Atrás

De la Pompeu Fabra, toda la vida

De la Pompeu Fabra, toda la vida

Finalizar la carrera no significa dejar la universidad, simplemente cambiar el marco de relación. El programa UPF Alumni promueve el vínculo con los antiguos estudiantes para construir el sentimiento de pertenencia a la institución una vez acabados los estudios.

01.07.2016

 

 La experiencia universitaria es recordada por muchos antiguos alumnos como una parte importante de su vida. Ya sea en los pasillos, en las clases o en la biblioteca, muchos alumnos y profesores de la Universidad han labrado fructuosas relaciones de aprendizaje y han iniciado los primeros pasos hacia la vida profesional. Es precisamente con un firme propósito de conservar estas sinergias donde el programa UPF Alumni trata de poner su grano de arena, prolongando la relación de la institución con aquellos que un día formaron parte de ella.

¿Cómo nació?

Anaís Tarragó, directora de la Fundación UPF - desde donde se gestiona el programa UPF Alumni - explica que “no había, y todavía no hay, precedentes claros en el país más allá de las escuelas de negocio”. El programa se creó en 2009 tomando como base la tarea que hacían asociaciones de estudiantes como Antics UPF y con el objetivo de promover la universidad entre sus antiguos alumnos, los miembros de la comunidad académica del entorno y de ámbito internacional y el mundo institucional y empresarial.

Es un programa que “bebe mucho de la tradición anglosajona; pero no nos podemos comparar ya que no disponemos de los mismos instrumentos”, afirma Tarragó. Sin embargo, “sí compartimos ciertos elementos en su filosofía, como la generación de un sentimiento de pertenencia de los estudiantes, no só- lo cuando están en la universidad, sino también una vez acaban “, asegura. “El colectivo Alumni es una parte muy importante de la institución y un gran embajador de la Universidad fuera de casa. No nos podemos permitir el lujo de perder el contacto “, indica Mònica Figueras, vicerrectora de Responsabilidad Social y Promoción. 

El colectivo Alumni es una parte muy importante de la institución y un gran embajador de la Universidad fuera de casa. No nos podemos permitir el lujo de perder el contacto

Actualmente, cuenta Figueras, “ya son casi 13.000 los graduados de la UPF que forman parte del programa UPF Alumni y que quieren mantener el contacto con la Universidad”.

¿Cuál es el futuro del programa?

Uno de los servicios que se ofrece desde UPF Alumni, junto con el Servicio de Carreras, es el de dar a los antiguos estudiantes las herramientas necesarias para potenciar su carrera profesional, mediante cursos de orientación, mentoría y otras actividades de formación continua. Una apuesta clara que afianza los lazos y que demuestra todo lo que la UPF puede ofrecerles una vez terminada la etapa universitaria. 

“Pero tenemos 25 generaciones de graduados y hemos visto que las necesidades e intereses de las primeras son muy diferentes de las más recientes “, explica Anaís Tarragó. Es por ello que uno de los objetivos que se fija el programa a corto plazo es el de proporcionar servicios, actividades, espacios, que fomenten la participación y la cooperación entre la Universidad y los Alumni. “Debemos ofrecer los espacios y las redes para que los Alumni se puedan encontrar no sólo entre ellos, sino con toda la comunidad universitaria, compartir intereses y crear valor de manera conjunta para continuar haciendo de la UPF una universidad de excelencia”.

Tenemos 25 generaciones de graduados y hemos visto que las necesidades e intereses de las primeras son muy distintos de las más recientes

Para poder ofrecer un programa más cercano a todas las promociones de la Universidad, “hay que hacer un esfuerzo proactivo para ir a buscar los antiguos alumnos que no mantienen contacto con nosotros”, añade Tarragó.

En el marco del 25º aniversario y del Plan Estratégico de la UPF para los próximos diez años, los Alumni se han convertido en un elemento clave en cuanto a las relaciones que la Universidad tiene con el tejido productivo y social. “La Universidad ha hecho un esfuerzo para reanudar el contacto con las diez primeras promociones, y ha conseguido contactar con 5.200 graduados de entre los años 1994 y 2004, un 52,2% de todos los estudiantes de las primeras promociones “, explica Mónica Figueras. Un primer paso para retomar el contacto fue el 1r Encuentro Alumni, que se organizó el mes de septiembre en el campus de la Ciutadella, al que asistieron más de 1.200 antiguos estudiantes. Aquel encuentro ha servido para iniciar una primera línea de colaboración entre toda la comunidad UPF y poner sobre la mesa cuáles son las necesidades y los intereses de los Alumni en relación a la Universidad.

En esta línea, el Plan Estratégico 2016-2025 es un buen ejemplo de participación bidireccional, ya que “no se ha diseñado únicamente desde la Universidad, sin conocer las necesidades reales; sino que ha contado con la colaboración de la participación de los mismos Alumni “, explica Mónica Figueras. Concluye que “desde la UPF queremos crear un programa conjunto que tenga presente lo que realmente los antiguos alumnos creen que debe ser”. 

 

Experiencias personales

Aurora Sanz (Derecho, 1995)

He vivido con especial satisfacción la excelente evolución que ha tenido la Pompeu desde que abrió sus puertas

 Aurora Sanz recuerda sus años en la UPF como “una experiencia muy enriquecedora”. Explica que su vinculación con el programa UPF Alumni responde, por un lado, a “la voluntad de continuar en contacto con los compañeros con los cuales viví unos años tan importantes”. Por otro lado, asegura que “me ha permitido seguir con una distancia prudente como es el nuevo perfil de los estudiantes, y conocer cómo suben las nuevas generaciones profesionales”. Uno de los aspectos más gratificantes de ser miembro “fue participar en la ceremonia académica de graduación de la promoción de Derecho de 2014”, asegura Sanz. “Me trajo muy buenos recuerdos”.

 

 

Pau Agulló (Economía, 1997)

El contacto con la Universidad me ha ayudado a tirar adelante proyectos de conlaboración, como el Data Science

 Desde que se licenció, siempre ha mantenido su relación con la Universidad: “Conservar el vínculo con la UPF me ha ayudado a no perder el contacto con compañeros y poder tomar parte activamente en formaciones o conferencias”, explica. Este vínculo le llevó a ser uno de los protagonistas del 1r. Encuentro UPF Alumni, participando en el debate abierto entre diferentes Alumni que tenía como título “La universidad: un camino de ida y vuelta”. La estrecha relación con la Universidad y mantener el contacto con los profesores también lo ha llevado a ser docente del programa Data Science de la Barcelona Graduate School of Economics.

 

Ksenia Klykova (Comunicación Audiovisual, 2015)

El servicio de Biblioteca es el que me decidió apuntarme al programa UPF Alumni

Acaba de graduarse en Comunicación Audiovisual, pero tiene muy claro desde el primer día que terminó la carrera que quiere formar parte del programa. “Lo descubrí mientras colaboraba en la Biblioteca de la Universidad; muchos usuarios venían con el carnet UPF Alumni y me interesé”, asegura. Su paso por la UPF lo recuerda como una etapa muy positiva y enriquecedora, y quiere mantener esta relación porque “el programa tiene servicios muy prácticos que me pueden servir para mi carrera profesional”. Uno de ellos es el Servicio de Orientación Profesional, puesto en marcha el pasado curso 2014-2015 y que ha generado mucho interés entre los recién graduados.

Multimèdia

Multimedia

Multimedia