Autor: MÉNDEZ, Hernán
Título: Cartas de las Indias Orientales.
Informacion de algunas cosas acerca de las costumbres, y Leyes del Reyno de la China, que un hombre (que alla estuvo captivo seys años) conto en Malaca, en el Collegio dela compañia de Jesus.
Lugar y Fecha: 1555
Localización:
Esta relación fue impresa (en Coimbra) en 1555 y reproducida en Zaragoza en 1561. Carlos Saez el documento en facsimil en 1958 en Gráficas Yagües.
Extensión del documento digitalizado: 3200 palabras / 18.108 caracteres

Localización y transcripción: Dolors Folch Fornesa



Relación de Hernán Méndez

Cartas de las Indias Orientales

Hijo y siervo de la Compañía de Jesus Hernan Mendez

Informacion de algunas cosas acerca de las costumbres, y Leyes del Reyno de la China, que un hombre (que alla estuvo captivo seys años) conto en Malaca, en el Collegio dela compañia de Jesus.

Los Chines edifican sus ciudades enlos mas fuertes sitios, junto de ríos impetuosos, y principalmente donde hazen bueltas: para que juntamente les sirvan de cercas y si las ciudades son de media legua en circuito, hazen los muros de una legua, pa que sucediedo guerras, pueda recoger mucha gente y municion: las ciudades son muradas, de piedra, y cal, por la mayor parte, y algunas de ladrillo muy fuerte, en especial las ciudades grandes. Tienen edificios muy grandes: y puentes de media legua, todas de piedra labradas con mucho primor, y ay en ellas piedras tan grandes: que paresce cosa impossible, poder los hombres llevar las, y assentar las con artificio alguno. Una de las cosas que mucho nos admiraron fue: ver ocho columnas: sobre las quales esta edificado un palacio del Rey, en una ciudad, donde estuvimos tres años: las queuales medimos, y abraçando las dos hombres, no tocava el uno al otro. De largo nos parescio ternian: sessenta pies: poco mas o menos, y es cosa muy estraña, que hombres las pudiesen levantar: y poner como estan. Las casas que estan sobre ellas, son muy altas: todas de madera , pintadas y doradas. Posa en ellas un Capitan: que coge el Thesoro de las rentas de aquella provincia: y assi ay en las otras. Cada una de estas casas esta cerca por si con muros: donde acostumbran plantar arboles, y hazer jardines muy frescos de todo genero de frutas, de lo qual se precian mucho los Chines, y de tener en su casa estanques, en que crian peces para su recreación. La cosa que generalmete todos los cavalleros, y hombres principales tiene por mas nobleza es, hazer edificios delante de sus puertas a manera de arco: que toma dela una parte dela calle a la otra, de manera que la gente passe por baxo, algunos los hazen de piedra, otros de madera, con todas las pinturas y colores de otor, y azul, y diversidad de pajaros pintados, y otras cosas que puedan agradar a la vista delos que passan, y en esto son tan curiosos y varios, que el que mas gasta en esto, es tenido entre ellos, en mas. En la frontera de los arcos estan letreros de oro y azul, en que esta el nombre y armas del que los mando hazer. Las casas son ladrilladas de azulejos: de muchas colores y la madera dellas muy labrada: las calles son muy bien hechas y empedradas: y los caminos reales todos calçados, digo esto porque nos llevaron desta ciudad (donde estuvimos tres años captivos) y anduvimos ciento y veynte días de camino, sin salir del reyno, y hallavamos todos los caminos calçados y yguales; y algunas vezes que passavamos rios preguntavamos, si los de mas caminos que yban adelante, estan de aquella manera, y dezian nos que si, y que havia camino de quatro meses hasta llegar a la corte del rey, y que los caminos eran de aquella manera. Levaron nos mui bien tratados, dando nos cavalgaduraas, y todas las cosas necessarias. En todas las ciudades ay una calle, de casas muy ricas, que el rey manda hazer, donde aposentan los capitanes, que andan en su servicio visitando, y esto traen poderes del rey: sobre los presidentes, que goviernan (que en su lengua se llaman Taquoan). Qualquiera que hoviere de regir provincia, o tener qualqueuier mando, es escogido para esto, por ser letrado, y tener mucha prudecia, sin se tener respeto a otra cosa, y los hijos si son sufficientes, como los padres, sucedenles en los officios, y de otra manera no los admite el rey para su servicio. Los regidores particulares delas ciudades son obligados a assentarse por la mañana hasta mediodía, a oyr y hazer justicia a todos, y despues de comer hasta puesto el sol. Cada año dos vezes vienen Capitanes de la corte, por mandado del Rey, a hazer residencia por todas las Ciudades: y principalmente, a ver si los Regidores hazen bien su officio, para quitar los luego, y poner otros, en su lugar, si tiranizan, o agravian el pueblo, o sirven mal. Estos capitanes veen todos los muros, y si estan mal reparados los mandan concertar despues se informan delas rentas del rey: y gastos delas ciudades, moderando los si son demasiados. El que da dineros a logro lo pierde (provando se lo) y mas incurre en otra pena. Por las ciudades donde llegan, hazen dar pregones, paraque qualquiera que estuviere agraviado de alguna injusticia, venga delante dellos. Enesta ciudad ay seys regidores entre los quales precede uno, y tambien ay otros seys, que tienen cuydado de cobrar las rentas y uno dellos es obligado cada noche a velar la ciudad con su gente: para que ladrones no perturben al pueblo. Otros tienen cuydado de cerrar las puertas, las quales son muy fuertes, y guarnecidas de yerro. Los regidores y justicias de cada ciudad tienen cargo de escrevir cada luna a la corte del rey: de lo que passa, y ha de escrevir cada uno por si para ver si conciertan los que escriven: y si habla verdad, porque los que mienten al rey: tiene pena de muerte, y por esto temen mucho mentir enlo que escriven. Ningun hombre govierna en su tierr.., adonde tiene parientes, para que sin acceptacion de personas, pueda hazer justicia a todos. Enlas ciudades principales ay muchas carceles, y fuertes. Nosotros estuvimos presos, repartidos por seys carceles. Estan presos por diversos delitos El que mas grave es entre ellos, es matar un hombre a otro. La gente presa es mucha por que ay mucha gente enlas ciudades, y en cada carcel ay .ccc. O quatrocientos o .ccccc. psos. Un natural dela ciudad donde nosotros estuvimos nos dixo, que enella sola havria entonces en todas las carceles, mas de ocho mil presos, y esto era por ser aquella ciudad principal, donde concurren los presos delos lugares comarcanos, y en cada carcel, ay un libros delos presos della, los quales cada noche cuenta el carcelero. En la que yo estava havia trezientos presos alguas vezes, y otras quatroscientos, y puesto que yo no viesse las otras, por aqueuí me paresce, que podrían ser tantos como me dezia. Los delitos graves van a la corte: y para los que vienen de alla sentenciados a muerte, da el Rey poder a los regidores delas ciudades: que tornen a ver la causa, por estar mas cerca: de donde se cometio el delito. Y hallando los menos culpados les pueden dar vida: con darles destierro, o que sirvan al rey por tantos años, o toda su vida. Buscan todas las industrias possibles para no condenar a muerte. El Rey es tan temido de lo suyos, que a penas se puede dezir, y llamanle dios, y rey, por el gran regimiento y justicia que tiene en su Reyno, lo qual es necessario por la gente ser mala y maliciosa. En sus libros antiguos hallan que en cierto tiempo han de tomar hombres balncos, de barbas largas: el reyno de la China, por esta causa tiene tanto cuydado delos muros, y fortalecer las Ciudades, y los capitanes hazen alarde de los soldados que reciben, y pruevan los, para si son buenos soldados: y lo mismo hazen con la gente de a cavallo, y los que se aventajan dan les premio segun las qualidades de sus personas, poniendoles tambien en la cabreça un ramo, de hoja de oro y plata, en señal de honra, y a los que no acontentan despiden, quitandoles el sueldo, y hechandolos de los reales con palabras injuriosas. Comunmente la gente dela China no es bellicosa ni diestra ni tiene inclinacion natural a cosas de guerra, y si se sustentan es por la muchedubre dela gente, y fortaleza de los muros y ciudades, y provision de municiones. En los limites del reyno dela China por donde confina con los Tartaros: ay unos muros de admirable fortaleza, de un mes de camino donde tiene el rey de la China en los baluartes mucha gente de guerra, y donde los muros yvan a dar en montes grandes cortaron los montes de manera que quedaron sirviendo de muro: porque los Tartaros son muy esforçados, y diestros en la guerra, al tiempo que estavamos captivos, rompieron por una parte los Muros, y entraron por la tierra adentro: mes y medio de camino: y en quanto el Rey aparecio grandes exercitos de gentes con ardides (en que son los Chines muy astutos) detuvo los Tartaros, los quales pelean a cavallo, y viniendo los cavallos tan flacos que morian de hambre: mando un capitan de los Chines hechar a unos campos gran quantidad de garvanços: y asi fue, que los Cavallos (por la mucha hambre que tenian ) contra voluntad de sus señores se ponian a comer, y desta manera el exercito del rey dela china los desbarato, y torno a echar fuera. Y agora se tiene gran vela en los muros. Todos los años se hazen grandes fiestas en las provincias del Reyno dela China, el dia en que el Rey nascio, y en cada ciudad en los palacios del rey en una sala toldada: y paramentada de paños muy ricos colorados assi por las paredes como por el suelo, ponen una silla pintada delmismo color. Esta sala tiene tres puertas, y es costumbre de los capitanes delas ciudades: entrar por qualquiera dellas a pie, como qualquiera otro hombre: sin llevar consigo nada, y sin sombrero delante de si y passando hazen cortesía de rodillas siete o ocho vezes, como si el rey estuviesse assentado enla silla, y acabando se van a sus casas, y entonces entran a pie, y por qualquiera puerta, porque fuera deste día no entran sino porla puerta del medio, y en andas muy ricas en que los traen criados suyos, tienen por mas nobleza andar en aquellas que a cavallo, llevando uno, o dos a diestro por estado, y un sombrero de pie de los que se acostumbran enla india delante. Otra fiesta muy grande hazen el primer dia del año, que es el dia que nosotros celebramos la fiesta de la circuncision, hazen grandes fiestas que duran tres días, en todos ellos representan actos de dia y de noche, porque son muy inclinados a representar farsas, estos tres dias estan cerradas las puertas dela ciudad, porque por mucho comer y bever estan a las vezes fuera de si. Otras fiestas hazen muy grades, quando el rey constituye a su hijo por heredero, el qual dia me certificaron que sueltan todos los presos aunque esten sentenciados a muerte, al tiempo que estavamos presos vino una nueva que el Rey queria levantar por rey a su hijo, delo qual se alegraron mucho los presos de todas las carceles. Estos grades Reynos dela China estan repartidos por el mismo rey en quinze provincias, y en cada una dellas ay una ciudad principal, donde esta un governador, que se muda de tres en tres años: y enestas ciudades principales se recoge el thesoro del rey delas rentas de toda la provincia: su privilegio, para los que se fueren a ella, es que por delictos que ayan hecho en otras, no pueden ser presos: y la razon deste privilegio es, porque como trayan continuamente guerra con los tartaros y con otros reyes, sino diessen este seguro se passarían con los enemigos. Todas las cosas notables, y dignas de memoria. Ha sido costumbre, y es agora: escrivirlas en los caminos en grandes piedras, y enlos mismos lugares donde acontescieron: principalmente en todas las ciudades, en los palacios del Rey donde los capitanes posan. Estan estas antiguedades escritas en los patios: muchas dellas con letras de oro. Y son los cavalleros y hombres nobles muy curiosos de leer estas cosas, y hablar en obras señaladas: o dela nobleza y hazañas delos reyes antepassados. Muchas cosas he oydo delas grandezas destos reynos y algunas visto (aunque pocas) las quales, a quien no tiene noticia dela china, paresceran poco verdaderas: por lo qual solamente digo de aquellas, que mas comunmente andan entre la gente, dexando las de mas al tiempo que las descubra. La mas noble ciudad, y mas populosa es una en que reside el rey que se llama Paquín: los naturales dela tierra (porque yo no lo vi) dizen que en atravessar la por camino derecho se gastan siete dias, y treze en andarla alrededor. Es esta cercada con tres cercas, y un rio muy caudaloso, que quasi la cerca toda por la cerca de dentro. Cuentan cosas maravillosas delas riquezas y edificio dela casa real: a muchas provincias del mismo reyno las llevan debuxadas, no permitiendo que salgan los debuxos fuera del reyno. Antes que entren en los palacios se passan siete, o ocho puertas muy fuertes, donde estan por guardas hombres grandes muy altos de cuerpo. El rey (segun dizen) nunca sale de aquella ciudad, y todo lo que come se cría de los muros a dentro, y no sale alas cercas defuera, y dizen que nunca es visto sino delos que le sirven, los quales son todos eunuchos hijos de cavalleros, que como alli entran en casa, nunca mas sale hasta la muerte. El Rey tiene consigo cavalleros muy letrados: y de gran prudencia, con los quales despacha todos los negocios del reyno, y tambien estos nunca salen fuera dela cerca, por ningun caso. A estos llamanles Ulaos. El modo del elegir los a esta diginidad es este: quado ay vacante se informa el rey de alguno aventajado enlas letras, y discrecion, y inclinado a hazer justicia. Si es comunmente tenido enesta reputacion: le mandan llamar de qualquiera provincia d su reyno en que este: y le mete enel cargo de ulao. En las cortesias guardan los chines mucho primor, enel vestir mucha honestidad, assi hombres como mugeres, generalmente andan muy bien tratados: por las muchas sedas que se hazen en el reyno. La tierra es muy fértil de mantenimientos: frutas, aguas, muy singulares, y jardines muy frescos: y ay enella todo genero de caça y monteria. En ningun manjar tocan los chines con las manos mas todos assi pequeueños como grandes comen con dos palicos por limpieza. Sus templos son edificios muy grandes labrados ricamente, que llaman valeras, en que gastan mucho: porque las estatuas que son de gra estatura estan todas cubiertas de oro de martillo y el tejado delos templos es dorado, y las paredes son guarnescidas de tablas muy labradas, y pintadas, en pinturas, son grandes oficiales, y en carpinteria. En estos templos ay sacerdotes (que estan obligados a nunca salir fuera) ay renta deputada, ni comen carne, ni pescado sino yervas, principalmente beledas y algunas frutas, y ayunan alguos dias, si hazen alguna cosa que no devan, los echan fuera y ponen otros en su lugar, mandandoles que no sean mas sacerdotes.

Ningun hombre puede yr de una provincia a otra, sin llevar una licencia del governador y es castigado el que hallan sin ella. Y ningun pasagero puede estar (por ley del Reyno) mas de tres, o quatro dias en una diudad donde no tiene negocios; y hay hombre que tiene por cargo andar mirado esto. Y si hallan alguno, lo prenden, porque presumen ser ladron, y hombre de mal vivir, y assi acostumbran todos tener en que se ocupar: y tener algun oficio, hasta los hijos delos capitanes y cavalleros. Todos ocupan sus hijos, de qualquier estado que sean, poniendo los a leer, y escrevir lo qual saben generalmente. Otros ponen a tratar y acostumbran tambien poner sus hijos con capitanes, y cavalleros porque sepan servir. Los capitanes se sirven con mucha veneracion, y todos lo que hablan con ellos les hablan de rodillas, y todo lo que piden, ha de ser por escrito. Las sentencias que dan los capitanes son conformes a las leyes del reyno, juzgando segun la verdad delo que se informan, sin hazer cuenta delo que dizen las partes, y assi son muy enteros enla justicia, por temor dela visita, que dixe se haze cada seis meses, sus años tienen doze lunas. Y de tres tres en tres años añaden al año una luna, y assi tienen treze lunas. La gente de algun primor usan en su vestir seda negra, porque la de color tiene por deshonesto enel vestir, tanto que ninguo osa yr delate de algun capitan o persona de qualidad sin vestido negro; y si yendo a otra parte lleva capa de color, y acierta de yr hablar algun capitan, toma la capa negra de algun conoscido que topa y dexale la suya, mietras va a hablar. La gente comun habla siempre alos nobles con el bonete enla mano, y no puede tener capa negra: sino de color muy corta. Los capitanes traen un genero de bonete diferente de la otra gente, porque es entre ellos cierta dignidad como entre nosotros encomienda, en estos bonetes tienen unas orejas pegadas de cada parte hechas de cerdas de cavallos, el rey usa tambien dellos, sino que dizen, que tienen dos puntas en cruz por encima. Alaban y encarescen mucho las riquezas delos vestidos del rey, y dizen que siempre son de color de cielo. Los capitanes enlas fiestas principales, y el primer dia del henero, y principio de luna se visten ricamente de damasco colorados, y en los pechos y espaldas del vestido traen un ciervo y una aguila brodados muy al natural: porque son grandes oficiales en debuxar, parescen muy bien estas ropas, llegan hasta un palmo del suelo, y tienen muy largas mangas muy grandes y anchas traen botas negras tapetadas, las suelas son de paño blanco fuertes como tablas. Los capitanes y señores, por muerte del, padre o madre, o pariente muy llegado visten unas ropas blacas muy gruessas, y asperas, y ciñen un ceñidor tambien blanco de grossura de una pierna que llega al suelo, donde tambien llega el vestido, en el bonete trahen pegado otro cordon mas delgado, quando los defuntos son menos llegados, se visten tambien de blanco todos hasta los çapatos, y bonetes, mas menos gruesso, y aspero. Estas son las cosas que mas continuamente se veen y saben enla China, donde estuvimos captivos seys años, otras muy admirables que oymos contar dexo, assi por no aver las visto, como por parescerme cada dia se yran mas descubriendo.

Deste Collegio de Malaca a cinco de Deziembre, año de mil y quinientos y cinquenta y quatro.