Autor: RADA, Martín de
Título:
Al muy reverendo padre nuestro el maestro fray Alonso de la Vera Cruz provincial de los agustinos en la nueva España. mi padre.
Lugar y fecha: Manila, 3 de junio de 1576
Localización: Bibliothèque Nationale de Paris
Signatura: Fonds Espagnol, 325.7 (M F 13184), f. 35-36
Extensión del documento digitalizado: 874
palabras / 4.870 caracteres

Localización y transcripción: Dolors Folch Fornesa


Al muy reverendo padre nuestro el maestro fray Alonso de la Vera Cruz provincial de los agustinos en la nueva España. mi padre.

[Folio 35] Dominus tecum. Despues de aver escripto a V. p. y embiado en las cartas la relacion del viaje que hizimos el año passado a la China. Partimonos de este puerto de Manila para bolver a la misma tierra de China el padre Augustin y yo. en una armada de diez navios que aqui estava cuyo general era siaoya que fueron los que nos bolvieron a nosotros de la China a estas islas. Salimos de aqui a 1 de mayo. Y aunque nos hizieron muchas molestias por el camino y nos tomaron algunas cosas y demandaron otras de las que llevabamos todo lo sufrimos porque de nuestra parte no viniesse ocasion que por nuestra culpa se deixara la jornada. Y llegando a un puerto desta misma isla que estava poco mas de quarenta leguas de aqui donde se detuvieron algunos dias procurando por todas vias de que saliese de nuestra parte el querer quedarnos aqui. Parte por demandas diziendo si queriamos ya les diesemos oro parte por temores diziendo que alla en la china no seriamos bien rescebidos y que nos maltratarian para lo qual davan razones a su parescer bastantes y proponiendo quexas de aca del governador y españoles que passaron los dias que alli estuvimos muchas demandas y respuestas en el negocio que por no ser prolixo no las cuento. Y como nosotros siempre estuviesemos firmes de que no dexariamos la yda por ninguna ocasion si ellos no quisiessen llevar. Acabo de catorze dias que aviamos salido desta [Folio 35 vº] ciudad una mañana ya hechos a la vela y levadas las anclas enbio a llamarnos a la nao capitana do estavan congregados todos los capitanes y personas de cuenta. Y despues de hecho un largo razonamiento el qual se les respondio segun dios nos inspiro dixeron que no querian llevarnos sino que nos desembarcassemos luego. Y assi nos hecharon en tierra aunque de paz pero gente no segura que son zambales que su principal desseo es cortar cabeças de hombres, pero bendito sea dios que el amansa los leones que es servido y no dexo salir a los chinos con sus malas intenciones segun nos dezian algunos dellos que se condolian y lloravan por nosotros ni a los zambales permitio nos enojasen en la menor cosa del mundo antes hallamos entre ellos padre que nos amparasse. Estuvimos alli cinco dias hasta que bolviendo el sargento mayor de las minas tuvo noticia de que estavamos alli y vino por nosotros y nos traxo a esta ciudad a do llegamos vispera de la ascension a do hallamos nuevas harto tristes de la perdida de la nao y religiosos. Que bien creo que los padres lo escriviran largo a V. p. per omnia benedictus deus.

Ya yo escrevi a V. p. sobre que V. p. me embio a pedir si tenia algun obra hecha. Como algunas que tenia se me avian perdido yo escrevi un libro de recta hydrographie ratione y avia escripto gran parte de geometria practica en romançe, por parescerme que no ha salido desta materia en romançe cosa de vez y una distinta en siete libros y despues pensava escrevir otros siete de cosmographia y astronomia y los año passados escrevi de astrologia judiciaria del qual libro me ha quedado el borrador. No he cargado tanto el juicio sobre este por no serme parescer cosa decente a religioso, aunque bien podriamos dejandonos de los que inmediatamente la impugnan. Tambien escrivi un libro de toda manera de hazer relojes. De todo esto si a V. p. le parescia ser cosa que es justo que nos ocupemos en hazer procurare de trabajar que mucho me ha quitado el animo ver mis trabajos perdidos por estos mares. Pero sabiendo que doy en ello [Folio 36] gusto a V. p. reçebirlo he en merced que V. p. me lo mande. Y no solo esso pero cualquier cosa que V. p. mandare de cosas de mathematicas porque entiendo que para ellas me dio el señor particular habilidad y inclinacion aunque falto de libros. Porque no tengo mas de geometria a Euclides y archymedes, de astronomia a Ptolomeo y Copernico, de perspectiva Vitellio, de judiciaria Hali aben Zagel. Tengo tambien un libro de triangulos y las direcciones de mote regio, y el ephemerides de Cipriano Leonistio y las tablas alphonsinas y Prusenicas. Si otros algunos libros buenos V. p. tuviere rescebire toda charidad en lo que por oy no hiziere falta. Nuestro señor de a V. p. su Spiritu para que en todo acierte a venirle y sea columna dessa nueva yglesia y desta. Vale pim at modum cotemde. et ora pro me. De manila a 3 de junio de 1576.

Hijo indigno y subdito de V. p.

Fray martin de Rada