Atrás

Boris Bellalta gana una beca de investigación CISCO para trabajar en redes inalámbricas de última generación

Boris Bellalta gana una beca de investigación CISCO para trabajar en redes inalámbricas de última generación

Jefe del Grupo de Investigación Wireless Networking, ha sido galardonado con una beca de investigación de CISCO para el proyecto "Hacia un acceso de canal determinista en las redes de WLAN de alta densidad" con el que se espera poder mejorar muy significativamente la calidad del servicio al usuario.

05.12.2017

Las redes inalámbricas (en inglés wireless) son aquellas que se comunican por un medio de transmisión no guiado (sin cables) mediante ondas electromagnéticas. La transmisión y la recepción se realiza a través de antenas. Las redes de área local inalámbricas o WLAN (del inglés, wireless local area network) presentan ventajas como la rápida y fácil instalación de la red sin la necesidad de tirar cableado, permiten la movilidad y tienen menos costes de mantenimiento que una red convencional. Las redes inalámbricas han hecho posible la sustitución de los cables por ondas de radio.

Boris Bellalta, jefe del grupo de investigación de redes inalámbricas: Wireless Networking (WN), en el Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF,  ha sido galardonado con una beca CISCO Research  que cuenta con la financiación de la Silicon Valley Community Foundation, "fruto de la excelente trayectoria de investigación en esta área llevada a cabo en la Universidad Pompeu Fabra en los últimos años, y que se espera que suponga el inicio de una colaboración a largo plazo que beneficiará a ambas partes", explica Bellalta.

El objetivo del proyecto será estudiar el rendimiento de las WLAN de última generación basadas en la próxima enmienda IEEE 802.11ax en entornos grandes, densos y dinámicos, con énfasis en optimizar el funcionamiento de las nuevas funcionalidades incluidas, como son las transmisiones multiusuario, y la capacidad de adaptar tanto la potencia de transmisión como la sensibilidad de los receptores para ajustar el rango de cobertura.

"Igualmente, en este mismo proyecto se trabajará en el diseño de nuevos mecanismos para garantizar una operación determinista de las redes WLAN. Estos nuevos mecanismos, por un lado permitirán aumentar la capacidad de estas redes, y al mismo tiempo, permitirán mejorar la calidad del servicio que observen los usuarios, abriendo la puerta a nuevos servicios y aplicaciones, como pueden ser todos aquellos relacionados con la Internet of Things", comenta Bellalta.

Para conseguir estos objetivos, se pondrán en práctica técnicas de aprendizaje automático para dotar a las redes WLAN la capacidad de adaptarse a las condiciones cambiantes de los escenarios considerados. Así pues, una de las contribuciones clave del proyecto es desarrollar un módulo de autoconfiguración para cada WLAN capaz de recoger datos del entorno, detectar y predecir cambios en el canal, cargas de tráfico y número de usuarios, con el fin de actualizar su configuración en consecuencia, y garantizar que siempre se trabaje cerca del punto óptimo.

Entrevista a Boris Bellalta, Vicent Partal, “L’internauta”, Vilaweb, 17 de mayo del 2016.