Atrás

Oriol Saladrigues y Martí Sánchez presentan Q3, acción escénico-sonora para robots

Oriol Saladrigues y Martí Sánchez presentan Q3, acción escénico-sonora para robots

Jueves 24 de marzo, 20h. Sala Aranyó (Campus UPF Poblenou)

17.03.2022

Imatge inicial

El próximo jueves 24 de marzo acogeremos a Martí Sánchez i Oriol Saladrigues, quienes presentarán su trabajo Q3, seleccionado como proyecto híbrido a los Premios Barcelona 2021 del Ayuntamiento de Barcelona. En esta sesión, los autores mostrarán vive esta obra coreográfica y sonora para robots, así como su fuente directa de inspiración en la pieza QUADRAT I + II de Samuel Beckett, seguida de una conversación con los creadores.

 

 

Un robot es un dispositivo diseñado por el ser humano para ejecutar tareas concretas y predeterminadas, tal y como Karel Capek imaginó en su obra teatral Robots Universales Rossum, donde se introduce por primera vez la palabra Robota, en checo, sirviente. ¿Cuando podemos decir que una máquina es un robot? Pues cuando es capaz de percibir su entorno y actuar en consecuencia. Los adelantos en inteligencia artificial permiten crear robots capaces de tomar decisiones, aumentando los grados de libertad de sus acciones y confiriéndolos así cierta autonomía. Por ejemplo, pueden modificar su trayectoria en función del que pase a su alrededor, o pueden comprender un texto y reaccionar, tanto escribiendo como hablando (sintetizando la voz humana), entre otras muchas cosas. Desde los orígenes de las investigaciones en inteligencia artificial en los años 50, la música ha sido un medio privilegiado para entender cómo funciona nuestro cerebro y así poder modelarlo y finalmente imitarlo. En este sentido se ha conseguido, mediante algoritmos, reproducir el estilo musical de una época o de un autor, crear música mediante procesos algorítmicos e incluso crear un acompañamiento improvisado en función de lo que interpreta un músico solista. Nos encontramos pues en medio de un proceso por el cual los robots que creamos se asemejan cada vez más a nosotros. Además, el hecho que a menudo tengan una constitución física que recuerda el cuerpo humano, y que sus movimientos también recuerden los nuestros, hace que nos sintamos identificados con ellos también desde un punto de vista psicológico. Podríamos decir que los robots nos despiertan emociones.

Q3 se plantea como una obra escénica donde un grupo de robots realizan una coreografía y una serie de acciones, emitiendo sonido desde unos altavoces que llevan incorporados. El punto de partida para el diseño de la coreografía es la pieza “Quadrat I + II” de Samuel Beckett. En esta, 4 personas andan de manera maquinal siguiendo siempre las mismas trayectorias en el interior de un cuadrado, sin llegar a encontrarse nunca entre ellas. En efecto, no pasan nunca por el centro, que sería el único punto donde tendrían que coincidir. De este modo evitan encontrarse, evitan el diálogo, la confrontación y el conflicto, quizás, algo que los podría hacer reflexionar y poner en entredicho sus ideas a partir de la interacción interpersonal. El querer evitar el contacto es lo único que los lleva a modificar su trayectoria haciendo un recorrido circular alrededor de este punto, como metáfora de aquello en lo que podrían convertirse nuestras vidas sin el pensamiento creativo, sin hacer uso de la autonomía que caracteriza el ser humano. En la pieza de Sánchez y Saladrigues, los robots actúan según dos modos de funcionamiento. Un modo sería regular, repetitivo, mecánico, que nos recuerda a "Quadrat I + II”, y el otro modo sería más imprevisible, interactivo, dando lugar a movimientos y acciones no predeterminadas.

Martí Sánchez es investigador de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), doctor en ciencias de la computación por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y ha realizado su tesis en el Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial (IIIA) del CSIC. Su investigación gira alrededor de la neurorobótica y del aprendizaje sensoriomotor. Sus intereses en la divulgación científica y en la relación entre ciencia y arte lo llevan a realizar el proyecto Teatronika, proyecto de temática hibrida con 5 años de recorrido que lleva los robots humanoides NAO a las artes escénicas, representando las obras ganadoras de las 3 ediciones del concurso de guion corto Teatronika. Este espectáculo de teatro con robots se presentó en el CCCB dentro del marco de la exposición +Humanos en el 2015 y se estrenó en el festival Terrassa Novas de Tendencias (TNT) al 2018.

Diplomado en Ingeniería Química (UPC), Oriol Saladrigues es compositor, cofundador y codirector artístico del Festival Mixtur de Barcelona. Título Superior de Piano, Lenguaje Musical (CSMMB) y Composición (ESMUC). Máster en Composición con Medios Electroacústicos en la Universidad de Paris8, a la Haute École de Musique de Ginebra en colaboración con la IRCAM, y a la Accademia Sta Cecilia de Roma. Ha recibido las becas de la Fundación LaCaixa, Cajamadrid y la Real Academia Española en Roma, y en 2018 fue galardonado con el premio de Composición de la Fundación Ernst von Siemens. Entre los años 2013 y 2020 ha sido profesor asociado al departamento de Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Composición al Conservatorio Superior de Música y Danza de Paris, y posteriormente al Máster de Composición con Tecnnologies de la ESMUC.

con el apoyo de:

Multimèdia

Multimedia

Multimedia

Perfils dels protagonistes:

Perfiles de los protagonistas:

Profiles of the protagonists:

Martí Sánchez
Oriol Saladrigues
Teatronika

Categorías:

ODS - Objectius de desenvolupament sostenible:

ODS - Objetivos de desarrollo sostenible:

SDG - Sustainable Development Goals:

Els ODS a la UPF Los ODS en la UPF The ODS at UPF