Calidoscopio, opinión de expertos y expertas UPF Calidoscopio, opinión de expertos y expertas UPF

Volver a la página índice
Atrás

Ética de la Inteligencia Artificial en el deporte. Alberto Carrio

Ética de la Inteligencia Artificial en el deporte. Alberto Carrio

Alberto Carrio, profesor del Departamento de Derecho de la UPF.

10.01.2022

 

El uso de la inteligencia artificial (IA) en el deporte se ha generalizado de tal forma que hoy resulta difícil concebir el deporte de competición sin hacer referencia a sus diferentes aplicaciones en este ámbito. Así sucede con la asistencia en el arbitraje y análisis de jugadas y movimientos; la asistencia en el entrenamiento y durante la competición; la prevención de lesiones y análisis de resistencia deportiva; la mejora de la dieta de los deportistas y un largo etcétera que abarca desde las apuestas deportivas a la lucha contra el dopaje pasando por la seguridad en los estadios. Lo mismo ocurre en el deporte amateur. Piénsese tan solo en las innumerables Apps que nos animan a hacer deporte y mejorar nuestras marcas día a día mientras alimentamos con ello sus exigentes bases de datos.  

Los días previos a la inauguración de los últimos Juegos Olímpicos de verano la antorcha olímpica pasaba de manos humanas a las de un robot por las calles de Tokyo con toda naturalidad.  También fueron robots los encargados de acompañar a los y las deportistas en la Villa Olímpica, de facilitarles el acceso a sus alojamientos mediante reconocimiento facial y de limpiar minuciosamente los estadios de competición.

Los amantes del ciclismo llevan años celebrando que la organización de Le Tour de France haya sido pionera en la incorporación del denominado Internet de las Cosas y la tecnología Digital Twin que han propiciado una inmensa mejora en la retransmisión de las carreras e incrementado exponencialmente el interés de los seguidores de la competición ciclista más famosa del mundo.

El uso de la inteligencia artificial (IA) en el deporte se ha generalizado de tal forma que hoy resulta difícil concebir el deporte de competición sin hacer referencia a sus diferentes aplicaciones en este ámbito. Así sucede con la asistencia en el arbitraje y análisis de jugadas y movimientos; la asistencia en el entrenamiento y durante la competición; la prevención de lesiones y análisis de resistencia deportiva; la mejora de la dieta de los deportistas y un largo etcétera que abarca desde las apuestas deportivas a la lucha contra el dopaje pasando por la seguridad en los estadios. Lo mismo ocurre en el deporte amateur. Piénsese tan solo en las innumerables Apps que nos animan a hacer deporte y mejorar nuestras marcas día a día mientras alimentamos con ello sus exigentes bases de datos.  

El deporte es un ámbito proclive para el uso de estas tecnologías disruptivas y son muchas los aspectos positivos de la IA en el deporte actual y seguramente serán aun más interesantes en el futuro, dado que contribuirán a mejorar la salud de las y los deportistas, la integridad de la competición y el rendimiento deportivo.

Ciertamente el deporte es un ámbito proclive para el uso de estas tecnologías disruptivas y son muchas los aspectos positivos de la IA en el deporte actual y seguramente serán aun más interesantes en el futuro, dado que contribuirán a mejorar la salud de las y los deportistas, la integridad de la competición y el rendimiento deportivo.

Pero no es menos cierto que el uso creciente, y en no pocas ocasiones indiscriminado, de la IA puede generar serios problemas relacionados con la privacidad y otros derechos básicos de los y las deportistas o la integridad y la igualdad en la competición. No podemos olvidar que el deporte ha sido desde antiguo un campo que ha servido para experimentar con nuevos productos, ya fueran drogas o tecnología avanzada, sin que se tuviera mínimamente en cuenta los intereses y bienestar de las personas deportistas. Más bien al contrario, generalmente han sido utilizadas como meras cobayas en las que testar esos productos sin importar qué repercusiones tenía en sus vidas y carreras presentes y futuras. Tanto es así que no son pocas las muertes prematuras que se podían haber evitado y los innumerables problemas de salud mental que padecen las y los deportistas y que tan solo ahora comenzamos a conocer y lamentar

La generalización de la inteligencia artificial en el deporte no solo incrementa el riesgo de desigualdad y corrupción en la competición, como sucede con el denominado tecno-dopaje. También pone en riesgo la privacidad y autonomía de los y las deportistas al exponer sus datos personales a los intereses de las firmas comerciales. Esta situación es particularmente preocupante cuando se trata de menores y jóvenes deportistas. Poco parece importar si con ello se pone en riesgo su carrera futura o se las somete a exigencias de entrenamiento y rendimiento deportivos basados en recomendaciones algorítmicas sin reparar en su sufrimiento y bienestar físico y mental.

La generalización de la inteligencia artificial en el deporte no solo incrementa el riesgo de desigualdad y corrupción en la competición, como sucede con el denominado tecno-dopaje. También pone en riesgo la privacidad y autonomía de los y las deportistas al exponer sus datos personales a los intereses de las firmas comerciales. 

No debemos olvidar que las bases de datos de las que se alimentan los algoritmos que dominan la IA en el deporte se basan en mediciones realizadas en un ámbito que ha sido creado por y para disfrute de los hombres. Los innumerables sesgos que poseen esos datos no hacen más que incrementar el aspecto patriarcal del deporte, ignorando interesadamente los serios riesgos que representan para la salud de las mujeres deportistas, cuya biología y diferencias a la hora de practicar deporte nunca ha sido tenida en cuenta y no hace más que perpetuarse a través de la marcada ascendencia patriarcal de la IA.  

En definitiva, ante la creciente e imparable aplicación de la IA en el deporte es necesario asegurar un marco ético y legal que proteja al deporte y en particular a las personas deportistas del dictado de los algoritmos. En otras palabras, la IA en el deporte debe servir para reforzar los valores humanos del deporte, el juego limpio y la sana competencia deportiva. Para asegurar la integridad y el buen gobierno del deporte a nivel global y ahondar en la función social y educacional del deporte antes que para satisfacer los intereses comerciales de las grandes firmas tecnológicas.  

Multimèdia

Multimedia

Multimedia

Categorías:

ODS - Objectius de desenvolupament sostenible:

ODS - Objetivos de desarrollo sostenible:

SDG - Sustainable Development Goals:

Els ODS a la UPF Los ODS en la UPF The ODS at UPF