Autor: RADA, P. Martín de
Título: "Copia de un papel que se halló entre los que tenya fray martín de Rada, de muerto, y lo traxo el padre [Francisco] de ortega, que va a españa, y le dio al padre Buiça, del qual le huve yo".
Lugar y fecha:
1578
Localización:AGI, Aud. de Filipinas, 29.
Extensión del documento digitalizado: 600 palabras / 3.162 caracteres

Localización y transcripción: Carles Brasó Broggi i Dolors Folch

 

 

"Copia de un papel que se halló entre los que tenya fray martín de Rada, de muerto, y lo traxo el padre [Francisco] de ortega, que va a españa, y le dio al padre Buiça, del qual le huve yo".

 

            Un vizcaíno, natural de sant sebastián, hombre de bien, llamado joanes de Ribas, me dixo andando él a las vallenas en terranova, en altura de sesenta o setenta y dos grados, do comyença la gran baya que en el cabo de giato cree era, corriendo haçia el oeste, havía él corrido más de sesenta leguas, que vino el año de çinquenta, poco más o menos, vn capitán francés, llamado jacques caster, yendo por la mesma canal a descubrir, ayó un estrecho que tenía de pasada no más de çinco leguas, y es ancho una y dos y partes tres leguas, y corriendo la contra costa de la florida haçia el susueste como 80 leguas halló vn río muy grande y en él ynfinidad de canoas; éste vizcaíno dixo averlo visto quando bolvió y hablállo muchas veces con él.

            Item, que çinco o seys años antes avían unos bretones desde la punta de bretón, questará como 80 leguas al oeste casi de la punta de caballo, questá en 49 grados, y él dezía que 52, desde ay corriendo al norueste como cien leguas, toparon con el dicho estrecho, por cuya relaçión vnos portugueses vinieron a la India y desde hecheo dicen quen 45 días llegaron a lisboa, y creyeron quel rey les aría mercedes; dieron dello cuenta y los hechó presos y murieron en la prisión el piloto y el maestre, y vno de los portugueses que venía en aquella nao vino después a la nueva españa, y después con françisco de ybarra, y fué al descubrimiento de copala y pretendió descubrir el estrecho, sino que no se conçertaron, a do tomó con este dicho portogués el Vizcaíno amistad y supo dél todo en particular, y deçía que del cabo de bretón, yendo al norueste hasta topar con la tierra firme, corriesen después costeando la costa o cabo hazía el sudueste, que ansí corre aquella costa, y ansí toparían con la entrada, aunque pareçe era muy pequeña, pero es grande y hondable, y saliendo a esta mar de la china, que corre la costa hazia la china, o al oesudoeste, dizen que a la boca del estrecho, ansí acia la mar como a la del norte ay muchas ysletas, aunque más ralas son las que están a la mar del norte; viniendo de la china es la tierra más alta y con árboles de pinos, y desa otra parte más baxa sin árboles; dizen que en el estrecho no les serbirá el biento pero las corrientes los meterán y sacarán.

            Dicen que todos los que ponen yslas de caballos toda es vna ysla grande, sino es algunos yslotes questán pegados en la dicha ysla y tierra firme, y esto hasta cabo de grata, en 62 grados, por do es canal muy hondable para entrar en la gran baya, y dizen questará la punta de caballos en 50 grados, corriendo por allí a costa desta ysla grande hazia el oeste hasta el cabo de bretón como 80 leguas, y la que ponen en las cartas Punta de Buena Vista, ques en la mesma yslas grande, está más çerca de la punta de caballos que de cabo grata. Dicen ser cosa muy averiguada y cierta ansí entre Vizcaíno como entre franceses de los que por ay andan a ver este estrecho.

AGI, Aud. de Filipinas, 29.