visión de los principales problemas de la España de entonces. Sus agudos análisis estaban habitualmente dotados de una rica contextualización histórica y de una visión no sólo política sino también moral de los problemas y de sus posibles soluciones. Como dijo en su artículo de despedida de sus lectores, fue un "lustro tan poblado de realidades, como de frustraciones y esperanzas".