Atrás

Esteve y NeuroPhar, unidos contra el dolor crónico

Esteve y NeuroPhar, unidos contra el dolor crónico

La empresa farmacéutica Esteve y el Laboratorio de Neurofarmacología de la UPF refuerzan su colaboración mediante la creación de la Unidad Mixta de I+D Esteve-UPF dirigida al descubrimiento de nuevos analgésicos.

11.11.2016

 

Uno de cada cinco ciudadanos europeos padece dolor crónico, una condición que actualmente no cuenta con tratamiento efectivo. Además de limitar la vida cotidiana de sus pacientes, el dolor crónico supone un problema para la economía europea dados los costes sociosanitarios asociados, valorados en más de 34.000 millones de euros anuales. En este escenario y con el objetivo de encontrar nuevos tratamientos para esta condición, nace la Unidad Mixta de I+D Esteve-UPF, un proyecto de colaboración entre la empresa Esteve y el Laboratorio de Neurofarmacología de la Universidad Pompeu Fabra.

Uno de cada cinco ciudadanos europeos padece dolor crónico, una condición que actualmente no cuenta con tratamiento efectivo

Desde su fundación en el año 1998, el Laboratorio de Neurofarmacología (NeuroPhar) del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (DCEXS) ha colaborado en numerosas ocasiones con Esteve, una de las farmacéuticas catalanas más pujantes y que posee un potente departamento de I+D+i situado en Barcelona. Las dos instituciones han formado equipo en dos consorcios del Programa CENIT del Centro para el Desarrollo Industrial y Tecnológico, un programa que se lanzó en 2006 para estimular la cooperación público-privada en investigación industrial. En el año 2014, Esteve se integró como socio en el proyecto europeo NeuroPain, coordinado por el propio director de NeuroPhar, Rafael Maldonado.

“La colaboración científica con NeuroPhar ha sido continuada, sinérgica y muy productiva”, comenta Carlos Plata, director científico de Esteve. “Ahora se ha traducido en la creación de esta nueva unidad mixta, que refuerza la integración del trabajo planificado y ejecutado conjuntamente entre el centro de la UPF y el equipo de Descubrimiento y Desarrollo Preclínico de Esteve.”

La colaboración científica con NeuroPhar ha sido continuada, sinérgica y muy productiva

Como resultado de sus numerosas colaboraciones han obtenido importantes avances en el campo del dolor, reflejados en seis artículos científicos publicados en revistas internacionales en los últimos años.

Según Rafael Maldonado, “la colaboración con Esteve ha permitido desarrollar nuevos proyectos de investigación aplicada así como identificar y validar nuevas dianas para el tratamiento de los cuadros de dolor crónico. Una gran ventaja de esta colaboración ha sido el poder disponer de recursos y herramientas de investigación específicas sin las cuales no hubiera sido posible llevar a buen puerto estos ambiciosos proyectos”.

Los integrantes de Esteve -Carlos Plata, director científico; José Miguel Vela, director de Descubrimiento de Fármacos y Desarrollo Preclínico, y Manel Merlos, director de Farmacología- se reunieron el pasado mes de febrero con los miembros de la UPF Francesc Posas, vicerrector de Política Científica y Profesorado; David Comas, director del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud; Rafael Maldonado, director de NeuroPhar, y Miquel A. Martín, director de la Unidad Mixta, para llevar a cabo el acto formal de signatura del convenio fundacional de la unidad en el marco de la transferencia tecnológica.

La estructura, planificada como mínimo hasta el año 2025, parte con un montante anual de 375.000 euros

Fruto de este convenio se ha contratado a cinco investigadores para que puedan dedicarse a la evaluación de productos de Esteve en modelos animales de dolor. Esta estructura, que está planificada como mínimo hasta el año 2025, parte con un montante anual de 375.000 euros, una inyección económica importante para la universidad y una garantía de estabilidad, tanto para los investigadores que la integran como para el alcance de los objetivos fijados.

En busca de nuevos fármacos

Los proyectos enmarcados en esta actividad tienen como objetivo el estudio de nuevas dianas terapéuticas a nivel preclínico para evaluar nuevos fármacos y encontrar así estrategias complementarias o alternativas para el tratamiento de cuadros de dolor crónico. Los dolores de tipo neuropático, osteoartrósico e inflamatorio serán las dianas principales de la investigación.

El equipo Esteve-UPF seguirá varias estrategias de experimentación. Por un lado usarán compuestos capaces de bloquear o activar los diferentes receptores o sistemas de señalización que funcionan en el sistema nervioso central. Por otro, se utilizarán ratones modificados genéticamente para impedir la producción de una determinada proteína de manera que carecen de ella durante toda su vida. Por último, la Unidad Mixta proporcionará nuevos modelos para evaluar el papel que desempeñan en el desarrollo del dolor tanto los componentes afectivos, como la ansiedad y la depresión, como los cognitivos, además de estudiar los modelos de dependencia, imprescindibles para descartar el potencial adictivo de los fármacos investigados.

Es imprescindible evaluar las manifestaciones afectivas y cognitivas de la sintomatología del dolor

"Nuestras líneas de investigación permiten desarrollar nuevos modelos experimentales para evaluar las diferentes consecuencias asociadas al dolor", explica Maldonado. “Es imprescindible evaluar no solo la sintomatología del dolor, sino también sus manifestaciones afectivas y cognitivas, pues de ellas depende en gran medida la eficacia de los nuevos medicamentos que se desarrollen. Un fármaco que no resulte efectivo en combatir estas manifestaciones del dolor, difícilmente resultará eficaz en humanos”.

Multimèdia

Multimedia

Multimedia

Categorías: