Atrás

Antoni Rubí Puig gana el III premio Rodrigo Uría Meruéndano de Derecho del Arte

Antoni Rubí Puig gana el III premio Rodrigo Uría Meruéndano de Derecho del Arte

El profesor de Derecho Civil de la UPF, que recibió el premio de manos del Rey Don Juan Carlos en un acto celebrado en Madrid, es el autor de un trabajo centrado en examinar el fenómeno de las copias artísticas bajo el punto de vista de los derechos de autor.

26.07.2017

Antoni Rubí Puig, profesor del área de Derecho Civil del Departamento de Derecho de la UPF, y experto en derecho patrimonial y propiedad intelectual, ha sido galardonado recientemente con el III Premio Rodrigo Uría Meruéndano de Derecho del Arte, por su trabajo "La espada de Judith. Fenómenos de copia y estándares para la evaluación judicial de apo licitud en el derecho de autor y el derecho del arte".

El galardón, dotado con 25.000 euros, está convocado por la Fundación Profesor Uría, con el objetivo de incentivar los estudios jurídicos innovadores y de calidad sobre el mundo del arte. Antoni Rubí recibió el premio personalmente de manos del Rey Don Juan Carlos en el transcurso de un acto celebrado el pasado 17 de julio en la sede del Despacho de Abogados Uría Menéndez de Madrid.

El acto de entrega, que fue presidido por el rey con motivo del X aniversario de la muerte de Rodrigo Uría Meruéndano, contó con la presencia de Aurelio Menéndez, presidente de honor de Uría Menéndez; Javier Solana, presidente de la Fundación Profesor Uría; Antonio Garrigues, presidente de honor de Garrigues, y Miguel Zugaza, director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, entre otras personalidades.

El trabajo del profesor Antoni Rubí, que fue seleccionado junto con otros siete artículos, se centra en examinar el fenómeno de las copias artísticas bajo el punto de vista de los derechos de autor. Los ocho trabajos finalistas serán publicados en una monografía sobre derecho del arte que publicará la editorial Thomson Reuters-Aranzadi los próximos meses.

El jurado del premio, que tomó su decisión por unanimidad, estuvo formado por juristas y académicos de prestigio: lo presidió Daniel Proença de Carvalho, y estaba compuesto por Encarnación Roca Trías, Miguel Satrústegui Gil-Delgado, Juan Cadarso Palau, Juan E. Cambiaso, y como secretario, Agustín González García.

Los aspectos positivos de las copias

En el transcurso del acto, en el que Don Juan Carlos destacó la importancia del arte y la cultura en el actual mundo globalizado y tecnológico, Antoni Rubí Puig pronunció un parlamento. En sus palabras (parlamento entero de Antoni Rubí, en formato pdf), el profesor de la Universidad agradeció el galardón, comentó el tema de su artículo y resaltó la figura de Rodrigo y de la Fundación Profesor Uría como ejemplos de ciudadano y entidad comprometidos con la sociedad.

En relación a su trabajo, centrado en las discontinuidades y divergencias entre el tratamiento jurídico y el tratamiento artístico de los fenómenos de copia, afirmó que "en el arte, también la imitación de temas, la copia de detalles o la apropiación de contenidos ajenos son frecuentes. Las imágenes circulan e interactúan y no siempre el derecho comprende bien su juego e implicaciones".

"Es un privilegio para mí que se reconozca un trabajo que defiende que no todos los fenómenos de copia y de apropiación deben ser tratados de igual manera y que, al menos, algunos de ellos no han de merecer reproche jurídico. La copia o la imitación pueden ser muy positivas, incluso fecundas, si los modelos a los que seguir son ejemplares", afirmó Antoni Rubí. En este sentido, habló de docentes, juristas y familiares que le han servido como patrón durante su trayectoria académica, profesional y personal.

El Premio Rodrigo Uría Meruéndano de Derecho del Arte ya tiene abierta la cuarta edición, que se encuentra en fase de recepción de artículos (el plazo se alarga hasta el 31 de octubre de 2017). El galardón se convoca anualmente para honrar la memoria del abogado y mecenas de arte Rodrigo Uría Meruéndano, presidente del Patronato del Museo del Prado (2004-2007) y primer presidente de la Fundación Profesor Uría. Esta fundación se constituyó en 2005 en memoria del profesor Rodrigo Uría González, socio fundador de Uría Menéndez, con la voluntad de promover el voluntariado social.