Atrás

El documentalista Frederick Wiseman, doctor honoris causa por la UPF

El documentalista Frederick Wiseman, doctor honoris causa por la UPF

Considerado el director de documental en activo más prestigioso de la historia del cine, ha sido investido en el transcurso de una ceremonia celebrada en el auditorio del campus de la Ciutadella, en la que ha estado acompañado por su padrino, Jordi Balló.

03.05.2016

 

 

El cineasta norteamericano Frederick Wiseman, considerado el director de documental en activo más prestigioso de la historia del cine, ha sido investido doctor honoris causa por la UPF, en una ceremonia celebrada hoy, 3 de mayo, al mediodía, en el auditorio del campus de la Ciutadella de la Universidad.

El acto, enmarcado en el 25º aniversario de la UPF, ha sido presidido por el rector de la Universidad, Jaume Casals, que ha estado acompañado en la mesa presidencial por Núria Basi, presidenta del Consejo Social; Pelegrí Viader, secretario general, y José Fernández Cavia, director del Departamento de Comunicación.

Tras la entrada de la comitiva de autoridades académicas al sonido de la pieza tradicional irlandesa "An irish Blessing", interpretada por el Coro de la UPF, Jaume Casals ha hecho la apertura del acto, en el transcurso del cual el cineasta estado acompañado en todo momento por su padrino, Jordi Balló, profesor del Departamento de Comunicación.

Pelegrí Viader ha hecho la lectura del acuerdo del Consejo de Gobierno (sesión del pasado 17 de febrero) en la que, a propuesta del Departamento de Comunicación, aprobaba concederle el título de doctor honoris causa. El acuerdo reconoce la valiente trayectoria de Wiseman, referente a los estudios sobre cine, y una obra que ha contribuido a agrandar el conocimiento cinematográfico y sociológico con un alto compromiso con el progreso y las instituciones que regulan nuestra sociedad.

Frederick Wiseman, junto con Jordi Balló, ha hecho la entrada al auditorio, con todo el público de pie, que seguidamente ha podido escuchar el elogio del doctorando, a cargo de Mercè Ibarz, profesora del Departamento de Comunicación.

Elogio del doctorando, a cargo de Mercè Ibarz

> Elogio del doctorando (documento en pdf)

En su laudatioMercè Ibarz ha hecho un repaso de la trayectoria y la obra del cineasta, que ha calificado como "un dramaturgo de la vida pública". "Wiseman es un documentalista de nuestros miedos y de nuestras ilusiones, a menudo perdidas pero siempre vivientes, de la belleza que puebla la vida en común a pesar de todo lo que no funciona de raíz", ha afirmado.

Mercè Ibarz ha reflexionado en torno al marcado carácter social y de narrador de nuestra época que ha ejercido Wiseman: "A lo largo de medio siglo de cine y de 44 títulos hasta ahora, Wiseman ha convertido así, observando críticamente, con ironía provocadora, compasión y distanciamiento pedagógico, un cineasta único y también un antropólogo, un historiador y un analista social de las instituciones y de las leyes de la segunda mitad del siglo XX y los inicios del XXI".

La profesora del Departamento de Comunicación ha hecho mención de las características de la obra del cineasta, y de su importancia dentro del panorama cinematográfico: "Su cine es una forma de acompañamiento de vidas pequeñas. Vidas sofocadas a menudo por la ignorancia y la impotencia, que Wiseman ausculta, y escucha, en un limpio ejercicio de democracia e inteligencia visuales, cuando elige el tema y cuando lo filma".

Y más adelante: "Sus películas se basan en la misma fascinación, aprendida de la poesía, por la palabra de los otros en la vida diaria y común" ... "Con la perspectiva del tiempo, su filmografía conforma un compendio moral y artístico de una envergadura y de una relevancia no alcanzadas quizás por nadie más en el cine".

Ya en la parte final de su parlamento, Mercè Ibarz ha recordado la presencia de Wiseman en la UPF en sus seminarios en el máster en Documental de Creación, en la primera edición, en 1998, y en la de 2006, y en una sesión con los estudiantes en el edificio Rambla: "su presencia ha dejado huella en los documentalistas que se formaban y en los profesionales de la imagen y los profesores que asistimos".

Vídeo con el elogio de Frederick Wiseman, a cargo de Mercè Ibarz

 

Investidura de Frederick Wiseman y parlamento de aceptación

El momento más solemne de la ceremonia ha llegado con la investidura de Frederick Wiseman, cuando ha recibido la medalla honoris causa de la UPF de manos del rector Jaume Casals, que le ha dado un abrazo de fraternidad en señal de incorporación al Claustro de doctores de la Universidad.

Ya como nuevo doctor de la UPF, Frederick Wiseman ha pronunciado su discurso de aceptación. El cineasta ha comenzado hablando de su etapa como profesor de derecho, cuando ya estaba interesado en captar cómo era la realidad de la sociedad, al observar las personas, y ya tuvo la idea de hacer un filme basado en una institución como es prisión.

Seguidamente, el cineasta ha hablado de su manera de hacer cine: "Mi técnica sigue siendo la misma que en los últimos años, formamos un pequeño equipo de tres personas. No me gusta saber las cosas de antemano, actúo por instinto, y lo que intento es acumular material, y después de eso, a ver qué pasa". Y ha añadido: "Para mí la técnica está al servicio del contenido, y no al revés".

Continuando con su estilo, ha afirmado que "cuando estoy editando una película siempre tengo que pensar en varias opciones, analizar qué está pasando, cuáles pueden ser las necesidades específicas. Después construyo la estructura".

Y ha añadido: "Hay que estar preparado para grabar todo lo que está pasando, hay que tomar el riesgo, grabar mucho, a fin de tener suficiente material. Es mejor ir más allá y tener la opción de editar. El filme surge del proceso de análisis del resumen de las grabaciones".

Frederick Wiseman, que ha reconocido que le influencian más sus lecturas que las películas que ve, ha considerado esta manera de hacer cine documental como "una gran aventura".

> Vídeo con el discurso de aceptación de Frederick Wiseman como doctor honoris causa

 

Proyección del cortometraje On Wiseman

Ya en la última parte del acto, Jordi Balló ha presentado el documental On Wisman, que recoge la voz y el testimonio de catorce cineastas, muchos de los cuales asistieron a la charla que Wiseman hizo en el máster en Documental de Creación del año 1998, y que luego repitió en 2006.

El trabajo, dirigido por Ricardo Íscar, es una muestra de cómo el cineasta estadounidense ha estado presente en el movimiento de renovación del documentalismo que se ha producido en las últimas décadas en Cataluña, y la huella que ha dejado su obra, así como la forma en que se ha transmitido al entorno universitario.

Los catorce cineastas, que han escogido y comentado una secuencia de alguno de los filmes de Wiseman, son los siguientes: Luis E. Parés, Javier Rebolllo, Isaki Lacuesta, Elías León Siminiani, Virginia García del Pino, Mercedes Álvarez, José González Morandi, Neus Ballús, Lupe Pérez, Carla Subirana, Xapo Ortega y Xaiver Artigas, Pilar Monsell, Oliver Laxe y Mar Coll.

Vídeo del corto publicado en Youtube

 

Parlamento de clausura de Jaume Casals

Jaume Casals, en lo que ha sido el último parlamento del acto, ha afirmado que recientemente ha visto varias de las películas de Wiseman, entre las que se encuentran At Berkeley (2013) y que se ha sentido muy identificado con lo narra. El rector ha hecho la comparativa de lo que representa "comer sopa" cada día con la tarea cotidiana en la Universidad.

Jaume Casals ha contrapuesto la satisfacción y la seguridad de los científicos a la hora de hacer su trabajo, frente las dudas y los 'metadiscursos' sobre el sentido de la universidad: "Frente al optimismo de la ciencia, está el pesimismo de otras partes de la institución ", ha apuntado.

No obstante, ha asegurado no conformarse y no aceptar este pesimismo, y ser partidario de hacer mejoras relativas en la universidad: "Pretendo crear con los que me ayudan ocasiones para convertir el barro de la punta de los zapatos en polvo y aventuras". Y ha añadido: "Mi objetivo principal es que los representantes y responsables de los diferentes ámbitos académicos estén en primera fila de la Universidad".

La actuación del Coro de la UPF con la pieza tradicional universitaria "Gaudeamus igitur" ha puesto punto final a una ceremonia llena de emociones.

Biografía de Frederick Wiseman

Frederick Wiseman (Boston, 1930) comenzó su carrera en 1967 y aún sigue en activo como uno de los directores de documental más prestigiosos de la historia del cine. Acaba de presentar en París su última obra: In Jackson Heights, ganadora del premio a la mejor obra de no ficción por parte del New York Film Critics Circle.

En el transcurso de su carrera profesional, su aportación a agrandar el conocimiento cinematográfico y sociológico ya ha sido avalada por numerosos premios individuales (incluyendo el León de Oro de Venecia a la mejor trayectoria en 2014 o los títulos de Comendador de la orden de las Artes y las Letras francesa en 2000 y de Miembro Honorífico de la Academia de las Artes y las Letras estadounidense en 2001).

Este mes de mayo de 2016, en el transcurso del festival de Cannes, Wiseman recibirá el premio France Culture.

Una obra prolífica considerada una herramienta de invesigación de la realidad social

La producción audiovisual de Wiseman se puede considerar una trayectoria de investigación de pleno derecho. Ha sabido retratar postulados de Althusser, Foucault o Fromm con la clarividencia y la concreción que permite la imagen en movimiento.

A lo largo de más de 40 películas, todas ellas con gran recorrido por festivales internacionales, Frederick Wiseman ha convertido en un agente histórico de primer orden en intervenir políticamente mediante la denuncia y la atención a ámbitos tan diversos como la asistencia sanitaria, la vivienda pública, el ejército, el museo o la investigación científica, apostando siempre por priorizar la voz de los trabajadores y otros participantes de las instituciones por encima de una posible voz narradora.

Desde la cruda mirada a una institución psiquiátrica en su primer filme, Titicut Follies (1967), que fue prohibido durante décadas y que figura en la mayoría de listas canónicas del género, hasta el retrato de una de las comunidades más étnicamente varias de Estados Unidos en su última obra, In Jackson Heights (2015), Wiseman ha mantenido un alto compromiso político y social, por lo que se ha centrado temáticamente en la grabación de los procesos e instituciones que regulan nuestra sociedad.

Entre estas obras toman especial relevancia las dedicadas a la educación: High School (1968, parte del Registro Nacional de Filmes de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos desde 1991) y High School II (1994), ambas dedicadas a la educación secundaria, y At Berkeley (2013), que por su atenta radiografía al funcionamiento de uno de los centros educativos más prestigiosos del mundo constituye una obra valiosa para cualquier miembro de una comunidad académica.

Un reconocimiento académico y profesional y un compromiso con el género documental

La UPF rinde este homenaje al cineasta tanto desde el ámbito de la comunicación o del cine, como desde su concepción de la institución universitaria. En el primer caso, la UPF ha destacado por su impulso y compromiso del cine documental, especialmente a partir del Máster en Documental de Creación, un centro de pensamiento y acción de referencia internacional en torno al cine de lo real.

"La concesión de un doctorado honoris causa en Frederick Wiseman supone no sólo el justo reconocimiento de una valiente trayectoria que ha sido siempre referente a los estudios sobre cine, sino también una reafirmación del compromiso de la Universidad Pompeu Fabra con la potenciación de la arte como vía de investigación y de denuncia ", manifestó José Fernández Cavia, director del Departamento de Comunicación.

Y añadió: "La relación de Wiseman con la UPF es muy antigua, y se remonta a su colaboración a propósito de la fundación del máster en Documental de Creación, bajo la dirección de Jordi Balló, un programa formativo que se ha convertido en referente en el impulso y análisis de este género".

Desde su creación, el máster ha invitado a reconocidos cineastas como Joaquim Jordà, Jean-Louis Comolli, Victor Kossakovsky o José Luis Guerín y ha impulsado una hornada de jóvenes documentalistas catalanes e internacionales. Fue Frederick Wiseman quien inauguró las clases de la primera edición del Master en 1998, como una declaración de intenciones de la influencia que debería ejercer entre los jóvenes cineastas.

En cuanto al segundo caso, la transversalidad de la obra documental de Frederick Wiseman conforma un mosaico que no interesa sólo al sociólogo o el antropólogo, sino a cualquier miembro de la sociedad, y que especialmente apela a la universidad entendida como conglomerado de conocimiento y ojo crítico sobre todos los sectores donde trabajarán sus estudiantes.

Coincidiendo con el nombramiento honoris causa de la Universidad Pompeu Fabra, la Filmoteca de Cataluña tiene previsto dedicar el mes de mayo un ciclo a este referente mundial del cine y el documental norteamericano.

Así pues, Frederick Wiseman ha sido invitado el 3 de mayo a las 20.00 horas a presentar su propio ciclo que constará de una retrospectiva parcial de su obra, una selección de diez películas escogidas conjuntamente con este insigne director.

> Galería de imágenes del acto de investidura

Vídeo resumen de la ceremonia

Multimèdia

Multimedia

Multimedia