Atrás "Debemos tomar medidas, y debemos tomarlas ahora: detener cualquier nuevo desarrollo de combustibles fósiles"

"Debemos tomar medidas, y debemos tomarlas ahora: detener cualquier nuevo desarrollo de combustibles fósiles"

Hablamos con Will Steffen, científico del Sistema Tierra. Es miembro del Consejo del Clima de Australia que ofrece información de expertos independientes sobre el cambio climático. El martes 22 de febrero dio la conferencia "The Anthropocene: Where on Earth are we going", en el marco de la Europaeum Winter School que se celebró en la UPF.
17.02.2022

Imatge inicial

Will Steffen es un científico del Sistema Tierra. Es miembro del Consejo del Clima de Australia que ofrece información de expertos independientes sobre el cambio climático. También es profesor emérito de la Universidad Nacional de Australia (ANU), en Canberra; Senior Fellow en el Stockholm Resilience Centre, de Suecia; y miembro del Grupo de Trabajo del Antropoceno. De 1998 a mediados de 2004, Steffen fue director ejecutivo del Programa Internacional Geosfera-Biosfera, con sede en Estocolmo. Sus intereses de investigación abarcan un amplio abanico dentro de la ciencia del sistema terrestre, con énfasis en la sostenibilidad y el cambio climático.

El martes 22 de febrero dio la conferencia "The Anthropocene: Where on Earth are we going", en el marco de la Europaeum Winter School que se celebró en la UPF, centrada en Bienestar Planetario. 

Tu conferencia en la UPF girará alrededor de hacia dónde nos dirigimos como planeta. Por tanto, la pregunta es obligada: ¿hacia dónde vamos?

Creo que vamos en la dirección equivocada y lo estamos haciendo de muchas formas diferentes. El tema general de la charla será el Antropoceno, que tiene un impacto importante en la Tierra. Lo que llamamos Sistema Tierra, el sistema planetario, está cambiando a un ritmo extraordinariamente rápido, alejándose del estado estable del Holoceno, el estado en el que se ha mantenido la Tierra durante los últimos 12.000 años, y que ha representado la única vez que los humanos han podido desarrollar la agricultura, pueblos, ciudades, sociedades complejas, etc.
 
Cuando miramos el sistema climático, todo el mundo habla de ello, vemos que hay un aumento acelerado de la desestabilización climática, la temperatura aumenta, los acontecimientos extremos empeoran... En cambio, cuando el foco se pone en otros aspectos del Sistema Tierra, como la biosfera, vemos que también lo estamos degradando a un ritmo creciente. Estamos perdiendo importantes ecosistemas, como la selva tropical, o las tasas de extinción de animales están aumentando.
 
Vamos en la dirección equivocada y lo estamos haciendo de muchas formas diferentes. El Sistema Tierra está cambiando a un ritmo extraordinariamente rápido, alejándose del estado estable del Holoceno, el estado en el que se ha mantenido la Tierra durante los últimos 12.000 años
 
Así, cuando miramos la estructura general del sistema terrestre y vemos cómo funciona normalmente, vemos que lo estamos alterando de muchas formas diferentes. La charla abordará estos temas, cómo estamos cambiando el sistema terrestre, qué lo ha impulsado y qué debemos hacer para estabilizarlo.

Normalmente hablas de puntos de inflexión. Cuando se llega a uno, los demás se fortalecen y el calentamiento del planeta también ¿Podrías explicar algunos de estos puntos de inflexión?

Los puntos de inflexión son básicamente de tres tipologías distintas. Son grandes trozos de hielo cerca de los polos que pueden fundirse, son grandes ecosistemas de los que dependemos -la selva amazónica podría ser un buen ejemplo- y son sistemas de circulación del aire y los océanos.

Por poneros un ejemplo, fundir todo el hielo de la capa de hielo de Groenlandia en el Atlántico Norte supondría un aumento del nivel del mar de 7 metros. Esto sería una catástrofe, dado el gran número de personas que viven cerca de la costa. Actualmente se está empezando a fundir, y lo hace de dos formas diferentes.
 
Por un lado, está perdiendo algunos de sus glaciares de salida, el hielo comienza a moverse y a romperse y termina en el océano. Pero al mismo tiempo, se está fundiendo desde su superficie, porque el calentamiento, a altas latitudes en torno al Ártico, es aún más pronunciado que la media mundial. A medida que la superficie se derrite, baja y entra en una zona climática más cálida. Esto acelera la fusión del hielo. Así se llega a un punto de inflexión. Llega un momento en el que se llega a un punto de no retorno, un punto donde aunque se consiga estabilizar el clima, no podremos recuperarlo. Éste es un punto de inflexión. Empujar un sistema bastante lejos, un sistema que tiene su propio mecanismo de retroalimentación integrado, hace que el cambio sea imparable y el sistema cambie completamente.
 
Otro ejemplo sería la selva amazónica. A medida que la deforestación sigue, se pierde la capacidad del propio bosque de evaporar el agua. La mitad de la lluvia que cae en la Amazonia es agua reciclada del propio bosque. El sistema es sencillo: llueve en el bosque, los árboles cogen agua del suelo, el agua se evapora hacia la atmósfera y vuelve a llover. Pero cuando comienzas a reducir el bosque convirtiendo la tierra en pastos y prados, se evapora menos agua. Si la deforestación continúa, hay un momento en que no hay vuelta atrás porque nunca se obtendrá el agua y la humedad suficiente que necesita para regenerarse.
 
Hemos analizado nueve o diez de estos puntos de inflexión, y todos están empezando a moverse en la dirección del punto de inflexión. Además, estos puntos de inflexión están conectados, el hielo del polo norte está conectado a la selva tropical de Brasil.
 
Hemos analizado nueve o diez de estos puntos de inflexión, y todos están empezando a moverse en la dirección del punto de inflexión. Además, estos puntos de inflexión están conectados, el hielo del polo norte está conectado a la selva tropical de Brasil.
 
El hielo flota en el océano Ártico y se reduce a causa del calentamiento global, quedando cada vez más agua oscura expuesta en el océano (sin hielo) durante el verano. El agua absorbe más luz solar y por tanto acelera el calentamiento y el hielo se reduce aún más. El calentamiento acelerado aumenta la fusión del hielo en Groenlandia, lo que aporta más agua dulce en la parte superior del océano Atlántico, que, a su vez, frena la circulación norte-sur del océano.
 
¿Qué significa en última instancia? Pues que este cambio de circulación está reduciendo las lluvias en la Amazonia y, con el aumento de la deforestación, estamos empujando al bosque hacia el punto de inflexión.
 
Esto es lo que llamamos una cascada de inflexiones, como un efecto dominó. El peor de los casos es desencadenar varios puntos de inflexión porque entonces podemos perder el control de todo el sistema, pasando a un estado muy diferente del sistema terrestre en su conjunto, un estado donde será mucho más difícil de vivir para nosotros.

También hablas de umbrales planetarios y del concepto hothouse earth. ¿Qué significa? ¿Nos podrías dar algunos ejemplos concretos de cómo podría ser la vida humana si esto ocurriera?

Lo que significa es una Tierra muy inestable. Esta cascada de inflexiones, si realmente la empezamos, es el proceso que saca al sistema de la Tierra fuera de nuestro control. La Tierra pasará a un estado mucho más caliente, con un aumento de la temperatura de 4 o 5 grados respecto a la época preindustrial, habrá grandes cambios en la biosfera, bosques y praderas, con incendios masivos... Estamos hablando de grandes eventos de extinción.
 
Este escenario de colapso provocará una gran caída de la población en todo el mundo, empeorará el bienestar humano, etc. Es una catástrofe mundial y eso es lo que queremos evitar a toda costa. Sé que es aterrador, pero debemos afrontar la verdad y explicar que si no nos tomamos estas amenazas en serio ahora, ese es el riesgo que corremos por nuestros hijos.
 
Esto implica una disrupción muy grande a un ritmo de cambio jamás visto antes en la historia de la Tierra, sólo comparable a cuando el meteorito impactó en la Tierra hace 66 millones de años. Mi opinión es que la civilización humana, la sociedad que conocemos hoy, no va a funcionar en este tipo de mundo. Este escenario de colapso provocará una gran caída de la población en todo el mundo, empeorará el bienestar humano, etc. Es una catástrofe mundial y eso es lo que queremos evitar a toda costa. Sé que es aterrador, pero debemos afrontar la verdad y explicar que si no nos tomamos estas amenazas en serio ahora, ese es el riesgo que corremos por nuestros hijos.

¿Estamos ya en un camino de no retorno en lo que respecta a la emergencia climática? ¿Hemos perdido definitivamente el control de nuestro planeta?

Creo que todavía no hemos llegado a ese giro de los eventos. Lo que estamos diciendo es que distintos elementos de inflexión se mueven hacia un punto de inflexión. El problema es que no sabemos exactamente dónde está ese punto de inflexión. Y nunca lo sabremos, a menos que lleguemos, lo que es algo bastante estúpido.
 
Por tanto, es una cuestión de riesgo. ¿Cuánto riesgo estás dispuesto a correr? Mi estimación es que si conseguimos el objetivo más ambicioso acordado en París, un máximo de 1,5 grados de calentamiento, que es un gran reto, ahora todos lo sabemos, esto minimizaría el riesgo de iniciar esta cascada. Cuando empezamos a acercarnos a dos grados y si vamos más allá de dos grados, el riesgo aumenta muy rápidamente y podemos iniciar una cascada de inflexiones. Por eso son tan importantes los objetivos climáticos de París.

Parece que las conferencias sobre el clima, las COP, no están resolviendo el problema.

No, no funcionan. La última fue la COP26 en Glasgow. Puedes volver 26 años atrás y ver la primera conferencia sobre el clima. Y puedes ver cómo las emisiones humanas han ido aumentando y aumentando durante los últimos 26 años.
 

No hay evidencia de que ninguna conferencia climática haya tenido un impacto positivo en esta curva de emisiones. Ésta es la triste verdad. Y esto debe cambiar.

No hay evidencia de que ninguna conferencia climática haya tenido un impacto positivo en esta curva de emisiones. Ésta es la triste verdad. Y esto debe cambiar. Si no cambia en los próximos años, no creo que logremos los objetivos de París. El tiempo ha terminado.

¿Cómo podemos evitar este escenario? ¿Cuáles son las acciones mínimas que hay que realizar como humanidad para detener este proceso?

Creo que debemos tomar medidas, y debemos tomar medidas ahora: detener cualquier nuevo desarrollo de combustibles fósiles. Hay ya muchos pozos de petróleo, minas de carbón, yacimientos de gas... y se prevén grandes ampliaciones, sobre todo de gas. Estos planes deben detenerse ahora mismo en todos los países. Y esto no sólo lo decimos los científicos, sino que la Agencia Internacional de la Energía dice lo mismo: debemos detener la expansión de los yacimientos fósiles. Hacerlo el próximo año nos daría una buena oportunidad de acercarnos a los 1,5 grados, y con un poco de eliminación de CO2 de la atmósfera, quizás incluso podríamos bajar de los 1,5 grados. Por tanto, el primer paso es detener la expansión de los combustibles fósiles, y esto debe pasar ahora.
 
Pero creo que la única manera de que esto ocurra es que la gente se levante contra sus gobiernos. Puede que sean necesarias manifestaciones, quizás que la gente salga a la calle, o que intente detener esta expansión directamente, en persona, yendo a lugares concretos. Desobediencia civil. Sólo así conseguiremos los cambios que necesitamos a tiempo.
 
Y ojalá, cambiar algunos gobiernos y personas que dirigen grandes corporaciones nos ayudará a cambiar el camino actual. Aquí en Australia somos un exportador importante de combustibles fósiles. Pero dentro de unos meses tenemos elecciones y ya ha habido un aumento de gente independiente que se presenta al parlamento que dice que esto no nos gusta, y cada vez tienen más popularidad. Así que quizás tendremos una "revolución electoral" aquí abajo. Los candidatos independientes están recibiendo mucho apoyo. Lo sabremos en abril o mayo, cuando se hagan las elecciones.
 
Debemos desafiar al sistema. Debemos desmontarlo y construir un nuevo sistema mucho mejor.

Existe la sensación de que los jóvenes son mucho más conscientes de estos problemas y están empujando para que se solucionen ¿Crees que algo está cambiando? ¿Podríamos enviar un mensaje optimista?

El mensaje optimista es que al igual que hay puntos de inflexión en el sistema de la Tierra, también hay puntos de inflexión en el sistema social. Las cosas pueden cambiar más rápidamente en un sistema social cuando la gente se cansa. Y puedo intuir que esto está ocurriendo. Empezamos a ver a gente joven de todo el mundo, gente mayor, y también la llegada de nuevas industrias, las energías renovables, cada vez más apoyo...
 
Así, se puede ver que bajo el sistema, que todavía apoya los combustibles fósiles, se está creando un movimiento. ¿Es lo suficientemente fuerte? Todavía no. Pero puede cambiar rápidamente. Tiene que cambiar rápidamente. Ya no es aceptable quemar combustibles fósiles. La explotación de combustibles fósiles ya no es aceptable. Esto es antisocial.
 
El mensaje optimista es que al igual que hay puntos de inflexión en el sistema de la Tierra, también hay puntos de inflexión en el sistema social. Las cosas pueden cambiar más rápidamente en un sistema social cuando la gente se cansa. Y puedo intuir que esto está ocurriendo.
 
Las redes sociales nos ayudan, los jóvenes nos ayudan, los científicos nos ayudan. Cada uno de nosotros por sí solo no va a cambiar el sistema, pero juntos podemos tener la oportunidad de impulsarlo para conseguir este punto de inflexión social y cambiar el sistema muy rápidamente.

En la UPF hemos puesto en marcha la iniciativa Planetary Wellbeing que quiere englobar a toda la universidad en términos de investigación, docencia y transferencia de conocimiento. ¿Crees que este tipo de iniciativas pueden ayudarle a resolver el problema?

Absolutamente, esto forma parte del punto de inflexión social. Estas cosas deben ocurrir. Es importante que muchas nuevas instituciones se incorporen. Las nuevas ideas son importantes.
 
Todas estas ideas diferentes, instituciones, redes que están hirviendo, esto es lo que necesitamos para conseguir ese gran punto de inflexión social global
 
Pondré un buen ejemplo que viene de un sitio cercano, en Portugal. Hay un experto jurídico llamado Paulo Magalhães, y está desarrollando el concepto de "hogar común para la humanidad". Y lo que dice es que lo importante que debemos proteger no son los territorios, sino la integridad del Sistema Tierra, nuestro hogar planetario. Así que lo que quiere es un reconocimiento legal del Sistema Tierra. No la tierra física, sino los elementos intangibles, los sistemas de circulación, la transferencia de calor, todas las cosas que mantienen el planeta habitable. Una vez obtenido este reconocimiento legal, podrán empezar a desarrollarse leyes e instrumentos económicos basados ​​en un contexto legal.
 
Todas estas ideas diferentes, instituciones, redes que están hirviendo, esto es lo que necesitamos para conseguir ese gran punto de inflexión social global.

Multimedia

ODS - Objetivos de desarrollo sostenible:

03. Salud y bienestar
07. Energía asequible y no contaminante
13. Acción por el clima
15. Vida de ecosistemas terrestres
Els ODS a la UPF

Contact

Para más información

Noticia publicada por:

Unidad de Comunicación y Proyección Institucionales