3. Calidoscopio

De género y generacional

Jordi Ballo

Jordi Balló, decano de la Facultad de Comunicación de la UPF

Hay consenso en la crítica cultural al considerar el movimiento de jóvenes mujeres cineastas como uno de los más fértiles e interesantes que se producen en estos momentos en Cataluña y en España. En esta emergencia de nuevas hornadas de creadoras, se reconoce abiertamente el papel que han jugado algunas universidades y escuelas de cine, y particularmente la UPF, tanto a partir de trabajos de fin de grado que han trascendido, como también de cineastas surgidas del máster en Documental de Creación o del posgrado en Montaje Audiovisual de la Barcelona School of Management de la UPF. Todo ello lo que confirma es que la posibilidad de establecer unos estudios reglados resulta una garantía para sostener el acceso de las mujeres a dirigir, rompiendo así las inercias de la industria audiovisual y de las ayudas públicas, que penalizaban claramente la igualdad. Esta fortaleza universitaria ha creado referentes esenciales en el momento en que se han emprendido acciones decididas por parte de colectivos como Mujeres Visuales para revertir esta injusticia.

Lo que es más revelador de este acceso de cineastas surgidas de la Universidad es que se han incorporado a la creación aportando un punto de vista que se ha instalado en el imaginario colectivo. Cineastas como Mercedes Álvarez con El cielo gira o Neus Ballús con La plaga demostraron como la descripción introspectiva de una realidad geográfica reencontrada las impulsaba a buscar una nueva vía creativa que entrelaza ficción y realidad, con un gran eco internacional. En la misma vía, Meritxell Colell en Con el viento o Diana Toucedo a Trinta lumes, indagan en esta vertebración entre vida y paisaje.

Del grupo de mujeres cineastas surgidas de trabajos de fin de grado, destaca el vínculo encadenado entre filmes como Las amigas de Ágata, de Laia Alabart, Alba Cros, Laura Ríos y Marta Verhayen; Julia Ist, de Elena Martín; Yo la busco, de Sara Gutiérrez, o la nueva serie de TV3 Las del hockey, surgida de un trabajo de fin de grado de guión de Ona Anglada, Laura Azemar, Natàlia Boadas y Marta Vivet. Son obras creadas por mujeres que dan voz a una generación que en ningún caso hubiera podido manifestarse si se hubieran seguido los ritmos habituales de la industria dominante. Su consolidación se debe a su insistencia, al apoyo organizado de la Universidad y al hecho de haber contado con productoras que apostaron confiando en el procedimiento del trabajo universitario. El resultado ha sido revelador: en aportar perspectiva de género hacen sentir una voz generacional profundamente renovadora.

Muchas de estas cineastas nos han hecho notar que no siempre habían encontrado, en los estudios universitarios, los referentes que mostraran la singularidad del punto de vista de género. En esta vía se debe entender la reforma profunda que los diversos estudios de comunicación de la UPF han emprendido, modificando el contenido de las asignaturas para introducir esta perspectiva, equiparando las fuentes bibliográficas y abriendo nuevas asignaturas específicas de comunicación y género, con un contenido teórico común y una extensión específica, singular en cada uno de los estudios de Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas y Comunicación Audiovisual. Una manera de reforzar nuestra contribución en una transformación radical de las prácticas creativas.