Atrás

Estudiar en UPF Senior conlleva beneficios físicos y mentales

Estudiar en UPF Senior conlleva beneficios físicos y mentales

El inicio del curso 2021-2022, que llevará a los participantes de este programa a compartir de nuevo las aulas con el resto de estudiantes de grado de la UPF, coincide con la presentación de una investigación realizada por la Red Vives de Universidades y la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés (URL). El estudio resalta las mejoras de diversa índole que obtienen los mayores de 50 años que cursan los programas universitarios senior vinculados a los centros de la Red Vives.

17.09.2021

Imatge inicial

Cerca de 90 estudiantes de UPF Senior, el programa de extensión universitaria de la UPF dirigido a personas de 50 años y más, ya se han matriculado en la Universidad y comenzarán en breve un nuevo curso académico, en el que volverán a compartir las aulas de los campus con sus compañeros más jóvenes.

Este colectivo son estudiantes que tienen a su alcance un repertorio de más de 180 asignaturas organizadas en diez itinerarios. Según Pilar Medina, coordinadora académica del programa, "a diferencia de otras universidades que hacen cursos exclusivos para las personas mayores de 50 años, UPF Senior apuesta por integrar este perfil de estudiante con estudiantes más jóvenes. Nuestro objetivo es responder a la curiosidad y las ganas de aprender con independencia de la edad que se tenga".

PIlar Medina: "Nuestro objetivo es responder a la curiosidad y las ganas de aprender con independencia de la edad que se tenga"

Este inicio de curso coincide con la reciente presentación de un estudio a cargo de la Red Vives de Universidades y la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés (URL), bajo el título "Formación universitaria senior. Informe sobre el impacto social en los estudiantes" (estudio completo, en pdf, en catalán).

La investigación se ha llevado a cabo entre los estudiantes de los programas universitarios senior de diecisiete universidades de la Red Vives, entre las cuales la UPF. Las universidades de habla catalana ya cuentan con 18.000 alumnos senior, que de media, con datos del curso 2019-2020, suponen el 6% del total de matriculados.

La formación universitaria impacta positivamente en la salud física y psíquica de los seniors

El estudio señala que en estos programas encontramos el doble de mujeres que de hombres y un 20% del total ha llegado sólo con estudios primarios. Sus resultados demuestran que la formación universitaria senior impacta positivamente en la salud física y psíquica y en el bienestar general de sus estudiantes. A medida que hace más años hace que una persona está matriculada, más beneficios percibe, sobre todo, en términos de salud y relaciones sociales.

En este sentido, los encuestados que forman parte de la muestra (del total de 943 encuestados, 35 correspondieron a la UPF) reconocen que cursar estudios en la universidad les ayuda a vencer temores y complejos, reducir sentimientos de ansiedad o depresivos, superar situaciones vitales traumáticas (viudedad, enfermedad o pérdida de algún familiar), mejorar su capacidad intelectual y de memoria, ser más tolerantes y humildes, más receptivos a aprender a utilizar las TIC, y a incrementar las relaciones con el entorno más cercano.

A medida que hace más años hace que una persona está matriculada, más beneficios percibe, sobre todo, en términos de salud y relaciones sociales

Asimismo, cursar programas universitarios senior se relaciona con un aumento de la actividad cultural del estudiante (como ir a museos, teatros o cines), lo que incrementa sus conocimientos y les permite participar en conversaciones de forma más fluida y segura, así como tener una visión del entorno más crítica y amplia que la obtenida a lo largo de la trayectoria vital. La investigación también evidencia los efectos positivos que estos programas tienen en colectivos específicos, como las mujeres, los alumnos de más edad, o aquél con poca formación previa.

Dos testimonios de UPF Senior hacen patentes estos beneficios

Elvira Bolós, estudiante de UPF Senior de 73 años, dentro del cual cursa diferentes asignaturas del grado en Humanidades, corrobora los resultados de esta investigación:"Los beneficios que se obtienen cursando estos estudios universitarios están encadenados entre ellos: la relación social beneficia mucho la salud, la mejora de la salud beneficia la parte emocional, y así sucesivamente. Todo lo que implica una actividad aporta beneficios, tanto corporales como a nivel cerebral y cognitivo", destaca.

“Todo lo que implica una actividad aporta beneficios, tanto corporales como a nivel cerebral y cognitivo”

Según Elvira, que tiene estudios universitarios previos, el compartir aula con chicos y chicas más jóvenes, profundiza en estos aspectos positivos: "Al ir a clase con jóvenes, te sorprenden con algunas preguntas interesantes que plantean. Entonces me hago una idea de cómo es la juventud del momento, ya que no siempre las personas mayores hacen las preguntas tan acertadas".

Otro testimonio es el de Josep Lluís Soler, un médico jubilado de 74 años, que destaca también los beneficios que supone cursar este programa, del que hace asignaturas del ámbito humanístico: "Estudiar te da unos conocimientos que pueden completar y mejorar tu formación anterior, en mi caso, la medicina. Estos conocimientos me proporcionan más capacidad para poder ordenar el pensamiento y el sentido crítico", asegura. Asimismo, "te ayuda a tener una actividad cerebral en activo y ejerces funciones como la memoria, la concentración, etc., y te da más facilidad de relaciones y poder compartir estos conocimientos".

“Un equipo formado por personas de varias generaciones siempre es más potente”

Por otra parte, asegura que estudiar "te hace estar más activo a todos niveles, aumenta la capacidad de comunicación, lo que te da vitalidad y curiosidad, y esto repercute en tu sensación de bienestar y en tu salud, además de la movilidad que te da". En cuanto a la relación con los estudiantes más jóvenes, Josep Lluís es muy claro: "Ir a clase con chicas y chicos de diferentes edades permite unas relaciones intergeneracionales muy enriquecedoras y es esencial para mejorar la calidad del conocimiento. Un equipo formado por personas de varias generaciones siempre es más potente", concluye.

Multimèdia

Multimedia

Multimedia

Categorías: