El Concurso de piano Maria Canals, fundado el 1954, se dirige a jóvenes intérpretes de todo el mundo entre 18 y 30 años. Una de las actividades relacionadas con el concurso es "El Maria Canals trae cua", que consiste en colocar pianos de cola en diferentes espacios públicos a disposición de quien los quiera tocar.

Desde hace siete años, la UPF acoje estos pianos en sus espacios, contribuyendo así a romper las barreras sociales, culturales y mentales que existen entre la mayoría de la población en relación a la música.