Atrás

La percepción de la consonancia musical es inherente en los humanos y nos ayuda en el aprendizaje de patrones abstractos

La percepción de la consonancia musical es inherente en los humanos y nos ayuda en el aprendizaje de patrones abstractos

Pone de manifiesto un trabajo de Juan Manuel Toro y Paola Crespo, miembros del Grupo de Investigación en Lenguaje y Cognición Comparada, que han publicado en la edición avanzada de la revista Journal of Comparative Psychology este mes de abril.

26.04.2016

Conocer cuáles son los componentes inherentes a la especie humana en el procesamiento del lenguaje y de la música, constituye la línea de investigación que está llevando a cabo Juan Manuel Toro, profesor de investigación ICREA del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) y jefe del Grupo de Investigación en Lenguaje y Cognición Comparada (LCC) en el Centro de Cognición y Cerebro de la UPF, en el marco de la ayuda starting grant que le otorgó el Comité de Investigación Europeo para llevar a cabo el proyecto: "Biological Origins of Linguistic Constraints" (2013).

Juan Manuel Toro, conjuntamente con Paola Crespo Bojorque, miembro del Grupo de Investigación LCC, ha publicado el 14 de abril,  en la edición avanzada de la revista Journal of Comparative Psychology, un trabajo en el que ha puesto de manifiesto que los humanos apreciamos la consonancia en el procesamiento de la armonía musical, un aspecto de la música que no pueden hacer otros seres vivos, como se ha evidenciado en modelo murino.

La consonancia musical es una experiencia placentera en humanos

La música es una de las manifestaciones más extendidas en todas las culturas a lo largo de la historia. En música, la armonía trata del estudio de los sonidos que se producen de manera simultánea, es decir, los acordes. En un intervalo armónico, dos sonidos que se escuchan a la vez pueden producir en el oyente dos sensaciones diferentes: consonancia y disonancia. Como explica Toro "un aspecto muy interesante es que los humanos tendemos a percibir como placenteros los acordes consonantes y como desagradables los disonantes ".

El diseño experimental de la investigación de Toro y Crespo ha consistido en varios experimentos de aprendizaje de patrones abstractos en modelo murino (Rattus norvegicus) en comparación con humanos, con estímulos musicales consonantes o disonantes.

La experiencia de la armonía en música, ausente en animales, parece ser fundamental para beneficiarse de la consonancia, como se desprende de los resultados del estudio los cuales ponen de manifiesto que los seres humanos aprendemos más fácilmente patrones abstractos con la ayuda de acordes consonantes placenteros que con acordes disonantes molestos. Por el contrario, en animales no humanos, se demuestra que la consonancia no tiene ningún efecto en el aprendizaje de patrones abstractos. Ellos aprenden los patrones con la misma facilidad con acordes consonantes y disonantes.

Trabajo de referencia:

Crespo-Bojorque, P., & Toro, J. M. (2016), “Processing Advantages for Consonance: A Comparison Between Rats (Rattus norvegicus) and Humans (Homo sapiens)”, Journal of Comparative Psychology. Advance online publication. http://dx.doi.org/10.1037/com0000027, 14 de abril.

Categorías: