Autor: RADA, Martín de
Título:
Parescer del provincial fray martin de rrada agustino sobre las cosas destas yslas
Lugar y fecha: Manila, 21 de junio de 1574
Localización: Archivo General de Indias
Signatura: Patronato 24, R.29 00014
Extensión del documento digitalizado: 1757 palabras / 9.528 caracteres

Localización y transcripción: Dolors Folch Fornesa


parescer del provincial fray martin de rrada agustino sobre las cosas destas yslas

Manila 21 de junio de 1574

Pideme Vuestra Señoria que le de mi parescer sobre las cosas desta tierra por scripto para comunicarlo y probeer del rremedio que sea mas al servicio de Dios nuestro señor y de su Magestad y seguridad de las conciencias de los que en esta tierra biben. Digo lo mismo que ayer de palabra dixe a Vuestra Señoria que preguntandome Vuestra Señoria en Oton que seria bueno que los yndios diesen de tres uno dixe a Vuestra Señoria que tenia determinado de hazer una junta de todos los rreligiosos que en esta tierra estamos para que todos de mancomun tratasemos de las cosas desta tierra y hasta entonces que no me parescia que se ynovase cosa ninguna sino que llebasen los españoles de tres uno conforme a los que menos en la costa llebavan que era un chilcubite de arroz de setenta gantas y una manta por cada yndio tributante. Venido aca aunque algunos religiosos y con rrazon an puesto escrupulo en los trebutos ansi en el pulpito como en los confisiones y otras platicas particulares eme detenido hasta que binieran todos aca y se hiziera la junta que yo deseava para que en todo fuera mas açertado. Biendo agora la gran tardança de algunos y que nos sera necesario yrnos deste pueblo parte en particular parte juntos tome al parescer de todos los padres que aqui se hallaron los quales todos de mancomun afirman que ninguna tierra en todas estas yslas a venido con justo titulo en poder de los españoles porque aunque aya muchas e muy justas causas para hazer guerra contra algunas naçiones o pueblos ningun governador ni capitan la puede hazer sin mandado espreso de su Magestad para ello, sacando sola aquella guerra que se luxe en defensa de sus personas o haziendas siendo de otros injustamente acometidos pues como ni en la primera ynstruçión que nosotros truximos ni despues aca aya mandado su Magestad hazer guerra a los naturales destas yslas antes manda lo contrario en una carta que traxo de su Magestad Juan de la Isla escripta del Escorial al Adelantado que este en gloria que yo bi esta claro ser ynjusta qualquier conquista que se aya fecho en estas yslas por fuerza de armas aunque aya avido causas para hazerla quanto mas que en ninguna dellas, o casi ninguna a avido causa alguna porque como Vuestra Señoria save a todas partes se a ydo con mano armada y les an rrequerido que sean amigos y den luego trebuto y a las bezes an rronpido la guerra por no darles tanto quanto les piden y si no les quieren dar trebuto sino defenderse luego les an acometido y fecho la guerra a sangre e fuego y aun despues de averles muerto gente e destruydo e tomado el pueblo en algunos casos les an enbiado a llamar de paz y biniendo los yndios por no andar perdidos a dezir que quieren ser amigos les an pedido luego el trebuto corno lo an hecho agora nuebamente en todos los pueblos de los Camarines y donde quiera que los yndios por miedo de los españoles dexadas sus casas se han huydo al monte les an quemado las casas o hecho otros muchos daños dexo de tratar de los pueblos que se an rrobado sin aguardar paz ni no paz sino entre dos luzes los an salteado que titulo a avido para todos estos sujetarles y ponerles trebuto Y ya que obiera con que conçiençia se les pide trebuto adelantado antes que nos conoscan. ni se les aya fecho benefiçio ninguno [Folio 2] con que titulo se les a dado tres rrepelones de cantidad de oro a los Ylocos sin tener otra comunicaçion ni trato con ellos mas de yr alla y pedirles el oro y bolberse Y lo mismo digo de los Camarines y de Acuyo y de los demas pueblos que estan un poco apartados de las poblazones de los españoles en todo esto no esta claro que es ynjustisimamente llebado Y asi el que los embia por ello o manda como tambien el capitan prinçipalrnente despues los soldados y aquellos a quien los sacan parte y los que dan consejo para ello Y los que pudiendo estorbarlo no lo estorrban y los que pudiendo hazer rrestituçion no lo hazen todos estos de mancomun y cada uno dellos por si es obligado enteramente a todo el daño Y lo mesmo es en los pueblos vezinos a las poblazones de los españoles porque aunque tengan alguna dotrina y debaxo de la sonbra de los españoles esten seguros de sus enemigos y les sean satisfechos algunos agravios que les an sido fechos pero no dexan de rresçibir gran molestia y agrabios por la frequençia de los españoles y las muy continuas enbarcaçiones y al fin ellos eran libres y no por buenos terminos rreduzidos al vasallaje Y faltando la rayz y el fundamento todo lo que se edifica es falso quanto mas que no son los yndios mamparados de sus enemigos ni sustentados en justicia como devian que tantos cosarios andan como de antes y los mas suditos lo pasan peor que siendo rrobados de otros que no son tan sujetos ni los hazen satisfazer ni los dexan que ellos mismos se satisfagan Y no es bastante rrazon aver mandado su Magestad que se rreparta y encomiende la tierra porque fue su Magestad ynformado mal segun paresce por su misma carta Ynformandole que sin guerra por su propria boluntad se avian dado por basallos de su Magestad por donde paresçe aver sido todo contra la boluntad de su Magestad e si alguna bez nosotros emos sido de paresçer que se rreparta la tierra como tambien nos paresce agora lo mismo si la tierra se a de sustentar fue y es por evitar mayor daño y rrobos que se hazian sin rremedio alguno no estando rrepartida Y ansi agora uno solo haze el daño y se procura que sea sustentando la tierra y no alborotandola lo qual se hazia de antes quando no hera conoscidamente de nadie aunque agora algunos dellos los tratan muy mal demas de todo esto el tributo que se les lleba agora ques tres maez de oro a cada yndio, es tan excesibo, a lo que nos paresçe, a los que desde el principio bivimos e tratamos con ellos y sabemos su trabajo dellos y los ynstrumentos con que labran la tierra y que con gran dificultad se sustentan y aun parte del año se sustentan con rrayzes y que la gente comun apenas alcança una manta con que se bestir de donde suçede algunos dellos al tienpo del cobrar del trebuto derrocar sus casas que por lo menos valdran si se bendiesen tanto como el mismo tributo y esconderse por no pagar el tributo con dezir que despues con travajo de un mes o dos tornaran a hazer otra casa y otros con los arcabuzes y armas e gente es neçesario pedirselo para que se lo den y los mas es menester echarlos presos para que cumplan los tributos y ansi los mas de los encomenderos tienen sus cepos a do echan presos a los prinçipales o timaguas que no cumplen el tributo de sus esclabos quando a los mismos no los pueden aver Y ansi considerando todo csto y otros ynconvinentes que por no alargarme no lo pongo paresçio a la mayor parte de los padres que justificado todo el negocio y sustentando los yndios en paz y en [Folio 3] justiçia y doctrina que por el presente basta que los yndios tengan otra posivilidad y otros ynstrumentos mejores para labrar la tierra y hasta que la tierra este mas gruesa que todo lo que se llebare a cada yndio en general arriba de valor de un maez en comida e ropa ques crueldad y que los apremian demasiado y mire vuestra Señoria que en la Nueba España al principio no davan los yndios sino comida que entonçes balia a huevo y servicio etc. y no son todos los tienpos yguales que agora pueden dar poco y andando el tienpo y engrosando la tierra podran dar mas de suerte que se colige de todo esto que los yndios por agora de rrigor de justiçia no deven nada y que lo que hasta agora llevado a sido ynjustarnente llevado por el mal modo con que an sido conquistados estos yndios y porque en ello no se a guardado el mandamiento de su Magestad.

Y porque vuestra Señoria me pide de mi paresçer en lo que se deva hazer digo que atento que la tierra esta ya sujetada y rrepartida y por muchas rrazones que por no ser prolixo las dexo no es rrazon desampararla y que para eso es neçesario que los que aqui residen se sustenten que Vuestra Señoria deve con paresçer de los mas capitanes enbiar a su Majestad una relaçion verdadera y llana clara y sin doblez del modo que se a avido en todo esta conquista y el estado en que esta y la manera que se tiene en cobrar los trebutos para que su Magestad como christianisimo probea lo que en ello se deba hazer y que en el entretanto para el susrcnto de todos se tome de trebuto lo menos que pudiere ser considerando que no se lo deven y que los que tienen rrepartimiento sustenten a los que no lo tienen y paresçeme que si se quieren moderar con el maez que arriba dixe de cada yndio en comida y rropa habra lo uno y para lo otro ayudandose con otras grangerias que puede aver y para que esto se cobre con algun titulo. Vuestra Señoría procure por algunas bias de anparar estos naturales y hazerles justicia y deshazer agrabios castigar a los cosarios etc. y nosotros de nuestra parte lo que pudieremos ayudarles emos con doctrina enseñandoles nuestra santa fe Y porque este es mi paresçer lo firme de mi nombre fecha en San Pablo de Manila a veynte y uno de Junio de mill e quinientos e setenta e quatro años. Fray Martin derrada-