Autor: OJEA y PORRAS, Gumersindo
Título: Carta del Cónsul General en Macao al Primer Secretario de Estado.
Fecha: Macao, 15 de junio de 1862
Localización: Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Madrid
Serie: Correspondencia, Consulados, Macao
Signatura: H1949
Extensión del documento digitalizado:
2473 palabras / 14.968 caracteres

Localización y transcripción: David Martínez Robles

 

Nº32.

Direccion de Comercio

Macáo 15 de Junio de 1862.    

Al Escmo Sor. Primer Secretario de Estado y del Despacho
 
El Cónsul General de S. M. Cca

participa que en Shanghay circulaba el rumor de que un buque Español había sido capturado en Ningpó con cargamento de armas para los Rebeldes; y traslada las instrucciones que ha dado al ViceCónsul de dicho punto, precedidas de las razones en que las ha fundado.  


CONSULADO GENERAL DE ESPAÑA EN CHINA


 
Nº 32

Direccion de Comercio.  

Escmo. Señor.  

Muy Sor. mio: el día 10 del actual, he recibido en carta particular del ViceConsul gerente del Consulado de S. M. en Shanghay, la noticia de que en aquella plaza circulaba muy valido el rumor de haber sido apresado en la bahía de Ningpó un buque Español con cargamento de armas y municiones para los Rebeldes.- Meditando sobre esta noticia, he razonado así: el rumor es grave, y si llega á confirmarse, no carece de importancia el hecho.- Será el primero de esta clase que haya consumado nuestro comercio en China, que siempre se ha distinguido por ocuparse esclusivamente en operaciones lícitas, habiendo declinado en todos tiempos hasta admitir opio para el transporte, y mezclarse en empresas de contrabando de guerra.- Siempre debe ser respetables los fueros de la justicia; mas hoy, todas las conveniencias aconsejan en China, que los delitos de contrabando de guerra sean condignamente penados.- Hasta hace poco el gobierno del Imperio estaba confiado á los mandarines de una manera absoluta, y los sucesos locales en su mayor parte, no salian del radio en que habían tenido lugar.- Ademas, los chinos no hacían distincion entre los estrangeros; y los actos punibles de estos, no recaían sobre la responsabilidad de la Nacion á que perteneciese el perpetrador.- Hoy todo ha variado; el gobierno del Príncipe Kung penetra con solícita y discreta mirada en todos los distritos de la China, y aquellos en que se libra la guerra con los Teipines, como Ningpó y Shanghay, no se apartan un instante de su examen y consideracion.- Clasifica tambien con especial cuidado los estrangeros que pululan por la costa de China, y nota sus actos y tendencias para deducir de estos datos su carácter respectivo.- El Agente público estrangero debe cuidar en todos tiempos del buen nombre de la nacion; pero en la actualidad este deber es mas estricto para los Agentes Españoles, que deben allanar dificultades alejando cargos y repugnancias del gobierno chino, para el día en que la España se cerque á proponer algun convenio al Emperador.- Por último la proteccion que los Agentes públicos debemos á nuestros nacionales, nunca debe estenderse á favorecer la impunidad de los delincuentes.- Y aun haciendo caso de la política del sol que mas calienta, el sol de los Insurgentes hiela.

China es el pais de las especialidades, y muchas veces, de las viceversas.- Los Tribunales de presas son compuestos del Intendente y del Inspector Marítimo chinos, y de los Cónsules de Tratado con asistencia de aquel á cuya Nacion pertenece el buque apresado.- Los Españoles disfrutamos en este Imperio de la prerrogativa del fuero patrio; mas en mi opinion, imponer penas fiscales por delitos de contrabando de guerra, no debe considerarse comprendido en aquella prerrogativa, máxime cuando la declaracion de delincuencia se hace con intervencion y voto de los Cónsules estrangeros.- Ejecucion de penas aflictivas en el equipage del buque juzgado, ya es otra cosa, nunca debe permitirse que las inflijan las Autoridades Chinas, y aun menos las Autoridades Consulares, estrangeras para los reos.- Finalmente, el ViceCónsul de S. M. en Shanghay, no es letrado, y por tanto tengo que escitarle á que me consulte cuando deba practicar, y necesito con una forma práctica hacerme accesible á su inteligencia.- A estas reflexiones y principios, Escmo. Señor, he acomodado las siguientes instrucciones, que no pueden menos de contraerse á generalidades y ser de carácter preventivo, mientras no se confirme el rumor que los motiva:

"Consulado General de España en China.=== Sor. ViceCónsul.=== Muy Sor. mio: he recibido su favorecida carta de 3 del corriente mes de Junio, en la cual se sirve participarme, que en Shanghay circulaba el rumor de que un buque Español de la Matrícula de Manila, procedente de Singapore, había sido capturado en Ningpó con cargamento de armas y municiones de guerra destinadas á los Rebeldes; con motivo de cuyo posible acontecimiento, me consulta Vd., que és lo que debe hacer si se confirmase. Ante todo debo recordarle, que los asuntos del servicio público que nos está confiado, deben ser tratados oficialmente. forma inexcusable cuando son de la entidad del que Ud. pone en mi conocimiento y va á ocuparnos.=== En la suposicion de ser cierto el rumor que Vd. me comunica, el buque apresado debe ser la barca "Manuelita" ó la "Amistad", las cuales he visto en los estados de Navegacion de estos mares, espedidos en Singapore con destino á Ningpó. Sea el que quiera, lo primero que Vd. ha debido hacer al llegar á sus oidos la especie del embargo de un buque Nacional en el término del Consulado que tiene interinamente á su cargo, es personarse en el lugar de la ocurrencia, y verificada la especie, intervenir en el asunto de la manera que mas abajo habré de indicarle. Este paso le hubiera sido tanto mas facil cuanto que entre Shanghay y Ningpó es diaria la comunicación á vapor en seis horas de marcha, y tanto mas ventajoso cuanto que llegaría Vd. á tiempo de entender en el juicio de presas desde su principìo, y evitaría con su presencia conflictos y vejámenes que suelen tener lugar en tales casos; y ademas le habilitaría para darme parte de hechos ciertos que pudieran servirme de datos á los cuales acomodar mis instrucciones. Si motivos muy fundados de salud ú otros graves asuntos del servicio consular, lo impedían de hacer el viaje, ha debido Vd. enviar á un dependiente suyo con la comision de averiguar lo ocurrido y abrir comunicaciones con el Capitan del buque apresado. De no haber procedido, según dejo espuesto, y toda vez que al recibo de este oficio se halle Vd. todavía en incertidumbres ó continúe el buque detenido en Ningpó, presentese allí sin tardanza, y puesto que la falta de conocimiento del hecho consultado y sus incidentes, me obligan á considerarlo de una manera general, atengase Vd. siquiera á los principios siguientes.=== La China es un estado soberano é independiente, y por tanto incuestionable el derecho que tiene de establecer leyes fiscales para el regimen de sus Aduanas, con tal que estén basadas en principios de legislacion admisibles en el comercio de todos los pueblos civilizados. Absurdo sería imponer á los chinos todos los deberes de Estado político, negandoles los derechos incluso el de proveer á su conservacion. Cuando una Nacion se halla en estado de guerra civíl como actualmente este Imperio, justo y procedente es que el gobierno legítimo del pais, adopte medidas de esquisita precaucion y rigor para contener y capturar en su caso el contrabando de guerra, castigando, ó al menos, pidiendo el castigo de los que cometan este delito internacional.=== Las armas y municiones con destino á la Rebelion, espreso, si así se infiere de documentos ocupados, ó de actos sorprendidos; presunto, cuando la cantidad esceda en mucho á la necesaria para la defensa del buque, y su Capitan no las haya comprendido en el manifiesto, o las declare bajo falsa denominacion, son y han sido tenidos en todos tiempos y lugares por contrabando de guerra, prima facies.=== La Regla 3ª de las anexas al Tratado Inglés de Tien Tsín, á las que el gobierno chino acomodó toda su legislacion de Aduanas, prohibe ademas terminantemente, así en guerra como en paz, la importacion y esportacion de pólvora, proyectiles huecos y sólidos, cañones, escopetas, rifles, fusiles, pistolas, "and all other munitions and implements of war"….., y toda otra clase de municiones y material de guerra. no se hallaba establecida en la legislacion Internacional de China la pena en que incurran los contraventores á la prohibicion de importar material de guerra, y en los muchos casos observados por mí en los años desde 1858, hasta el 60 inclusive, se han limitado las Autoridades de Aduanas á declarar el comiso de los artículos de contrabando, dejando libre el buque y su equipage. Pero tenemos los Reglamentos acordados por el gobierno chino para la navegacion del Yang-Tsi-Kíang en Febrero de 1860 y Marzo de 1861, si mal no recuerdo, que ya establecen penas mas severas aunque racionales, y á cuyas prescripciones y sancion penal tiene que sugetarse el Comercio Español, como á Vd., á mí y á todo el público consta, que se está sugetando el de todas las Naciones en estos mismos días, una vez declarada la delincuencia de uno ó mas buques.=== Precisamente estos reglamentos han sido dictados con el principal objeto de perseguir el contrabando de guerra, que suministrando los elementos ofensivos y defensivos, que sin él no podrían poseer los Rebeldes, constituye el mayor obstáculo que halla el gobierno legítimo de China para vencer á sus enemigos. Y á Vd. será notorio como lo es al mundo entero, que á pesar de tan justas prohibiciones, el ilícito comercio de armas con los Rebeldes, se hace en las comarcas de Shanghay y Ningpó por estranheros, en fabulosa escala; que son diarias las presas de contrabando de guerra ejecutadas así en tierra como á bordo de buques Ingleses y de otros paises; que Ningpó acaba de ser reconquistada del poder de los Insurgentes cuyas hordas aun permanecen á vista de la plaza como manada de buitres, circunstancias todas que esplican y justifican el que el gobierno chino se manifieste inexorable con el criminal abuso cometido por sórdidos mercaderes de Naciones que le juran amistad. Dejando á los demas que se conduzcan como mejor les parezca, interesa mucho á los Cónsules de S. M. en este Imperio, y recomiendo á Vd. eficazmente, que con su conducta imprima en el ánimo de las autoridades chinas la conviccion de que los Agentes Consulares de España, son Magistrados probos é imparciales, cuyo cometido tiene el doble objeto de proteger á sus Nacionales contra todo género de vejámenes, de facilitar sus operaciones y empresas lícitas, de fomentar las relaciones de amistad y comercio con la China, y recíprocamente de obligarlos á respetar el órden público, las leyes del pais, y sus derechos de todo género como Estado amigo. Toda esta consideracion merece el gobierno chino, no solo por el derecho perfecto que tiene á que se le tribute, no solo porque este es uno de los principales deberes de los Cónsules, y uno de los motivos de su institucion, sino por la muy especial que le deben los intereses Españoles y por el buen nombre de nuestra Nacion, siempre adquirido en la esfera de la equidad, justicia y neutralidad en discordias civiles de otros paises, y nunca mas oportuno y necesario que hoy el conservarlo exento de dudas é ileso.=== Resumiendo: en Ningpó, en Shanghay ó donde quiera que se establezca el Tribunal de presas por contrabando de guerra para juzgar algun buque Español, debe Vd. comparecer y reclamar si preciso fuese, su asistencia á las sesiones, no olvidando el acompañarse de Intérprete. Fundará Vd. esta pretension, caso de serle contestada, en lo procedente de la intervencion del Cónsul en juicios por actos justiciables de sus compatriotas, y en el uso nunca contradicho en que estamos en China, de juzgar á los mismos según las prescripciones del Derecho patrio. Si hubiera acusados Españoles presos, reclamará Vd. su estradicion y entrega, respondiendo de su custodia y presentacion ante el Tribunal cuantas veces sea necesaria. En la instrucción del sumario cuidará Vd. de oponerse á que se acumulen datos impertinentes, hechos supuestos, ó que capciosamente conduzcan á agravar la responsabilidad del acusado ó acusados. En el plenario y vista de la causa nombrarán aquellos un Abogado que les represente y defienda, y les procurará Vd. si así lo desean. Agregando su celo al del letrado, hará Ud. que el Tribunal admita todos los descargos, documentos, deposicion de testigos, y razones que atenuen la culpabilidad, ó justifiquen la inocencia del Capitan, ó representante del buque. Advierto á Vd. que estos juicios suelen ser sumarísimos, y sustanciarse y decidirse en una ó dos sesiones, por lo cual conviene llevar preparadas las escepciones de que intenten valerse los acusados. Si la sentencia fuese absolutoria, reclamarán estos, daños y perjuicios de quien corresponda, y formularán protesta contra la denegacion de los mismos. Si fuera condenatoria, respetando el derecho de los reos á consentirla ó protestar en contra, en ningun caso permitirá Vd., que por las autoridades chinas ní otras estrangeras se apliquen á los delincuentes penas aflictivas, y sí solo las Fiscales bajo su responsabilidad. Los reos deben ser á Vd. entregados de todos modos con el tanto de culpa y sentencia dictada, obteniendo tambien copia de las protestas, que ellos ó Vd. hayan considerado procedentes en vista de arbitrariedad en los procedimientos, vejámenes, denegacion de términos necesarios, no admision de recursos, ó injusticia notoria de la sentencia; enviandolos como se hace con los demas de su fuero á disposicion del Escmo. Sor. Comandante General del Apostadero de Filipinas, acompañandole una certificacion de los procedimientos y oficio ampliamente informativo del caso.=== Ultimamente si es posible comprender en una simple fórmula los deberes cuyo cumplimiento reclama de Vd. su calidad de Agente Consular de España en ese punto, y en casos como el que me consulta, la siguiente debe servirle de norma. Es igual el deseo de S. M. de que sus súbditos hallen en las Autoridades consulares una proteccion tutelar y eficáz, como el que los desmanes de los mismos sean legalmente reprimidos y castigados.=== Espero que Vd. me avise por primera ocasión de si se confirma ó no el rumor que motiva este Despacho, y en caso afirmativo me consulte por toda oportunidad lo que le parezca, teniendome al corriente con claridad y la debida estension de cuanto haya ocurrido y ocurra referente al asunto.=== Dios guarde á Vd. m. a. Macáo 12 de Junio de 1862.=== El Cónsul General Interino.- (Firmado) Gumersindo Ogea y Porras.=== Sor ViceCónsul Encargado del Consulado de España en Shanghay."

Lo que tengo la honra de participar á V. E. para su superior conocimiento y censura.

Dios guarde á V. E. muchos años. Macáo 15 de Junio de 1862. 
 

Escmo. Señor
B. L. M. de V. E.
Su muy Atento y seguro Servidor
Gumersindo Ogea y Porras

Escmo. Sor. Primer Secretario de Estado y del Despacho