Autor: Michele Ruggieri y Francesco Passio
Título: Copia de unas cartas que escrivieron los religiosos de la Compañía de Jesús que residen en la çiudad de Jauquin donde está estos años el virrey de Canton, que es la provincia frontera de estas Philipinas, al rector de Macán, ysleta cerca del Rio de Canton, donde los portugueses están poblados y subjetos a los chinas.
"Copia de otra del padre Francisco Passio, de la compañía de Jesús desde la misma ciudad de Xauquín para el mismo Alonso Sánchez"
Lugar y Fecha: Zhaoqing, 10-18 de febrero
Localización: AGI, Filipinas 71, 13
Extensión del documento digitalizado:
708 palabras / 3919caracteres

Localización y transcripción: Manel Ollé Rodríguez



Copia de otra del padre Francisco Passio, de la compañía de Jesús desde la misma ciudad de Xauquín para el mismo Alonso Sánchez

Ilustrisimo Señor

Con la benida de Phelipe Mendez, cristiano china, reciví la de V.R. con la qual mucho me consolé en el señor por las muchas razones que para ello havía los abissos que en la suya nos hace caridad. Son muy buenos, puesto que no los savemos bien leer y olgamos mucho con ellos, aunque asta agora, por la gracia del señor, no havemos sentido descuydo en el proceder con estos chinas como lo escrivo al padre Pero Gomez, mas como quiera que sean ellos buenos y proceden del amor que V.R. nos tiene y del zelo que tiene de la honrra de Dios y del buen subcesso desta missión y nos pueden mucho aprovechar, por tanto nos consolamos mucho con ellos y determino de guardar la carta y leerla a menudo, porque podrá ser que desta manera entienda poco a poco las palabras que asta agora no he podido leer ni entender y ynprimirse an mexor en la memoria las amonestaciones. Para aprovecharnos dellas, Padre mío, beníos aquí en la China con la gracia del señor y con maior certidumbre y fundamento de lo que escreví la primera vez, porque ya abemos caydo en que el Tutan no se a mobido a darnos entrada y abitación por ynteresse alguno , mas porque fuera de otras razones particulares como la que escribí del demonio, le mandan sus leyes que todas las veces que algún estranjero se quisiere hazer china o tomar su hávito y costumbres y aprender su lengua, o fuese provechoso al Reyno, que lo recivan. Y no solamente estamos aquí yo y el padre Doctor Rogerio y el hermano Baltasar y Gonzalo, mas ya tenemos licencia para que luego benga el Padre Riçio y Diego y Manuel y Antonio. Halo el Señor ordenado todo con tanta facilidad que nos da grandes esperanzas de querer abrir estas puertas y alumbrar esta gente, y si no fuere tan presto a lo menos ya no parece esta ympresa tan desesperada y ymposible como hasta agora. Resta, Pare Mio, que V.R. nos ayude con sus santas oraciones y sacrificios y ayunos y disciplinas y juntamente no dé siempre algunos abissos y documentos que para esta ympresa nos ayuden. Lo segundo que trate con el Señor Governador de Luzón o Philipinas si pudiere ser con S.M. no se olviden de cosa tan grande y de tanta gloria de nuestro señor y ensanchamiento de sus Reynos y, según lo que V.R. tiene tratado con el Padre Doctor Rogerio y el Padre Matheo Riçio, con el parecer del padre Patriarcha, padre Bisitador y padre Pero Gómez. Y lo del presente, si el señor governador quisiere que pase sería mexor por Canton y por esta ciudad de Xauquín, mas esta gente es muy rica y sobervia y la gente de Castilla muy mal acreditada con ellos, y creo que no le recivirán y que ya habrá V.R. oydo en Macán del presente que mebió el Rey Don Sebastián y quan grande y rico hera y con estar mexor con los portugueses que aora están con los castellanos, no le quisieron recivir, mas en esto y en todo V.R. mexor que aquellos señores sabrá lo que combiene. No más sino que en las oraciones y sacrificios suyos nos encomendamos y pedimos nos escriba muchas beces de si y de todas esas tierras. De Xauquin a seis de febrero de 1583.

                            de V.R. siervo en el señor Francisco Pasio