Autor: MAS, Sinibaldo de
Título: Carta sobre algunas noticias y consideraciones sobre la situación presente y futura de Macao
Fecha: Macao, 25 de abril de 1866
Localización: Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores
Signatura: H 2362
Extensión del documento digitalizado:
1.569 palabras / 9.317 caracteres

Localización y transcripción: David Martínez Robles

 

Nº156 Legacion de España en China

Macao 25 de Abril de 1866

Al Escmo. Sor Primer Secretario de Estado y del Despacho. etcª etcª etcª

El Ministro Plenipotenciaro de Su Magestad en China

Eleva algunas noticias y consideraciones sobre la situacion presente y futura de Macao

……………

Escmo Sor

         Muy Sor. mio:

         Voy á elevar á V. E. algunas noticis y consideraciones sobre la situacion actual de este establecimiento ultramarino de Macao, por si cree oportuno comunicarlas al gobierno de S. M. Fidelisima.

         Sabido es que los portugueses no tienen documento alguno por el cual el Emperador de China les ceda este territorio. Cuando yo llegué aqui en 1844 todavia existia en él un funcionario imperial que era la autoridad á que obedecian todos los chinos aqui existentes, á la que pagaban contribuciones; y que tenia cierta accion sobre los portugueses mismos pues no se podia fabricar una casa ni componer siquiera una ventana sin su permiso. Existia tambien aqui una aduana imperial y dos subalternos provinciales y cuando el virrey de Canton venia á Macao se le entregaban las lleves de las fortalezas que él luego devolvia. Conocidos son los sucesos que cambiaron de hecho, no por derecho de convencion, este estado de cosas.

         En 1862 el Gobernador Guimaraens fué á Pekin y concluyo un tratado, cuyo articulo 2º estipulaba que todo lo anteriormente pactado ó escrito respeto á Macao antes en (ó de) la provincia de Canton quedaba sin valor y efecto; y cuyo artº 9 decia ente otras palabras………. "Habrá en Macao, como por lo pasado un funcionario imperial para vigilar los negocios comerciales. Será de 4º ó 5º orden y gozará de los mismos privilegios que los Cónsules de Francia, Inglaterra, Norte America, ú otras naciones residentes en Macao ú Hong-Kong; y podrá enarbolar el pabellon imperial". La voz china empleada para designar á ese funcionario imperial es lin-shi-kuan la misma que se emplea para designar á un Cónsul estrangero.

         Este srticulo consignaba de un modo indisputable, si bien indirectamente, la independencia de Macao como territorio estrangero para la China.

         En el verano de 1864 fué á ratificar el tratado el Gobernador Sor Coelho do Amharal. Las circunstancias habian cambiado. La terrible rebelion de los taepings que, al ajustarse aquel amenazaba de cerca derribar á la dinastia tártara, estaba casi vencida y aniquilada; y la Legacion de Francia que antes habia puesto un fuerte empeño en sostener la emancipacion de Macao (y cuya presin en los dificiles dias de 1862 era de un inmenso peso) ya no hacia mas que interponer muy tibiamente sus buenos oficios. La legacion inglesa aun quizá hacia menos.

         El resultado de esto fué que el gobierno Chino se negó a ratificar el tratado. Queria antes de hacerlo que hubiese una esplicacion acerca del articulo 9 y que se entendiese que el funcionario imperial que fuese á Macao habia de ejercer alli las mismas funciones que en otros tiempos. Esto era, en sustancia, revindicar á Macao como territorio chino y dejarle reducido á la condicion de una concesion de terreno semejante á la que hay para los estrangeros en Shang-hay, Hang-kow y otros puertos.

         Se rompió bruscamente la conferencia. Macao continuó siendo de hecho una colonia portuguesa y el gobierno chino continuó considerandole como territorio suyo usurpado; reservando naturalmente sus derechos para cuando tuviese la fuerza de hacerlos valer.

         Hasta ahora los buques de guerra chinos han sido completamente inadecuados para medirse con los europeos, pero de algunos años á esta parte se ha organizado un servicio de empleados estrangeros para las aduanas imperiales, las cuales poseen tambien vapores pequeños, armados y manejados por estrangeros para resguardo de las costas y persecucion de los contrabandistas.

         Hace ya tiempo que la Direccion General de aduanas me dijo que los ocupaba bastante el modo de evitar el contrabando que se hace en Hong-kong y Macao, que es muy grande, especialmente en opio, de cuyo articulo apenas la decima parte de lo introducido paga derechos al fisco. Me añadió que el proyecto era reformar con mas numerosos y grandes vapores armados su resguardo maítico, á fin de cerrar las entradas de dichos puertos; pero que era preciso aguardar á que el gobierno imperial saliese de los apuros en que estaba por causa de las rebeliones que al pais deboraban; y á que el erario se hallase mas desahogado.

         Ya sabe V. E. que el Director General de dichas aduanas Sor Robert Hart acaba de ir á Europa junto con un funcionario imperial (Ping-chuen) que hace años se halla empleado en esa misma direccion como una especie de interventor; y parece, segun me indica desde Pekin un gefe de Legacion, que uno de los objetos (si no el principal) de ese viage es la adquisicion de medios para concluir con el contrabando de Hong-kong y de Macao.

         Este establecimiento ultramarino no posee tierras ningunas y vive solo de los beneficios que deja y reparte en la poblacion la emigracion de colonos para Cuba y Perú. Entre los artículos de importacion descuella el opio, cuyo valor no bajará de unos cinco millones de pesos anuales, y que sale todo de aqui en pequeñas embarcaciones para entrar en el Imperio fraudulentamente. Viene tambien bastante seda y canela con destino á la esportacion, que no ha pagado derechos al gobierno Chino ni al llegar aqui ni al salir del punto de embarque. – La emigracion habrá dejado en este año económico de beneficio unos dos millones de pesos repartidos entre los propietarios de casas, empleados de los escritorios de comercio y establecimientos de emigracion corredores, dueños de almacenes y tiendas &ª.

         (El convenio sobre emigración firmado en Pekin el 5 Marzo ultimo establece que seráilegal toda la queno se haga con la intervencion de funcionarios imperiales; y ya fundado en este princípio el Enacargado de negocios de Francia ha prohibido á los comerciantes y buques franceses el emplearse en este tráfico en Macao. Notables son los párrafos que voy á copiar de una carta que me tiene dirigida este Sor.

         "J’ai signé ces jours-ci avec Mr Alcock et le Prince Kung les reglaments definitifs au sujet de l’emigration chinoise. Ulangaly (el ministro de Rusia) Rehfues, (el ministro de Prusia) st Williams (el Encargado de negocios de los Estados Unidos) les ont etudié, corrigé, et approuvé avant la signature, et ils seront desornais appliqués á tout le mon de…

         "Par suite de ces reglaments j’ai interdit aux navires et recruteurs français toute operation á Macao ……… Elles ne sout permises que là on la surveillance collective du consul et de l’autorité chinoise peut être exercée; et les tristes affaires du Pride of the Ganges et du Hong-kong me pronvent que je suis dans le vrai en cherchant á vestreindre ce trafic de coulis. Je l’ai interdit aussi pour le Perou, le Chili et en general pour les republiques de l’Amerique du Sud. Le gouvernement chinois va du reste demander aux puissances europeennes de poursuirre comme traite et piraterie tout transport d’emigrants fait en dehors de conditions que nous avons arretées"………….

         "Mr Amharal (el actual Gobernador de Macao) a terriblement malfait de ne pas chercher á transiger, car l’année prochaine la position ne sera plus tenable á Macao, et comme nou avons tous recherché et retrouvé les anciens avtes de 1845 &c…. nous savons maintenant á quoi nous en tenier sur les pretentions du Portugal, et au diable si aucune Puissance européene les appuié maitenant.")

         Por cuanto lo espuesto se infiere ó por lo menos se vislumbra que, si los gobiernos cristianos no lo impiden, el chino se prepara para bloquear á Macao con los vapores de su aduana. Impediria el comercio de la emigracion por ilegal, con arreglo al convenio indicado; y en cuanto al de efectos seria por él considerado fraudulento todo el de importacion ó esportacion á causa de no existir en Macao una aduana imperial, como la hay en todo puerto nacional.

         Si tal caso llega Macao se verá pronto reducido á la mayor miseria y en peor situacion quizás que en 1850 y 52 cuando la renta publica ascendia apenas á cincuenta mil pesos, y no se podian cubrir con ella las cargas públicas que hoy dia importan sobre $170.000.

         Bien comprenderá V. E., haciéndose cargo de los antecedentes que antes ligeramente he reseñado, que de ese estado de cosas á las hostilidades y á la ocupacion de Macao por las fuerzas Chinas, no habria mas que un paso, si las potencias cristianas á ello no se opusiesen: teniendo el mar Macao es muy facil de tomar por hambre, si no de otro modo. En tal evente fuera dificil y poco honroso para la España, tan vecina casi de Portugal en el Asia como en Europa, el presenciar con impasibilidad los sucesos.

         Por esa razon, tambien, he creido de mi deber distraer la superior atencion de V. E. para llamársela sobre las nubes que por el horizonte se levantan.

Dios gue á V. E. ms. as. Macao 25 de Abril de 1866.

                                                                                     Exmo Sor.

                                                                                     su mas atº Segº Servor

                                                                                     Q. S. M. B.

                                                                                     Sinibaldo de Mas

Exmo Sor Primer Secretario de Estado y del Despacho