Noticias Noticias

Volver a la página índice
Atrás

Los estudiantes de la UPF, cada vez más interesados en hacer prácticas para abrir puertas a su futuro profesional

Los estudiantes de la UPF, cada vez más interesados en hacer prácticas para abrir puertas a su futuro profesional

El Servicio de Carreras Profesionales de la Fundación UPF ha gestionado el curso 2015-2016 las prácticas externas, tanto curriculares como extracurriculares, de 2.623 estudiantes de grado, máster y doctorado. A un 39% se les ha ofrecido un contrato laboral al finalizar la estancia en la empresa o institución.

16.02.2017

Durante el curso 2015-2016, el número de prácticas externas de los estudiantes de la UPF ha sido de 3.408, lo que supuso un incremento del 10,4% respecto al curso 2014-2015. En cuanto al número de empresas e instituciones que acogieron a los estudiantes, subió un 2% (fueron 1.319) y el número de prácticas se incrementó un 3%, hasta situarse en las 5.492 ofertas.

Estos datos, que incluyen los estudios de grado, máster y doctorado de la UPF (sin contar los centros adscritos), reflejan parte de la labor del Servicio de Carreras Profesionales (SCP) de la Fundación Universidad Pompeu Fabra, que desarrolla y coordina una serie de actividades para favorecer la transición entre la etapa de formación académica de los estudiantes y graduados y el mundo laboral.

Las prácticas externas, la gestión de las cuales está centralizada en el SCP desde el curso 2012-2013, se dividen en curriculares (tienen una equivalencia en créditos) y no curriculares (si no forman parte del correspondiente plan de estudios). En ambos casos tienen como objetivo aplicar y complementar los conocimientos adquiridos por los estudiantes con el formación académica, y acercarlos al mundo profesional.

Aumento notable de las prácticas extracurriculares

El curso 2015-2016, la proporción entre ambos tipos de prácticas ha sido del 49,5% (curriculares) frente al 50,5% (extracurriculares), mientras que el curso anterior esta proporción fue del 43% y el 57%, respectivamente. Así, las prácticas extracurriculares, que han tenido un aumento de siete puntos y medio respecto al curso 2014-2015, han superado por primera vez las curriculares, que en cursos anteriores siempre eran mayoritarias.

Según Anaís Tarragó, directora general adjunta de la Fundación UPF, "Esta tendencia denota la importancia por parte de los estudiantes de realizar estancias de prácticas independientemente de si tienen o no equivalencia en créditos". Y añade: "Este cambio en la percepción es el resultado, entre otros motivos, de las acciones de sensibilización y formación que se han realizado desde el Servicio de Carreras Profesionales conjuntamente con las facultades y tutores de prácticas durante los últimos cursos académicos".

Por ámbitos de estudio, y comparando el curso 2012-2013 y el 2015-2016, el ámbito que ha aumentado más sus prácticas, con diferencia, ha sido el de Humanidades (han subido un 279% en conjunto), una cifra explicable porque se han incorporado las prácticas obligatorias del máster en Formación de Profesorado de Secundaria), seguido de Traducción y Lenguas Aplicadas (97,3%) y la ESUP (70,6%).

Sin embargo, si nos centramos en el número de estudiantes, y no en el número de prácticas (puede haber estudiantes que realicen prácticas bajo dos convenios o más en un mismo curso) aún predominan los que han hecho prácticas curriculares: el total de personas que han hecho prácticas el curso 2015-2016 (incluyendo grado y postgrado) ha sido de 2.623 (1.353 curriculares y 1.270 extracurriculares), mientras que el curso anterior fue de 2.454 (1.372 de curriculares y 1.082 de extracurriculares).

Contrato laboral y prácticas remuneradas

Cerca del 39% de los estudiantes de los ámbitos del grado y el postgrado que han realizado prácticas el curso 2015-2016 se les ha ofrecido un contrato laboral al finalizar la estancia, una cifra que supone un aumento de 19 puntos respecto al curso anterior. En cuanto a la remuneración de las prácticas, durante el curso 2015-2016 se han remunerado el 67% de los convenios suscritos (4 puntos más que el curso anterior): el 51% de los convenios de prácticas curriculares y el 84% de los convenios de prácticas no curriculares.

El promedio de la remuneración del total de las prácticas ha sido de 5,41 euros la hora (en 2012 era de 4,43), una cifra que aumenta si nos fijamos sólo con las extracurriculares (5,55 euros el hora). Por ámbitos, el porcentaje de prácticas remuneradas más elevado ha correspondido a Economía (96,6%), seguido por la ESUP (86%) y Derecho (70,4%). En la parte baja, destaca el ámbito de Ciencias de la Salud (22,8%), una cifra que se explica porque las prácticas se hacen en instituciones (laboratorios) públicas, que en general, no se pueden permitir pagarlas.

Prácticas de los estudiantes en el ámbito del grado

Si ponemos el foco en el ámbito de grado, ha habido un aumento de un 28% de los estudiantes que han hecho prácticas el curso 2015-2016. Concretamente, fueron 1.791 estudiantes, respecto a los 1.395 del curso anterior. Esto quiere decir que un 18% de los estudiantes matriculados en un estudio de grado han hecho una estancia de prácticas durante el curso 2015-2016. Para valorar estos datos, se debe tener en cuenta que el número de estudiantes de grado ha aumentado un 13,6% respecto a la cifra del curso 2012-2013.

Por ámbitos de estudio, encontramos que la proporción más elevada de estudiantes de grado que han hecho prácticas es en las titulaciones de Comunicación (un 32%), con un aumento del 8% respecto al curso 2014-2015, aunque estos estudios tienen prácticas de carácter obligatorio. En segundo lugar encontramos el ámbito de Derecho (también con prácticas obligatorias) en que el porcentaje ha sido del 23%. Hay que destacar el tercer puesto de Economía y Empresa, en el que, pese a no tienen prácticas obligatorias en sus planes de estudio, el 20% de los estudiantes matriculados han realizado, al menos, una estancia de prácticas el curso 2015-2016.

Los retos de futuro

Anaís Tarragó explica los retos que tiene el Servicio de Carreras Profesionales para los próximos años: "Queremos conseguir más estudiantes que realicen prácticas, pero que estas prácticas sean de calidad, es decir, que efectivamente sean 'profesionalizadoras'. Queremos dar a nuestros estudiantes cada vez una atención más personalizada, encontrar las prácticas que interesen a las empresas, y sobre todo, de acuerdo con sus competencias, sus intereses y sus objetivos profesionales. Y por ello queremos dar a conocer aún más nuestro Servicio de Orientación Profesional Personalizada a todos nuestros estudiantes".

Esto se conseguirá, según la directora de la Fundación UPF, a partir de la adecuación de los perfiles a las necesidades reales de las empresas, la mejora las competencias de los estudiantes y graduados, con un programa de skills cada vez más adaptado a las necesidades del mercado laboral, y la apertura al mundo, con más prácticas en el extranjero.

Categorías: