Autor: ROMÁN, Hierónimo
Título: Republica del Reyno de la China. Ordenada por Fray Hieronymo Roman frayle professo de la orden de San Agustin y su Choronista
Lugar y Fecha: 1595
Localización: BC
Extensión del documento digitalizado:
16.937 palabras / 92.455 caracteres

Localización y transcripción: Anna Busquets i Alemany



Republica del Reyno de la China. Ordenada por Fray Hieronymo Roman frayle professo de la orden de San Agustin y su Choronista

fol 211

Que ocasiones uvo para descubrirse este Reyno de la China, y quantos fueron los primeros que nos dieron relacion del.

CAP. PRMERO

No se puede negar que todo lo bueno que oy vemos descubierto del mundo y puesto en contratacion no aya sido por industria de personas religiosas que movidas de zelo sancto, han atravessado el mundo por plantar el sancto Evangelio. Nunca los Portugueses vuieran descubierto tantos puertos ni Islas si frayles con zelo de predicar, no se adelantaran y entrar po entre getes barbaras sin miedo. Ni nuestros Españoles tuvieran animo a acometer empresas si los religiosos no ablandaran las gentes Indomitas con ponerles delante la lubre de la fe.Esto esta cierto q no solo en lo q seha descubierto, de cieto y cincuenta años aca, mas muy atras se vio, porque muchas gentes conquistaro los Reyes de Francia en Alemania cuya era antiguamente, que a no aver predicado religiosos en aquellas regiones esa setetrionales nunca vinieran a su dominio o no perseveraran en su obediencia. Esto se puede ver por el fruto que hizieron muchos monges Augstinos y Benitos en Flandes Frisia y Brabancia, despues en Saxonia Suevia y Moguncia, y adelate en Prusia adonde se fundo la orden de los cavalleros Theutonicos, que por religiosos que yvan delante plantando la fe y desmontando aquellos pechos agrestes vinieron a la obediencia de los principies Christianos conociedo que ellos podian ser mas legitimos señores, pues por su medio venian en el conocimiento de la fe. No quiero hazer prueva de esto con testimonios y exemplos aunq me seria facil, porque en la historia de la predicacion del sancto Evagelio que tenemos escrita, daremos la provança a las manos, y bastenos lo que vemos en las indias Occidentales y Orientales q nuestros Españoles han conquistado y traydo a la obediencia de sus Reyes, lo qual cierto ni se vuiera conquistado ni con-

fol.211b

conservado sino estuvieran de por medio los religiosos que yvan a las empresas, para que la furia de los soldados, y la avaricia de los demas tuviesse templança con sus reprensiones y avisos dandoles a entender como no yvan a robar ni a matar, mas a ganar al mas y contratar limpiamente, conforme las instrucciones Christianissimas que sus Reyes les davan. Esta verdad quedara bien confirmada con mostrar que camino se hallo para conocer que sea el reyno de la China de quien tantas cosas se cuentan, y cuya republica quiero yo aqui escribir coforme a lo que he hallado por libros y memoriales que han venido a mis manos que han sido hartos y buenos.

Tres personas señaladas nos dieron noticias de las cosas de la China, uno fue el padre Francisco Xabier que justamente le podemos llamar sacnto por su vida confirmada con grandeza de milagros, y assi yo la puse en mi historia Catholica de los sanctos de España. Este claro varon co su gran zelo de predicar entro no sin gran peligro de la vida en la China, y predico co maravillosa osadia enella, y porrelacion de algunas cartas suyas y de otros padres de la compañia de cuyo instituto el era, venimos a tener alguna noticia de ella y de sus costumbres, aunque con mucha brevedad porque los que escrivian, y a quien escrivian no llevavan intento de escribir historia, mas relacion de como se predicava el sancto Evangelio y de lo que se padescia, y el fructo que se le sacava. Y como quiera que aquel varon Apostolico vio hartas cosas en este reyno no atendio a avisarnos que cosas señaladas avia, pero dexonos ocasion de que quede para memoria perpetua de su nombre, pues como muy buen soldado murio en el cakmpo, porque peregrinando acabo la vida en la ciudad de Canton que es una de las principales plaças de este Reyno de la China casi como tomando la possessio por la yglesia catholica Romana, como la que ha de venir a señorear esta gente y subjetarla para Christo con la predicacion.

Despues algunos años adelante un religioso de la orden del padre sancto Domingo llamado fray Gaspar de la Cruz movido de zelo sancto entro en la China y llego a la ciudad de Canton como tierra ya baruechada por el padre Francisco Xavier con determinacion de predicar el sancto Evangelio, y como quera que de su parte hizo lo que pudo, y por ello terna premio en el cielo la semilla cayo entre las piedras y en los caminos y no en tierra buena, y assi visto q no hazia provecho determino bolverse adode tenia su assiento que era en la ciudad de Malaca adonde fundava un monasterio de su orde. Y porque ya que no aproveho en lo uno, y lo mejor que era en la predicacion aprovecho en algo que fue escribir muchas de las cosas que vio y tuvo por relaciones, porque quedassen por memoria y por ello viniessen a tener noticia de tierra tan grade y estendida, la qual esta posseyda del demonio por falta de no estar dispuesta para recibir la palabra de salud. De todo esto escrivio un libro que llamo tratado de la China, el qual anda impresso en lengua Portuguesa. Este es propiamente, aunque disfraçado el librito que hizo Bernardino de Escalante que se intituta discurso de la navegacion. Y sin duda dixo muchas y curiosas cosas, pero no penetro mucho por no aver leydo los libros q trata de esto en la mesma lengua China, y assi no se podia por aquel libro descrevir enteramete lo que aqui desseamos, por lo qual nos fue necessario buscar mas cosas y con la diligencia que puede mucho venimos a dar un alcance al desseo.

Sucedio que por este mesmo tiempo la orden de sant Augustin embio desde la provincia de Mexico religiosos a predicar el sancto Evagelio a las Islas q oy llaman Philippinas y otro tiepo se dixe-ron

fol 212

dixeron las gentes celebes y la Isla mas principal Zebut o Cubu adonde podemos dezir que murio aquel famoso Piloto Fernando de Magallanes, como lo escribe Francisco de Gomara en su historia de las Indias y como vuiesse hecho aquí assieto los capitanes del Rey don Philippe nuestro señor, por quien este Archipielago y infinidad de Islas se llama Philippinas deseosos los religiosos, y ellos hazer algun servicio a Dios y a su Magestad trataron de imbiar personas sabias y prudentes a saber q Reyno y gete era la de la China por ser tierra firme y muy vezina a estas islas probaron la una vez y disputaron personas, pero hallaronse incovenientes por donde se dexo. Mas desseando los religiosos predicar el sancto Evangelio a gentes de quien se dezian cosas grandes, porque cada dia contratavan muchos Chinos con los Españoles tratavan como se les offreciesse alguna buena ocasión para intentar lo que desseava tanto, y hallarola de esta manera.

Levantose contra el Rey de la China, un cavallero llamado Limahon natural Chino de la provincia de Cuytan, y vino a hazerse tan poderoso cossario que traya quarenta navios de alto bordo con los quales hizo grandes saltos y robos por las costas de la China en daño de la tierra y injuria de su rey. Acaecio que sucediendole prosperamente las empresas desseoso de que no vuiesse otro cossario tan pujante busco otro que lo era mas llamado Lintoquian en la Isla dicha Pion, el qual traya setenta navios, y como estuviesse furto y descuydado le acometio Limahon, el Lintoquian que era diestro conforme a la priessa que lo tomaron desembolviose lo mejor que pudo y començo a defenderse y pelear, pero sucediole mal, porque quedo vencido y muy destroçado de suerte que le tomo muchas naves, cautivo gente y mato mucha. Limahon viendose prospero, y casi con doblada armada de la que traya andava haziendo mayores robos. Y auque la armada del Rey de la China salio dos vezes en su demanda el tuvo ta buena mañana que se puso en salvo, pero viendo que se ponia a mucho peligro si andava costeando el Reyno determino apartarse y hazer sus saltos en tierras agenas. Ayudole para la ocasión aver prendido un navio que venia de las Philippinas de contratar y, avia salido de la ciudad de Manila que es la principal, y adonde tiene su assiento el Governador de su Magestad. Los que venian en el le declararon como todo aquel Archipielago era lleno de muchas islas y rico de todas las cosas, y que lo señoreavan los Españoles, los quales eran pocos y bien descuydados de qualquiera assalto. Con esto el Limahon tuvo gana de hazer algun buen salto, y quedarse con la tierra. Y ayna saliera con ello, porque el camino de tal manera, y venia tan apercebido que aunque lo estuvieran nuestros Españoles no fuera grande la hazaña por ser pocos. Como llegasse cerca de Manila y desembarcassen de noche hasta cuatrocientos Chinos con sus arcabuzes y picas roncas, y bien armados caminaron todo lo que pudieron por llegar antes de amanecer y dar en los Españoles, pero no pudieron llegar hasta que fue muy de dia. Y aunque es verdad q los nuestros fueron avissados que venian enemigos no quissieron creerlo, y assi entraron de sobre salto dentro de Manila y dieron sobre la casa del Maestre de Campo llamado Martin de Goyti. El quando se vio cercado pusose en defensa con quatro o cinco Españoles que se hallaron con el, pero fue de poco efecto, porque echando bonbas de fuego le abrasaron la casa en punto, y el murio con otros treze que acudieron a socorrerlo. Y sin duda que si los Chinos passaran adelante todo el Campo quedara por ellos, pero Dio –lo

212b

lo ordeno de otra manera, porque ellos se volvieron por do vinieron, aviendo les muerto los nuestros hasta quinze o veynte. Bueltos los Chinos a sus naos dexaron descansar a los Esapñaoles aquella tarde, y otro dia siguiente,y en el tiempo que los enemigos les dieron lugar, se fortificaron y hizieron una empaliçada de tablas y pipas, y otras cosas, y encavalgaron la artilleria que entonces estava por el suelo, y Dios que mirava por su pueblo, como vio el animo del Capitan Ioan de Salcedo que estava en una poblacion llamada Viga a venir a ayudar adonde estava todo lo principal de los Españoles. Llegado con cinquenta soldados, todo estuvo a punto, porque aunque eran todos pocos, sus animos eran de Españoles, fuera de sus tierras q muestran bie adonde quiera q se hallan lo que valen. El cosario Limaho como fue avisado de los q bolvier de Manila sin detenerse un puto vino co toda su armada q era de sesenta y dos navios de alto bordo, y pusose en frete de la ciudad, y hizo tres salvas de artilleria de versos y arcabuceria, y luego hecho la gente en tierra, porq la nuestra no era tanta que pudiesse guardar el fuerte, y resistirla de sembarcacion, con esto, y con ver que nadie le resistia entro por la ciudad y pusole fuego, porque toda la gente estava en el fuerte. El Limahon creyendo que le seria facil ganar el fuerte, y a los que lo defendian acometio lo terriblemente, pero no le sucedio como penso, porque los de dentro lo defendieron bravamente, y mataron dentro de poco rato passados de dozientos Chinos, y de los nuestros no faltaron mas que dos. Como el cosario vio quan poco ganava, y que la perdida era manifiesta alçose con su gente, y volviosse a sus naves y camino la vuelta de Pangasinan que es un rio en la Isla de Luzon, cinqueta leguas de Manila, adonde determino hazer una poblacion en aquella ribera. Los nuestros no pudieron seguir al cosario, porque arto hizieron en defenderse y offender desde su fuerte. Esto acaecio a dos del mes de Deziembre año de mil y quinientos y setenta y quatro.

Sabido por el Governador de las Islas Philippinas llamado Guido de Lavazares adonde avia poblado Limahon, recogio la mas gente que pudo de todos los presidios y puebvlos, y armo cinquenta navichuelos de los que aquella gente usa, y puso en ellos hasta dozietos y cinquenta y seis Españoles con casi dos mil Indios, y dioles por Maestro de campo al Capitan Ioan de Salcedo, y poniedose en camino llegaron cerca de la nueva poblacion, y con maravillosa industria sinq ue fuesse sentido por Limahon dio sobre el y sobre la armada, y quemosela toda, y porque la gente se avia heco dos partes, una por tierra, y otra por el rio, despues se juntaro todos y dieron en la poblacion, y quemaron el medio edificio sin aver recevido algun daño. Murieron muchos Chinos, y assi en el agua como en la tierra, y todos se vieron en gran peligro, y si nuestra gente fuera mas en numero, no ay q dudar sino q desta vez quedara destroçado el cosario. Resulto de esta jornada q Limaho conoscio el valor de nuestros Españoles, y no poder volver a ser lo q avia sido, porque aunque se rehizo, y escapo fue nada a respecto de lo passado.

Estando las cosas en este punto, vino un Capita Chino llamado Emonco embiado del Governador Chuynchiu a la Isla de Luço en demanda del cosario Limaho para apercevir que la armada del Rey de la China viniesse en su seguimieto, y como venia co arte, y dissimulado traya comission fingida de que tratase de paces y cociertos, pero otros traya de mas importancia, y mayor secreto para q tratasse co los Capitanes de las naves, y las otras personas de cuenta pa-ra

fol.213

para que se alçassen contra Limahon prometiendoles de parte de su Rey perudon, y muchas mercedes. Este recaudo llego al tiempo que le fue quemada la armada por los Españoles, y viendo el Capitan Chino como avian mal tratado al enemigo de su Rey alegrose mucho, y tratando con los nuestros, y viendo el desseo que tenian de entrar en la China, el en agradecimiento de lo hecho, y de lo que esperava que harian contra aquel tirano, offrecio de llevar a su Reynos religiosos, y otras qualesquier personas de las suyas. Esto fue una cosa de maravilloso cotenttamieto para los Españoles, y assi comunicado el negocio con los principales, el governador embia dos religosos Augustinos, y dos soldados con algunos Indios y criados de servicio. Los religiosos yvan a dos efectos, a ser como embaxadores de parte del Governador en nombre del Rey de España, y para si quedassen alla predicassen el Evangelio, porq este era todo su fin. Los soldados yvan para que volviessen con los despachos si se concluyesse algo de lo que llevavan encomendado. Los religiosos fueron Martin de Rada, y fray Hieronimo Marin. Los soldados fueron Miguel de Loarca encomendero de Octon, y Pedro Sarmiento encomendero de Buracay, y alguacil mayor de la villa del nombre de IESUS. Que efecto hizo esta embaxada, y lo que passo en ella, y como dieron todos la buelta, no es de esta historia; quedara el cargo de escrivirla al muy religioso baron llamado fray Alonso de Buyca frayle Augustino que escrive las cosas de las Philippinas, y yo quando llegare al vigesimo libro de la Chronica de mi orden dire lo que viniere a cuenta. La causa de aver hecho esta disgression a sido por dar razon como, y porque camino vine a tener noticias de China con mayor certidumbre que los que hasta agora han escrito, es de esta manera.

Este padre fray Martin de Rada, como fuesse uno de los grandes ingenios de España, y mas fundado en las Mathematicas codicioso de aprovechar a las almas y ver tierras passo a la provincia de Mexico adonde ay grandes y muchos monasterios de la orden de sant Augustin, y dandose a la speculacion de las plantas vino a ser unico, y el mayor Astrologo judiciario q en su tiempo tuvo el mundo, y passo a muchos d elos antiguos. Pues como el estando en la China en esta jornada no supiesse estar ocioso detemrino leer diversos libros en aquella lengua China, y entre ellos muchos de los que tratavan de sus antiguedades, y mirando atentamente los ritos y costumbres de aquellas gentes, las erecogio en un tratado breve, el qual vinoa mis manos, y tomandomelo no se quien jamas quiso restituyrmelo, por donde reçevi grave tormento, porque desseava escribir la republica de esta gete, pero fue mejor para mi, porque buscando adonde aver papeles para este proposito, acudi adonde me parecio que podia hallar mas coolmadamente de lo que pidia mi deseo, y assi escrevi al Illustre cavallero el licenciado Ioan de Rada alcalde de la corte mayor del Reyno de Navarra, hermano del dicho fray Martin de Rada, y el usando de su mucha liberalidad me embio lo avia succedido en la jornada dela China y otros papeles de mucha curiosidad, aunque tambien se quexa por una suya, que le tomaron otros de mucha importancia. Mas con estos memoriales de tanta fe y verdad, y con lo demas que teniamos recogidos, podra ser que demos luz de lo que hasta agora sabian pocos.

Debe se dar mucho credito a este religioso en lo que dize, assi porque en el termino del proceder mue-estra

fol.213b

stra no poner nada de su cabeça, como por ser hombre religiosissimo, y de suaves costumbres, lo qual yo pude provar algun tiempo viniendo en Toledo juntos adonde mostro lo que avia de ser en lo venidero, y cuyo hijo era, porque su padre fue uno de los mas principales hombres del Reyno de Navarra que fue el licenciado don Leon de Rada del consejo real de Navarra y su linage, uno de los doze familias de los ricos hombres de aquel Reyno, y assi los Añales de Aragon hazen mucha memoria de ella, y otras historias de Castilla y Navarra. Y de este linage fue el Arçobispo de Toledo, don Rodrigo Ximenez que por sobrenombre se dezia Rada, y oy en Castilla es una mesma casa la de Rada y Rades, la qual se passo en este Reyno por persecuciones, que le hizo el Rey Don Enrique del mesmo Reyno, en odio de Doña Marquesa de Rada, en quien el Rey don Theobaldo segundo de los assi llamados, su hermano tuvo hijos.

 

De lo que muchos autores dizen del Reyno de la China, y de los nombres que le han puesto y, qual es el propio. Cap.II

Muchos han tratado de este nombre China sobre que provincia o Reyno sea: nuestro principal autor, y a quien hemos de seguir aquí, que es a fray Martin de Rada, dize que este es el Reyno del Catayo, del qual habla Marco Polo Veneciano, y parece que los Tartaros que señorearon este Reyno le pusieron este nombre en su lengua, porque de ordinario quando un Reyno se conquista o halla de nueveo, no sabiendole el nombre propio, los primeros que entran le dan el nombre por alguna cosa que ven o hallan en el, como vemos que Granada dizen que se llama assi, por un granado que se hallo adonde agora es aquella ciudad y a Canaria dizen tambien que le pusieron este nombre, porque alli avia grandes perros. Esto es cierto que todos llaman a esta tierra China, y ninguno atina, porque aunque por conjeturas dizen que se llama assi, por tener vezino otro Reyno menor llamado Cuachinchina que le es subjeto, de manera que el señor tomo nombre del siervo, pero no me agrada. Yo creo que estos son aquellos pueblos llamados de Ptolomeo Sinae, en la India en tierras muy ascondidas, los quales tienen por ciudad principal, una llamada Thina. Persuadoeme a esto, porque hasta agora conserva alguna semejnaça con el nombre de la primer çiudad, por que ellos se llaman entre si Tangis, y el Reyno Tame, pero mejor lo nombro fray Martin de Rada, pues lo llamo Taybin, que responde con aquella antigua ciudad dicha Thina. Y no es maravilla que tomasse el Reyno, el nombre de la principal ciudad, pues no es solo, que oy vemos los Reynos de Cordova, Granada, Murcia, Valencia y Napoles, intitularse de sus ciudades municipales y mayores. Ni tampoco va muy lexos de parecerse mucho el nombre que oy tiene este Reyno a la mesma ciudad, pues se diferencia con pocas letras por dezir Thina se dize Thaybin que mas corrompido esta el nombre de Arles en Francia que este, el qual se llama assi, porque en latin se dize Arelatum, que corrompido se llama Aralata o Altar grande, por aver avido alli antiguamente un altar o ara muy solenne para hazer sacrificios los Gentiles. Y en España llamamos a Murcia assi, deviendo llamarse Mirtha, por abundar de mucho arrayan yvan que es lo mesmo que murta. Y un lugar ay en el maestrazgo –de

fol.214

de Alcantara que se llama çalamea que se ha de dezir cellomea, porque fue una sepultura de un Romano, y llamola Cellamea, como morada perpetua de su cuerpo. Y oy vemos que la Andaluzia se llama assi, porque la señorearon los Vuandalos, devia llamarse Vandalia, o Vandalosia, y corrompida con el tiempo se dize Andaluzia. De esta manera, pues se dize agora Taybin, el Reyno que se nombro de la ciudad de Thina. Y lo qu emas admira que los pueblos llamados en tiempo de Ptolomeo, sino es ahora an buelto a llamarse Chinos, que es arta consonancia con el nombre primero.

Quanto a dezir que el Reyno del Catayo sea la China en alguna manera le parece por la situacion q da al uno, y otro, y sin duda q el llamarse Catayo, no fue porque el Reyno se llamasse assi, mas porq la ciudad principal que avia en aquella region se llamava Catayo, y favorece mi opinion Marco Antonio Pigafeta en su viage, q anda en los viages de Ioan Baptista Ramusio. Como se vuiesse desmembrado este grande señorio de la Monarchia del gran Can, y hechose Reyno tan poderoso no lo he leydo, ni en que tiempo aya acaecido. Alomenos en los años de mil y trescientos y veynte, subjeta estava esta tierra al Can, pues Ayton Armenio, y Marco Polo que escrivieron muchas cosas del Tartaro, y vivian a esta sazon, dizen que el reyno del Catayo era señorio del Tartaro, como queda visto en la Republica de los Tartaros. Esta tierra es la mas oriental de toda Asia, y bien se ve que algun tiempo fue del señorio del gran Can, pues la una parte de sus terminos, y aldeaños. El Thartario y el gran Can es su vezino, y enemigo, que no es el menor qua tiene por vezino, porque con el tiene de ordinario cruel guerra, como el que queria cobrar lo que algun tiempo fue suyo, de manera qu eal norte tiene esta vezindad, al poniente tiene el Reyno de Quachanchina que es subjeto al Rey de la China, y alcança muchas provincias, con que cerca buena parte de este Reyno. Es ceñido de una gran parte del mal occeano oriental, y lo que le queda tiene como por frente la tierra que señorea la ciudad de Nimpo que los Portugueses llaman Liampo. Sin esta vezindad tiene otras gentes particulares, assi como los Laos, Osioens, Maos, y con los Bramenes que es gente riquissima de oro y pedreria, y particularmente de Rubies. Estos son gente guerrera y sobervia, y tienen a vezes guerra con los Chinos, pero no es de ordinario, porque como tienen en medio unas tierras altissimas, es coas dificultosa atravesarlas, por lo quals e detienen de inquietar a sus vezinos. Despues va dando la buelta hasta topar con los Tartaros, estando en el camino, y buelta los pueblos Patanes y Mogores, cuyo Reyno es grandissimo y muy poblado y de gente guerrera. Tienese por cosa cierta que sola la China es tan grande como toda Europa que es la tercera parte del mundo, como los antiguos la dividieron. Dividese en quinze provincias que cada una de ellas es mayor que los Reynos que se hallan en la mesma Europa. Las mas de ellas toman nombre de las ciudades principales que tienen, como si dixessemos Mallorca, Canaria, Granada, Murcia que se nombran de las ciudades mas nobles. En estas ciudades viven vireyes y governadores, y tienen su Chancillerias y Corte con oydores, y presidentes. Tiene seys provincias en las costas adonde negocian los estrangeros con sus mercaderias, y tratos. Las nueve estan dentro de la tierra como mas principales, y de mayor autoridad, a las quales ninguno entra sin espressa licencia de los vireyes de –las

fol214b

las provincias adonde han de acudir los forasteros, y esto ha de tratarse con los que goviernan puertos y ciudades fronteras. Las provincias que estan enlas costas son estas, Canton, Foquien, Chequeam, Xantom Nanquij, Quinquij. Las que estan dentro de la tierra Quincheu, Luna quancij Suyuam, Fuquam, Canslij, Xianxij, Honan, Sancij. Todas provincias que podrian ser muy grandes Reynos, estan divididas con rios hondissimos, todos navegables, y con riberas que el mesmo mar haze con sus entradas, adonde vienen a entrar los tales rios, porque como la tierra es muy llana entra el mar por la tierra adentro sin hazer daño, y assi por sus braços van subiendo con los baxeles hasta el agua dulce, y alli arriba suben con otros menores, y llevan sus mercaderias a las ciudades y pueblos que estan edificadas comunmente a las riberas, como despues lo mostraremos claramente, tratando de las ciuades y poblaciones. tienese por cierto que tiene este Reyno de Taybinochina mil leguas de largo, quatrocientas de ancho, y decircuyto casi dos mil quinientas. Y por que se entienda sin lo dicho, como esta cercado este gran Reyno en una palabra se podra dezir dexando loq ue ariva apunte, por la parte de Oriente, y del medio dia tiene el mar oriental, y el Indico qu ees de la India ulterior que los antiguos llamaron Serica, por la parte occidental. Tiene un gran grio, el qual nasce cinquenta leguas del mar en una laguna, y va corriendo casi a la orilla de una cerca y muro de seys cientas lenguas en largo, de la qual ablare luego. Este rio arrimandole por la parte oriental rebuelve, y se encami por una madre que corre por medio del Reyno de la China, y hecha esta division se va derecho al mar entrando en el por la provincia de Naquin o Nanqui, por donde se ve que este rio corre desde su nacimiento, hasta el mar mil leguas, lo qual se podria provar por las poblaciones y provincias que baña, y tiene por su ribera.

Pero lo que mas causa admiracion, es que de la parte del norte, esta esta Reyno cercado con una muralla la mayor que ay en el mundo, porque se tiene por averiguado que tiene seys cientas leguas de largo, y aun mas. Es toda de silleria y piedra fortissima, tiene de altura, siete braças; la anchura por lo baxo seys braças, y en lo alto seys, y por lo supremo esta cubierta de texado muy firme. Dizen sus libros que edifico esta obra un Rey llamado Cincio, habra mil y ocho cientos años, por donde parece que este imperio a tenido diversas mudanças, pues antes de lso Tartaros vuo otros señores, ya gora posseen la tierra nuevos principes. Los Reyes que levantaron este edificio sin duda tuvieron ojo a vivir seguros en sus Reynos, porque tenian por aquella parte mala vezindad, y parecioles asegurarse con aquel muro, lo qual ya despues los Romanos intentaron en Inglaterra, quando Adriano y Severo Emperadores labraron un muro de mar a mar de longura de treynta y dos mil passos, porque con el no se atreviessen a molestar las legiones Romanas que estavan como en presidio, y guarda de aquella Isla, como lo notan Sexto Aurelio Victor, y Eutropio. Esta cerca no se hizo como algunos piensan contra los Tartaros, pues esta gente començo en los años de mil y ciento y cinquenta poco mas o menos, y la muralla es mucho mas antigua, auque agora esta puesta en oposito de ellos que cada dia la molestan por aquella parte los Chinos. Esto se puede dezir quanto a la situacion de este Reyno, y co estos principios, y yremos tratado de las cosas de la China, por el orden que hemos llevado en las demas Republicas, començando de la religion.

fol. 215

De los Dioses, sacrificios templos, y sacerdotes que tiene el Reyno de la China. Cap.III

De ser ta poco el trato y comercio de los estrangeros y hombres curiosos dentro del reyno de la China, havenido que no tengamos entera noticia de sus ritos enl as cosas de la religio y manera de reverenciar a Dios. Cierto es que ellos son grandes ydolatras, y gente muy supersticiosa, lo qual confirma la infinidad de simulacros y estatuas que tienen puestas en diversos lugares, a las quales hazen reverencia. En los cerros y montes tiene sus oratorios, y como hermitas adonde los que caminan vean algo de sus dioses. Cada casa tiene sus ydolos o dioses la res res para guarda de ella, y tienen los puestos de esta manera. Las casas casi todas tienen sus patios, y el un paño de el esta dedicado a sus dioses, porque esta muchos en orde arrimados a la pared a manera de aparador, y assi qualquiera q entra en casa casi topa primero con los dioses y hazeles reverencia. Los dueños luego por la mañana se van a encomendar a ellos, y offrecen encienso y otros olores, que es la mas comun manera de sacrificar. Assi mesmo en las naves y otros vergantines, lo primero que se traça con ellos, es morada y aposento para aquellos ydolos. Por qualquier peñasco grande de que vaya se vee esculpidos dioses, unos son grades, otros pequeños, unos negros otros blacos y otros ruvios o colorados. Labran las estatuas co muchos braços muchos pies y ojos y los demas sentidos creyendo que el que tiene mas miebro, y ssentidos, tiene mas poder para ayudarlos en sus necessidades. Tienen figuras de hobres y mugeres, y para cada cosa tienen dioses, casi a ymitacion de los antiguos Romanos adora al Sol y Luna, pero tienen por supremo Dios al cielo. Y assi todos los demas dioses son como sus inferiores, y sirven de medianeros para alcançar de el lo que han menester. De manera q los sacerdotes llama a los ydolos q les ayuden, y los ydolos llama al cielo q socorra aquellos q se les encomienda. A este piden salud, hazieda, honra y todo lo demas: porque esta muy persuadidos q el ha hecho todas las cosas, y las cria de nuevo. Tabie conocen q dentro del cielo ay algunos dioses, porq creen q el mayor que en el ay, es uno q fue sin principio, y llamanlo Yohon y Oconsantey, y ymaginanlo sin cuerpo, pero con todo esso dizen que es menor q el cielo, porque siepre es el mayor este. Tienen por cierto q el mesmo cielo tiene un official, y criado llamado Cincas, a cuyo cargo estan todas las cosas q ay debaxo del mesmo cielo. A este atribuyen el matar, y dar la vida a los hobres, y este tiene otros tres criados q anda por el mudo como visitadores para proveer a todo quado se ofrfrece necessidades, el uno se llama Linqua, y este tiene cuydado de llover quado es menester Cuyqua(n) govierna el mar y navegantes. Teycua(n) mira por los hombres y fructos de la tierra. De manera que si no vuiere aguas y viniere gran seca o lloviere, a se de atribuyr a aquel Dios, si en el mar ay tepestad si se hundiere las naves, si llegaren al puerto co prospero viento, lo ha de atribuyr al segundo. Si viene mortandades, años de hambre o fertiles lo atribuye a este tercero. Tienen por dioses a estos, y a uno q es portero del cielo, y a otros q tabien tienen cargos preeminentes. Reverencian por dioses a los q hizieron vida aspera y penitente. Tiene por cosa de gra perfectio el vivir vida solitaria, tato q por aver dos mugeres principales hecho esto, las tiene como por sanctas canonizadas. Tamiben tienen sanctos a algunos Loytas son personas famosas en letras y en go-

fol.215b

vierno y administracion. En fin a qualquiera que hizo alguna coas notable y de provecho comun la reverencian por religiosa y sancta. Ningun conoscimiento tienen de Dios verdaderos, y si algo ay es rastreando y assi dizen que de lo alto dependen todas las cosas criadas y la conservacion y gobierno de ellas sin saber dezir en particular quien sea el autor y principio.

Quanto a los templos de esta gente, y adonde van a hazer oracion, no ay alguna memoria ni de como son aunque es cierto que los ay y suntuosos y con muchas torres y chapiteles, pero ni dizen con que nombre los nombran ni lo que tienen dentro, ni si en un pueblo ay muchosos o pocos, y assi passaremos a los sacrificios que tambien son de poco momento por donde se ve como son bien poco dados a las cosas de la religion: cada dia a la mañana, y tarde ay acudir a los dioses los sacerdotes con sus offrendas. Lo primero es hazer grandes reverencias, despues gastan mucho encienso menjuy, palo del Aguila con otras muchas pastillas de olores de los quales ellos abundan, esto mesmo hazen a los otros ydolos que tienen particulares. Como tienen mucho trato en el mar aqui acuden los sacerdotes mas de ordinario, porque ven los peligros mas al ojo, y assi ay tata cueta en yr a las costas y naves que nunca falta ceremonias en los puertos. Primeramente quado de nuevo echan al agua los navios van los ministros con sus ornamentos que son largos y de seda, y ponense a las popas de las naves a la parte adonde tienen sus oratorios, y alli offrecen unos papeles pintados de diversas figuras, y cortados y quemanlos delatne d elos ydolos con ciertas ceremonias. Tambien cantan como por coros respondiendose unos a otros y tañen campanillas, y como echando papeles en el fuego, assi van haziendo sus reverencias al demonio que los traen pintado como nosotros lo pintamos, y temenle principalmente la gente comun, la qual dize que tiene poder de hazer diablos a los buenos y a los malos (como si fuesse peor) los torna en bufalas y vacas y en otros animales diversos, bien entienden que el demonio les puede hazer mal, y assi procuran de echarle de si o por bien o por mal, por bien aplacandole con ceremonias, por mal con amenazas y palos. Esto se ahze assi quando ay tepestades en el mar o quieren assegurarse de peligro, entonces toman sus sacerdotes sendos garrotillos en las manos, y dos sacerdotes mas principales traen sendos caços ded arroz guisado, el qual se va derramnado por el mar como si aca echassemos algun poco de pan bendito o algunas candelas sanctas, y assi cercan toda la navea, despues sale otros dos con alfanges y rodelas esgrimiendo y haziedo visajes, y los demas con sus garrotillos hieren en los bordes de la nave, y dan gran vozeria y algazara. Temen tanto al demonio y el peligro del mar que acostumbran en semejantes necessidades que hazen votos promessas y offrendas unos de ayunar otros de no comer por muchos dias carne huevos ni pescado, sino solo arroz y frutas y yervas. Embian al templo o oratorio del navio o adonde tiene sus devociones algunas pieças de seda como frontales y en ellos van escriptos y pitnados los nombres de quienes hazen la offrenda y porque causa occasion. Quando acaban su navegacion hazen sacrificio al Dios del mara para despedirlo y darle las gracias, porque los traxo en salvamento, y el sacrificio es. Hazen una navezita de caña con todas sus xarcias y velas y timon, y echanla en el mar con muchas ceremonias y solenidad, y mete detro un pescadillo assado q es dedicado a este sacrificio, tabie un poco de arroz cozido y una taça de vino, y co esto piesan q le ha pagado el bue –viaje

fol.216

viaje. Estos sacrificios no se hazen a secas porque en todo el tiempo que gasta en sacrificar y hazer estas frialdades no hazen sino comer y bever y baquetear.

So supersticiosisimos y grades agoreros, y como nosotros dezimos missas hazemos oraciones y usamos de otras obras pias para que todo nos suceda bien, ellos usan de unas endiabladas suertes echandolas delante de sus ydolos, estas se hazen de unas bolillas redondeas, y despues parten las por medio como digamos una nuez, salvo que lo que se hiende es llano, estas estan atadas a unos hilos. Quando quieren echar las suertes para que se sepa lo que pretienden tiradas en alto ha de caer lo redondo en suelo y lo llano en alto, y para q esto tega bue sucesso haze oracio a los dioses a quienes pide el favor, y dizeles palabras de mucha humildad y reverecia, y suplicales q tenga buen sucesso las suertes que quiere echar, y prometenles que si acaece como dessean lo que piden les haran grandes offrendas, y luego echan en alto aquellas fuertes, si la una cae de llano y la otra abaxo lo redonde tienenlo por malaguera, y buelvense contra los ydolos y dizen las palabras de mucha injuria y torpes, hasta dezirles que son perros y viles. Despues de averles dado un xabon con las leguas buelven con palabras blandas y amorosas a regalarlos y acariciarlos, y pidenles perdon de lo dicho, y tornan a rogarrles que las suertes sean prosperas, y añaden nuevas offrendas y dones si les conceden lo que les piden. Con esta buena obra que han hecho a sus dioses, y satisfacion buelven a ehcar las suertes, mietra que no sucede prosperamete la suerte los ydolos lo pagan como de primero y con otra satisfacion como la passada los dexa cotetos. Si el caso es de mucha importancia y va en ello mucho, y no vienen las suertes a proposito arremete a los dioses, y echanlos con ravia en el mar y rios, y tambien en el fuego hasta que se chamusque, y danels muchos cçotes y coces, y esto haze hasta que la suerte viene a cuenta que es caer aquellas bolillas lo llano arriva. Quado esto sucede luego ay muy buen tratamiento y respecto para los dioses, porque les hazen muchas çalameas, cantan delante de ellos y con gran musica de instrumentos les agradecen y les dan las gracias por el buen sucesso. Y allende de esto les lleva su offredas de gallinas, patos, anades y arroz muy guisado y lleno de especias, y a esto añade una cabeça d epuerco cozida muy adereçada, y es la cosa que mas se estima en los sacrificios, y porque el sacrificio vaya mas solenne llevan un gran cantaro de vino, y todo esto con mucha solennidad es llevado a los altares y offrecido a los dioses, pero de todo esto les hazen la salva con ponerles a ellos solamente en un plato las puntillas de las orejas y hocico del puerco, y las uñas de todas las aves que les offrecen, y unos granos de arroz como quie polvorea con gragea el plato y rociado todo con vino, aquello tiene de derecho los dioses, y lo de mas se comen y beven los ministros con mucha solennidad y siesta. No hallo sacrificios solenes ni muertos de grandes animales, y creo que procede de que codmo el demonio los tiene ganados, no cuera de ocuparlos en sacrificios d ehombres ni otras cosas crueles de que usaron otro tiempo diversas gentes.

De los sacerdotes que esta gente tiene, y de las fiestas q celebra a sus dioses. Cap.IIII

Despues de aver tratdo de los ydolos y sus sacrificios viene bien que se hable de los sacerdotes y personas religiosas que entre ellos ay dos maneras de ministros, ay para el servicio de sus teplos, y estos mas parecen hermitaños y religiosos que no sacerdotes que viven en sus -casas

fol.216b

casas, y entre la comunidad. Los unos ni comen carne, ni huevos, ni pescado: su mantenimiento es arroz, y hortalizas y estos viven apartados del pueblo, en las celdillas, con sus oratorios, y alrededor tienen unos hortezuelos, adonde siembran legumbres, y hortalizas para se mantener. Estos traen el cabello crecido, y levantanlo con industria en lo alto de la cabeça con un palo muy curiosa, varnizado de negro, de la hechura de una mano cerrada, vistense de seda, o serga negra, porque este es el comun vestido de las personas religiosas. tambien ay de estos q haze vida aspera, y mas sola porque tienen sus viviendas en lso cerros, y sobre el habito traen como por divisa unos rosarios muy grandes al cuello. Estos y los demas no se casan, pero son torpissimos, y tiene otros peccados, harto abominables.

Los mas principales, son los que viven en communidad y recogidos, estos comen juntos, y tienen sus dormitorios como nuestros frayles, estos andan rapados; su habito es blaco, y traen unos bonetes de fieltro altos, y levantados con unos picos, a manera de almenas. A estos mantiene el Rey de sus rentas, y les da lo necessario, auque algunos de ellos por mas perfection salen al pueblo, y va demandando por las calles, y piden cantando, y haziendo musica con unas sonajas, y llevan delante un aventador q le menean de una parte y otra, y sobre el echan la lymosna que les quieren dar. Estos de todo comen, y siguen una comun vida, sin añadir cosa, mas que el comun pueblo, fuera del vestido. Cuenta fray Martin de Rada, que el fue aposentado en un monasterio de estos, y que vio que se levantavan como a Maytines a las dos de la noche, y que tañian mientras cantavan una campana grande, y unas sonajas, y un atambor. Estos nunca faltan por sus tandas de encesar sus idolos, y son dichos Guerios. Su fundador fue uno que llamava Siquiag, al qual ellos tienen por sancto y dizen que era xxxgero de la provincia de Tuabtem aunque otros tienen que era de Sirio, y parece ser assi, porque algunas cosas que xxxnen muestran que lo aprendieron xxx nuestra gente. Tienen su general, el qual anda enl acorte del Rey de ordinario, al qual llama Aqua, este pone en cada provincia, un provincial, que visite los teplos, y sus ministros qu les caen en xxx districto, y llamanlo Teuton. Los mayores y priores de cada casa son dichos Tyonlos. NO es gete estimada, ni de opinion, porque si los hallan en culpa qualquier juez los manda açotar como otro culpado, y assi no ay en lo del xxxticia distincto juez.

Tienen sus fiestas señaladas, las quales celebran co mucha solenidad auque siempre de noche. Tienen por granxxx xxxta el dia de sus nacimientos, porque entonces concurre toda la parentela, y todos llevan algo de comer (y todo ...cho) porque como son muchos, y cada qual sabe q se le ha de pagar despues xxx el retorno ninguno es escasso. En lo demas en todos los dias de las lunas nuevas, ay fiesta solenne, como si dixessemos el primer dia del mes. En estas noches anda todo el mundo con licencia (¿) porque comen y beben, y ay mascaras (¿), danças, comedias, y otros juegos particulares. La mayor fiesta entre ellos es el primero dia del año, que comiençan en (¿) Febrero, como lo tienen los Tharxxx aunque otros dizen que comiença xxx luna nueva de Março, pero fray Martin de Rada dize estotro. En este xxxdos adornan sus casas y puertas, xxx piceria, y doseles, y otras telas de sedas (¿) riquissimas, y otdas las rosas y flores y ramos que pueden aver entonces xxx para que las calles esten muy frescas (¿) y alegres. Y si hallan arboles aunque xxxgan de muy lexos, se han de poner xxx xxx nuestros mayos, y limpios les dexxxx lo alto una coronilla, y de alli se xxx linternas, que son xxx xxx

fol.217

narias. En las ciudades principales como tambien diremos por tener en ellas archos triumphales, en esta fiesta las hermosean con grandes doseles y tablas pintadas par aque campeen y parezca mas ricos y hermosos. A estas fiestas preside sus sacerdotes, vestidos con ricos ornamentos, y offrecen a sus dioses muchos sacrificios cantando con mucha destreza y arte, y aquí acuden grandes cantores y musicos co diversos instrumetos, assi como vihuelas, guitarras, vihuelas de arco, rabeles, chirimias, dulçaynas, flautas y clavicordios, los quales instrumenots aunque del todo no parecen a los nuestros, todavia hazen mucha armonia y se toca con harta gracia. Canta con gran consonancia de vozes, de manera que parece que han estudiado la musica. Para estas fiestas tienen grandes representaciones y hazenlas muy al natural usando de vestidos y atavios ricos. En todo el tiempo que estas fiestas dura estan las calles y casas llenas de mesas con infinitos manjares y guisados, y assi de carne como pescado, y muchos vinos, y los sacerdotes no hazen sino comer y bever hasta caer, porque son sus dias, y aguardan los con mucho deseo por el internes que de ellos sacan. No ay otra cosa que dezir en este proposito porque esta gente tiene muy poco cuydado de las cosas de la religion, y vese porque ni tienen sacerdote grande ni fiestas dedicadas a algun gran ydolo que tengan por principal ni ay gastos en el reyno para nada de esto.

De los matrimonios de los de la China y como entierran a sus muertos. Cap.V.

bien poco o quasi nada han escripto los authores hasta agora de las ceremonias tocantes a sus matrimonios, y assi ay poco que dezir. Los que se han de casar compran las mugeres por poco o mucho precio según la calidad de cada uno, pero no por esso son despreciadas ni tenidas en poco: puede tomar cada uno quantas mugeres quissiree y pudiere matener, pero con todo esso no tienen dentro de casa mas que una que es la principal en estimacion, y a las demas tienen las puestas en diversas casas y moradas. Los que son mercaderes tienen las en lugares adode van a sus ferias y puertos, de manera que en qualquier lugar que tiene comercio y se han de tener tienen su casa y muger conoscida. Tienense por muy honestas las mueges casadas y no se sufren adulterios, y el marido que sufre q su muger sea mala y la q permite que el marido sea libre y lo consiente tiene gran castigo que es muerte. Por tratar tanto de la honestidad entre esta gente no permiten mugeres cortesanas dentro de las ciudades, ni otras publicas, mas fuera y en los arravales adonde les tienen señaladas casas y calles, y no son hijas de gente de honra, mas las que son propiamente siervas y esclavas que las compran los ricos de sus madres que quedan viudas, porque ay ley que las mugeres que quedan viudas y pobres quando no tienen sobra de hijos y falta de pan acuden a los mercaderes ricos para que se los compren. Si son mochachos sirvese de ellos en las cosas de sus casas hasta que son de edad para casarse, y quando la tienen sus propios señores estan obligados a buscarles mugeres y ponerles casa y buscarles manera de vivir y en que ganar de comer, y ellos les han de acudir cada año con cierto tributo como en reconoscimiento de servidumbre, pero los hijos de estos noq uedan siervos. Los que compran mugeres movidos del interes enseñan a las muchachas desde chicas (que grandes nunca las compran) a cantar y tañer todo genero de instrumentos y venidas a edad las ponen en estas calles publicas a ga-nar.

fol.217b

nar. Y porque de aquí se saca interes, el rey tiene señalado official que tiene a todas estas muegeres puestas por memoria, porque de lo que ganan ellas han de dar un tanto a sus señores, y los amos tambien cierta alcabala de aquella ganancia torpe, y gantan estas de comer a esto y principalmente las que son musicas. Quando son ya viejas remoçanlas a poder de afeytes que son muchos lo que usan en esta tierra, y assi las tienen en pie. Y si alguna de estas es moça y acaso pierde la vista no queda libre de este mal officio, porq sus amos les dan otras de aquellas que son viejas para que las compongan y aderecen, y quando ya no son para ganar quedan libres sin obligacioon de acudir a sus señores q las compraron con alguna cosa. En fin porque la Republica tenga seguras las mugeres honradas, las quales tienen gran punto en vivir conforme a quienes deven, esta proveydo este medio.

La manera de enterrar sus muertos es bie particular. Quando muere algun hobre casado que tiene muger e hijos y familia, luego que espira le visten las mejores ropas que tenia, y las botas y çapatos mas ricos, y assientanlo en su silla, y la muger ponese delante de el de rodillas, y despidese de el con muchas lagrimas y sentimiento, como si estuviesse vivo, y lo mesmo hazen los hijos y otros parientes y amigos. Hecha esta cerimonia meten el cuerpo en una arca o ataud de madera dicha Canfera que es olorosa y incorruptible y cal u otro betun calafetean las junturas porque no se sieta algun mal olor, y assi lo ponen un aposento cubierto con lienço, y despues encima le ponen un paño grande, en el qual esta debujado muy al vivo el difunto. En otro aposento mas afuera esta puesta una mesa con sus velas encendidas y muy llena de pan y frutas differentes, y de esta manera esta el difuncto sus quinze dias en los quales vienen de noche los sacerdotes a offrecer sus sacrificios y reçar sobre el. Traen muchos papeles pintados y con ciertas cerimonias que hazen, queman algunos dellos alli delante, y los demas cuelgan los en cuerdas que estan atravesadas para este effecto, y menenalas dando vozes, y diziendo que embian la anima del muerto al cielo. Acabadas esats supersiticiones toman el ataud y llevanlo a un campo con los demas muertos, y alli se queda sin sepultar y se gasta con el tiempo. En todos estos dias dan en su casa de ocmer y bever abundantissimamente a los sacerdotes y parentela y a quantos van a honrar las exequias. Si el que meure es cavallero y persona d ecuenta, allende de lo dicho se le añade sepulchro d epiedra, pero fuera de poblado,y antes de llegar al sepulcro se pone una gra piedra como tropheo de las antiguos hecha en ella una figura de animal qual mejor les parece, y alli se pintan y escriven todas las cosas mas famosas que han hecho y como se llaman y de q linaje y familia son. El oluto de que usan es muy aspero, porque el que se muestra mas cercano parietne, y haze mas sentimiento lo trae mas aspero, en comun lo hazen de una lana grossera como sayal y apegados a las carnes y ceñidos con unas cuerdas rezias, y en las cabeças traen unos bonetes del mesmo sayal; con icertas faldas como las de los sombreros, salvo que les caen sobre los ojos. Tambien se ponen a rayz de las carnes unas camisas de malla muy rala, y esto muestra bien como era cosa muy querida del que murio.

Por padre y madre traen luto tres años, y si el hijo del q muere es del consejo del rey, o tiene officio publico en poniedose luto no lo administra, mas reitrase a su casa hasta acabado el tiempo del luto, y despues buelve a la corte a negociar el officio que tenia como de nuevo. Los que no son tan devotos traen el luton de lienço aspero y crudo. Ay dia señalado para hazer memoria de sus difuntos, que es a las quinze de su setpimo mes –que

fol.218

q propriamete viene a quinze de Agosto, y hazese en honra de Siquiag aquel sancto que ellos dizen que fundo la vida de los religiosos, y en este dia por todo el reyno adereçan la casa de concejo en cada pueblo, y alli arma un altar y pone en el la figura de este Siquiag y otras que le acompañan puestas de rodillas, y cercan el altar de mesas en las quales estan muchas cosas de comer y bie acopañadas de jarros de vino y venida la noche que es cuando se hazen estas sus solemnidades entran en el templo, y tres ministros; uno que representa el sacerdote, y dos que son como cantores, comiençan a cantar unas vezes al tono de psalmos, otras de gimnos, danse priessa a tocar unas sonajas y un tamborinejo. Y de quando en quando el sacerdote toma en un plato pequeño algo de loq eu ay en las mesas, y va delante del altar y offrecele a aquel idolo diziendo sus oraciones, y lo demas comeselo los ministros, y con aquello piensan que descansan las animas de sus difunctos. Creen en cierta manera los Chinos que las inmortales, y que los buenos van al cielo, y que los malos se tornan demonios. Hallose a esta solemnidad fray Martin de Rada, porque se hazia la fiesta en la posada adonde estava, porque era la casa del ayuntamiento.

De los trajes y vestidos que usan los Chinos y assi hombres como mugeres. Capitulo VI

Aunque la gente de la China no es hermosa de rostro, en comun todavia andan bien vestidos y tratadas sus personas, y ay trajes para la gente noble y comun, y los magistrados y que goviernan tienen sus ornamentos señalados. Son los Chinos en comun de rostros anchos y ojos pequeños, narizes llanas y muy lampiños con muy pocos pelos en la punta, o mançanilla de la barba. Y como quiera que se hallen hombres de buenos rostros con barbas crecidas y de ojos grandes, creese que no son Chinos de nacion mas de la casta de algunos que vinieron a vivir a este reyno quando los Chinos contratavan con otras gentes. Algunas provincias produzen hombres morenos, como los Berberiscos y Moros de Affrica. Dentro de la China en comun son blancos y rubios como nuestros Españoles, Italianos, y Alemanes. Los naturales Chinos como son blancos, quando son mochachos parecen bien, pero ya hombres son feos por tener como dixe los ojos muy chicos y tam pocas barbas. Todos en comun procuran criar cabelleras las quales retuercen y añudan sobre la coronilla de la cabeça con una laçada, en la qual atraviesan un clavo de plata. Tienen por cosa religiosa el crecer el cabello, porque estan persuadidos que han de ser llevados al Cielo asidos de ellos, curan los como las mugeres, sobre esta cabellera ponen unas redes para que se detengan y esten firmes los cabellos. Y sobre todo se ponen unos boenetes, pero los señores traen las redes de oro y seda y otros hilos preciosos. Gastan gran tiempo cada dia en ponerse los cabellos, porque gustan de parecer bien. Differencianse los mancebos de los casados en que los mancebos hazen crencha en la frente.

Los hombres nobles andan bien vestidos de sedas de colores, y tambien los capitanes y gente de guerra. La gente comun de negro, y sarga, y lienço, y algodon tiñido, porque en aquella tierra auque ay lana no usan hazer paños. Sus sayos son como los nuestros antiguos, largos con muchos plieges y puertez, tambien usan ropas largas como marlotas con mangas anchas y de buena facion y siempre de color y tela que se conozca –qual

fol.218b

quales persona de cuenta y baja traen çaraguelles y por camisas unas redes de malla, como las que se ponen por luto, pero estas son mejores y mas galanas, por lo qual la gente principal quando haze calor andan por casa con ellas y çaraguelles. Los cavalleros y officiales reales que son de audiencias y tienen honorosos magistrados traen en el pecho un leon bordado y a las espaldas otro. Differencianse tambien las personas de linaje real o grandes en que aquellos sayos y ropas estan bordadas de oro o plata por el medio de la cintura, porque los demas cavalleros no traen aquella franja, sino por las orilals como pespunte o otra guranición. Traen calças bien hechas pespuntadas, y botas y çapatos de seda muy pulidos. Los que no son de tata calidad como pajes, y lacayos, usan de çaraguelles y media calça, y çapatos de paja tambien texidos que no parece sino de punto de seda cruda. Las botas q los señores trae son de ordinario tapetadas, aunque tambien se hazen de seda y aforradas de cuero, y tan galanas que llegan a diez y veynte ducados, pero son anchissimas, y assi para calçarlas se vendan los pies porque vengan justas, y a la punta y suela sale hazia arriba una como los çapatos de las sayaguesas q vienen a Salamanca. Usan aforrar en invierno sus ropas con pieles de animales, y particularmente de martas zebellinas, y precianse mucho de traer estas pieles alrededor del pescueço como por gala.

En que se differenca mas la gente noble del a comun, y la muy ilustre de la no tato es en los bonetes y ornameto de la cabeça, porque ay quatro o cinco differencias de bonetes. Dos hechuras ay de bonetes una es redoda como los que traen los clerigos Portugueses y otra quadrada y de quatro picos, estos bonetes so de cerdas de cavallo u otro hilo, y en estos se conoscen los hidalgos y pecheros, los hidalgos usan del quadrado y de seda el redodo y de cerdas es de los labradores. Los visreyes, governadores, capitanes, y ministros de justicia, traen por casa un bonete a manera de mitra de Obispo pequeña con unas tiras y labores bordadas. Empero por las calles o quando asisten en lugares publicos, llevan otros bonetes que por detrás se levanta un geme, como el bonete del duque de Venecia, y por delante vienen inclinado como montera, sino que no tiene aquella falda. Tienen estos bonetes a los lados unas orejas a manera de alas. Pero si el visrey fuesse a hablar a su rey no llevaria aquel bonete, ni tampoco dotro de aquellos officiales si hablasse otro mayor en dignidad, como son los visreyes, porque quieren que cada uno de los inferiores reconozca ventaja al mayor. El bonete que el Rey trae, es quasi de la mesma hechura, salvo que es quadrado como nuestras caperuças Castellanas, y las orejas son mas chicas y no las tiene a los lados mas detras, y levantadas bien en alto de manera que parecen cuernos. En fin los escrivanos secretarios y officiales de audiencias trae sus distinctos bonetes, los oydores los tienen de otra hechura, y todo esta en lo de las orejas ser de una manera o otra. Los estudiantes los tienen de hechura como unos cofrecillos y son muy pulidos y dorados.

Las mugeres, porque esten aparte, tabien tienen sus ornamentos y vestidos distinctos. Las que viven en la costa de la vada del Sur no son hermosas, ni muy blancas, pero las demas y las que habitan en las sierras son hermosas y tienen grandes ojos y narizes aguileñas, aunque por mas hermosas son tenidas en la corte las de ojos pequeños. El vestido es de una hechura entre la gente noble y plebeya, pero enla riqueza ay mucha differecia. Quasi sus sayas y las de las mugeres de Europa son de una hechura, traen sayuelos y mangas anchas. Miran mucho por el cabello y tratanlo co estremada curiosidad y cogenlo con mucha -gala

 

fol.219

gala en lo alto y trençanlo con uan cinta ancha de seda guarnecida de piedras y pieças de oro. Afeytanse con la mesma curiosidad que en España, y tienen por cosa hermosa tener los pies pequeños, y assi desde niñas procuran con paños empresarlos para que assi vengan a ser chicos quando vengan a ser mugeres, y assi la que los tiene pequeños es tenida por mas dama. Las mugeres en comun viven recogidissimas, tantoq ue por maravilla se vera por la calle alguna, lo qual procede de ser los maridos muy zelosos y no quieren que sean vistas sino de pocos. Quando salen de sus casas van en sillas como se ha introduzido en España, y con sus cortinas muy atapadas y muy rodeadas de criados que las llevan, y assi sino son mesoneras, o bodegoneras, y otras mugeres de esta jaez no se ven por el pueblo. En los pueblos menores como aldeas, tambien las labradores viven muy recogidas, las quales como no tan principales, usan de algodón y lienço, y el color es negro o a lo mas largo azul.

 

De la abundancia de la tierra de la China y de sus mantenimientos y baquetes. Cap.VII

Una de las tierras mas fertiles y abundantes que ay en el mudo es la dela China, parte por el buen teperamento de ella como por el aprovecharse los naturales de su indujstria y cotinuo trabajo, porque no perdona las sierras, valles, ni riebras, que no lo tenga todo aprovechado de diversas semillas y arboles que dan fructo, dando a cada tierra lo que produze mejor. Y como quiera que el trabajo sea grande todo lo llevan bien, porque son muy señores de sus haziendas, y son poco molestados con tributos y imposiciones. Tambien ayuda aver mucha abundancia el no permitir vagabundos ni gente ociosa y perdida, los quales como saben que si ha de comer, han de trabajar, cada uno mira por si, y assi es menester todo, porque no ay en todas las nacioens tanta gente como en la China, a causa de que ay severa ley que nadie salga del reyno, como lo diremos adelate. Obligalos al trabajo el ser amicissimos de comer y bever regaladamente, y dessear que sus casas esten abundantmente proveydas de todo lo necessario, y ninguna ay que no tenga por poco o mucho, porque como no se permiten pobres, todos han de vivir de su sudor y todos tienen.

Tienen mucha abundancia de trigo, cevada y legumbres, pero del mantenimiento que usan mas es arroz, como el que sirve de sustento general y que de el sacan pan y vino. Tienen tal industria que reparten todos los fructos de las tierras adonde se dan mexor, y adonde ay sterilidad, tienen grandes regadios e industria para subir el agua a las tierras y peñascos. Y de aquí viene, que toedo el año este la tierra ocupada, porque acavado de coger un fructo siembran otro, y assi no curan de tiempos para el sembrar, sino al tener tierra vacia. Acaece dar tres vezes aroz la tierra, porque quado uno esta para coger, el otro esta en verça, y para espigar, y a la saçon siembran otro, y desta manera nunca falta cosecha y sementera. La tierra se labra con arados y animales, y tienen sus açadas. Y porque adonde quiera ay tierras steriles, aquellas que no pueden dar cosas de comer occupan las en poner pinares, y aun alli a su sombra siembran paniços y algunas legumbres, de manera que nada quede ociosa. Tamiben abundan de mucho lino, de donde hazen lienço de diferentes suertes para el ordinario vestido. Ay muchas moreras para labrar la seda, de donde sacan grandes intereses, porque es uno de los mayores tratos que ay en aquel reyno de la China.

Abunda esta tierra de infinidad de fructas y hortaliças tan diversas en fa –bor

fol.219b

bor, hechura, y color que es maravilla, auqnue tambien ay muchas de las que tenemos en Europa. Ay tres differecias de naranjas dulces tan distinctas unas de otras que sino se viesse cada una por si no se podria creer. Tienen un genero de ciruelas llamadas Lequias, que por estremo son sabrosissimas sin que jamas den astio; ni quitan el desseo ni hazen daño por muchas que se comen. En los melones y cierto genero de mançanas pardas, ponen todo su regalo y en las castañas que son mejores que las nuestras, tiene infintio açucar; y usan de ello muy ordinario, como cosa regalada. Demas de esta fertilidad de los mantenimientos que la tierra produze, los capos son vistosissimos por la hermosura de las flores que produzen sin alguna diligencia. Y como ay tantos rios y acequias, crianse arboles grandissimos y muy acopados, y esto no en un lugar como aca, mas por todas las provincias y reynos que estan subjectgos al gobierno del Rey de la China. Con la occasion de tatas aguas y de la fertilidad de la tierra, todos los que tienen algo, tienen grandes huertos y vergeles con casas de placer. Tiene la tierra grandes montes y bosques adonde ay mucha caça assi de los animales q nosotros tenemos, como de otros cuya carne les aprovecha, y las pieles se adovan para vender, que salen muy preciadas. Tienen un genero de animales del tamaño de Raposos, de los quales sacan el almizcle de que tienen gran abudancia y sacan gran interes. Para adovarlo y despues venderlo hazen esto. Danles mil palos y fatigan los mucho hasta que vienen a morir de los golpes y acosados, despues despellejan los y ahzen pedaçaos la carne y huessos y metenlos en el mesmo pellejo, y alli se pudre todo, y assi despues se vende a nuestros Portugueses, y este se tiene por el mejor Almizcle. El mas comu ganado de que se mantiene es vacas, bufaras, puercos, carneros, y cabras, de lo qual se cria infinidad por los montes y deesas. Cosas de volateria y de la que se cria en los rios y lagunas es tanta que no se puede dezir, porque aprecera increyble, solo puedo dezir conforme los auctores que lo viero, que de ordinario ay ciudades que se gastan cada dia diez y doze mil anades sin otras diversas aves, y no ay que poner duda en esto, porque la indsutria de criar aves domesticas y pesca, en todas partes e al mas particular que se ha visto en el mundo, como lo dize en su lugar. La abundancia de pescado y marisco que es pez que se cria en cocha, es tato, que no solo ay en las costas de mar, mas aun en las provincias mas ultimas de la tierra, por ser toda ella navegale, porque de los rios grandes sacan otros menores para que sirva a los demas pueblos que estan desviados de las riberas y madres. Son ricos de todo genero de drogas, y particularmente del Ruybarbaro, y tienen muchas minas de oro y plata repartidas por todo el reyno, ya se sabe en quales provincias estan las de oro y en quales las de plata, tienen hierro, azero, cobre, alton, y todo muy baratissimo. En todo lo que han menester los Chinos ay abundancia y nada les falta para pasar la vida humana, y apurado todo es para regalarse y comer y bever de que son amicissimos, y porque se vea su excesso hablarmos agora de sus combites.

La comida principal de los Chinos es el arroz, y auqnue tengan trigo y se venda pan d eel, no lo comen por matenjimieto principal mas como por fruta, y assi su pa es hecho de arroz, el qual arroz se alimpia de la paja, y haze arina con unos molinillos de mano que traen los esclavos, y aunque ay algunos de agua, son pocos. Por mejor comida tienen el arroz guisado que hecho pan, y que de el mesmo hazen vino de mi maneras, y algunas vezes mejor que lo raçonable de España de uvas. Sus ordinarias comidas son de esta manera, ponen me –sas

fol.220

sas muy lilas y galanas y muy labradas de diversos colores, como las vemos aca en España traydas de por alla. No les pone mateles, mas unos como frontales de telas y colores como les parece. La causa de esto es, porq no tocan a la viada co las manos, mas con unos tenedores y palitos y mkjuy pulidos, y estan tan diestros en esto que por pequeña cosa que sea la que hand e tomar la cogen con estraña diestreça, aunque sea redonda como ciruela o otra fruta. Al pricnipio comen la vianda sin pan, y despues en luar de pan se comen tres o quatro escudillas de arroz cozido, el qual tambien lo comen con los palillos, aunque algo groseramete. En los combites guardase cierto orden arto de notar, porque aunque sean cien los combidados los irven sin embaraçarse los que sirven. Cada uno come por si y en su mesa a parte, y si las peronas son de cuenta añaden las mesas, assi cuenta fray Martin de Rada, que como el y su compañero fray Hieronymo Marin fuessen combidados con solmenidad y fiesta, como ellos fuessen los principales de la mesa, les pusieron en el lugar mas pricnipal de la sala siete mesas a cada uno, y a los que no eran tan principales como ellos cinco mesas, a los mas inferiores tres, y por este orden yva concertado el combite. No comian, o come en todas aquellas mesas los cobidados, porque aunque cada una de ellas esta llena que no cabe de muchos manjares, en sola la que ponen delante se pone los servicios guisados y de aquellos come las demas mesas, tienen perdizes, carnero, ternera, arroz, y otras mil cosas, todo crudo y de por guisar, lo qual se haze por ostentacion y grandeza, pero todo es del que fue combidado, y assi acabada la comida se lo llevan a su posada. En estas comidas ay mucho primor, porque a cada canton de mesa ponen muchos canastillos de flores y rosas, y llenos de todas las frutas q se puede hallar conforme al tiempo, todos los servicios se traen en platos d eplata o en porcelana que es la mejor del mundo al que se haze en este reyno. Aquiu los tenedores y palitos sond orados y tambiend e plata fina. NO queda pescado en el mar ni ave en el ayre, ni acaça en los bosques que no venga a estas mesas, porque hasta el pobre hecha el resto en banquetear. Tienese por estilo hazer de açucar elefantes, camellos, perros, papagayos, y otras aves. Beven menudo pero poco, y assi tienen unas porcelanas no mayores que salseras, y brindanse unos a otros. Beven el vino tibio y a sorbos como caldo, pero no se embeodan, porque en comu no se da a vino sino en estas fiestas. Nunca acaban de comer, porque siempre van trayendo nuevos guisados, y hasta que le cobidado haze muestras de quererse levantar, siempre han de venir servicios, y desde entoces a la primera vez el que combida ruega que buelva a comer, y hecho esto hasta tres vezes, levantanse de las mesas dexando las a avezes quasi tan llenas de comida como al principio. Y al momento acuden los que sirvieron, y toman en unos cestaños todo lo que se puso en las otras mesas, y llevanlo a las casas de los combidados. A estos combites asisten mjuchas muegeres que hazen el officio de chocarreros y juglares para qu eidgan gracias y donayres. Usan de mucha musica y varios instrumnetos, traen bolteadores y grandes representantes, los quales lo hazen muy bien a su modo. Aunque no usan de mateles, a los señores danles servilletas, y a cada servicio se las mudan, y lo mesmo es de los tenedores, cuchillos, y cuchares. No se permite en estos combites venir mugeres, porque son muy zelosos, y por esso ellas hazen sus combites a parte, y sirven las castrados, y los musicos han de ser ciegos. En comun el pueblo come arroz, huevos, pescado, trigo, cevada y legumbres, y aunque ay abundancia de todas las cosas guardan las para vederlas en als ciudades, y a los que son –pode

fol.220b

poderosos como de ordinario acaece, y assi todo vale barato y con poco dinero dan mucho, y veese esto porque quando aquellos religiosos bolvieron a las Philipinas, proveyo el visrey para ellos, y toda la gente que venia de dos ducados para cada dia, y avia demasiado, y por lo menos era catorze y a veces mas.

Del trato de la mercaderia entre los Chinos y de la occasion, porque no sale del reyno sin licencia. Cap.VIII.

Los Chinos para vivir ricos y distribuyr las riquezas que tienen dentro de la tierra, tratan en comun de ser mercaderes, no solo detro de su mesma tierra, mas aun fuera an dando navegando de una parte a otra y de puerto en puerto cercando todas las costas de la China, aunque no pueden alexarse mucho y han de pedir licencia. Agora tratemos de las cosas en que tratan y que venden por dentro del reyno, y despues trataremos de las cosas del mar, que es uno como milagro del mundo. Ya queda avisado como en este reyno no ay persona ociosa ni se permite, y la cosa mas scandalosa y que se castiga mas, es la ociosidad y assi no ay pobres ni se permiten, porque quieren que todos ganen de comer. Y aunque esto parece genero de crueldad, pues muchos no pueden ganarlo, todavia para el bue gobierno han hallado medio por donde se quite esta nota, y es que, si ay algunos lisiados y tullidos, o tienen otras enfermedades q es imposible que pueda sustentarse de su trabajo, llaman a sus deudos y parientes y compelen los que los sustenten, y sino pueden, el contador mayor y thesorero del rey de la ciudad adonde esta la gente necessitada, hecha informacion de cómo no ay, como sean socorridos, el fisco acude a esto y se mada que sean llevados a los hospitales que para esto ay diputados los quales sojn proveydos de lo necessario, por el rey y el señala officiales para esto. Y como lso que alli van son de ordinario enfermos de enfermedades incurables, hasta que muere, tienenlos assentados en sus listas, y el mesmo contador mayor visita los officiales y toma cuenta de los gastos y provision de los enfermos. Y si hallan que en sus officios no han dado bie son castigados severamente. De aver este cuydado y saber que el que no trabajare no comera, y allende de esto sera castigado y forçado a que gane de comer, todo el mundo trabaja y tiene en que tratar, y como la necessidad es la maestra de los buenos ingenios, ella los ha aguçado a los Chinos, y por esso hazen cosas de mano estrañas, principalmente en cosas de dibuxo y maçoneria, y assi ay notables pinotres, como se ve en quatas buxerias nos vienen de alla que tiene pintados paxaros, animales, monteses y selvas de estremada mano sino miren las rodelas, mesas, vandejas, y camas y ciertos platos como nuestros altabaques antiguos. Pero que no sabra hazer lo q ha hallado coches y carros que se an llevados a velamiento como naves por mediod el campo. De trabajar tato y tener muchas cosas de que sacar dinero, viene a que aya muchos mercaderes por todo el reyno. Los que tratan en estas buxerias andan por todo el reyno y de provincia en provincia co sus mercaderias, y assi lo q no ay en una provincia lo passan a otra, de manera q en ninguna falte nada. Pero adonde ay mas de esto es en los puertos dl mar, porq como acude a ellos mcuhas naves aproveerse de lo q falta en sus tierras vede y trafaga teiblemete. Tiene tata sagacidad y astucia en la mercacia q los q trata son comumete engañadores y metirosos, y no tienen cosa de mas estimacion entre si que engañar, porque como gente sin Dios no atiende mas que al robar.

Los mercaderes de caudal estan en las ciudades y pueblos grajndes, y alli tie –nen

fol.221

nen sus tiendas de todo genero de joyas y quanto bueno viene de la India para nuestros menesteres y regalos. Las tiendas estan debajo de portales muy ricamente compuestas y anchurosas, y cada mercader tiene a la puerta una tabla en la qual estan puestas quantas mercaderias tienen, de manera que el que va a comprar no tiene necessidad de preguntar si ay esto o aquello, porque alli lo ha de ver. vendense en estas boticas o tiendas telas de oro y brocateles, y muchas telas de sedas tan subidas y rias que muchos mercaderes como son los Portugueses, no osan acometer a comprarlas por lo mucho que valen con ser mercaderia que se gasta con excesso en al India y en otras provincias orietales. Los mercaderes que no son tan caudalosos, venden sergas finas, y aun bastas de muchos colores y pieças de algodón y lienço de que se viste el comun pueblo. Los que tienen medicinas simples, tienen puesta su señala de quantas suertes ay de ellas. tienen en este reyno mucho Ruybarblo, pero pocas vezes lo venden crudo, y assi de ordinario lo cuezen y lo llevan a la ciudad de Canton que es de gra comercio, y como una feria universal de todas las cosas. Tienen gran tato de porcelanas, y assi se vede en lugar señalado; que es a las puertas de las ciudades. Aylas de diversas suertes; las muy finas no se venden de ordinario ni aun llegan por aca sino es para algun principe, porque aquellas son para el servicio de los grandes señores del reyno, o para hazer presente de ellas, estas son coloradas, verdes, doradas, y amarillas. Estas vasijas, que nosotros preciamos tanto, se haze de diversa manera en las provincias orietales. En la China se labran de unapiedra blanca algo blanda, y tambien de colorada y deshechada y molida es hechada en unos grandes estanques llenos de agua, muy limpios y avetunados, y despues de averse hecho alli un vatro bie amasado y rebuelto de la nata q qda encima, labra las mas finas y quato mas van abajo es mas ruin el varro de menos precios ellas, a ha sin de lo ultimo, yez haze laça para la gete comu, las mejores porcelanas son als q se haze en la provincia de Saxij y la mayor feria de ellas en Llia(n)po que es ciuad de la misma provincia y dentro de la China.

Los artifices y officiales mechanicos estan repartidos por las plaças y calles como entre nosotros. Tiene plateros q labra oro y plata singularmete, y grandes entalladores, los quales tiene grades tiedas de sus officios, de manera que ay cosas labradas de oro y plata en estremo ricas para los q quiere emplear su dinero. Los q trata en cosa de entalles es cosa increyble lo q tiene en sus casas, porq haze escriptorios, caxones, sillas doradas ta ricamete esmaltadas las labores, y co varnices ta ricos q ninguna otra vemos por aca hecha muy de proposito q yguale a lo q alli se vede. Labra sillas en q van los señores del reyno, y las señores co tanta arte, co ciertas redes de marfil ta delicadamente q parece hilo, y tan juto q el q va detro ve lo q ay por las calles y los que anda por ellas no ve quie va detro. En loq toca al trato de camas, mesas, vandeja, cofrecitos, por ser todo ta primo y dorado, co matices no se puede hacer coparacio a lo q nosotros usamos, porq excede la obra y los maestros a los de Europa. Principalmete ay gran primor en lo de la taracea, porq todos los q vee estas obras juzgua q ninguno sabria intentar la obra. Assi mesmo ay gra trato de latoneros q labra muchos vasos y otras cosas de q se provee las yslas de aql mar, y assi haze cataros, picheles, escudillas, y aparadores q en lo hermoso no parece sino de oro y plata, porque no lo funde de la manera q en Nuruberga, en Alemania, adonde ay gran perfection en esta arte. Yo he visto cosas en Lisboa de estas que cierto parecen cosas q no se puede creer que los hombres hagan aquello.

Aunque ay cada officio en cada –pueblo

fol.221b

pueblo muchos maestros pero en esto de çapateria ay mas abundancia que de otra mercaderia comun, porque se gasta mucha. De la ciudad de Canton que no es la mayor de la China se dize que ay dos calles grandissimas llenas de los de este officio sin que otro official de otra arte se les entremeta, con aver otros del mesmo officio por otras plaças y barritos. En la una calle de estas se vende el calçado rico y se hazen botas, çapatos, que por de fuera estan cubiertos de sedas de colores con cordones atorcelados de sirgo o otras sedas con que se hazen galanissimas labores, y assi ay botas de muchos precios, porque las ay de a diez ducados y de a ducado y de mas bajo precio, y assi ay çapatos de muchos precios altos y baxos hasta llegar a çapatos de a maravedi, que son de paja, porque de esta manera el rico y el pobre puedan calçarse según su possibilidad. En todas las demas artes, ay infinidad de officiales curiosissimos, y por esso gran abundancia y a buen precio. Y porque se vea como ninguno dexa de aprovecharse de quanto ay en la tierra, ni pierde la occasion de ganar de comer, dire de que cosas sacan dineros y como no perdonan el trabajo. Todos quantos huessos de animales ay, los cogen con diligencia, y de ellos se sirven en lugar de marfil, y de los andraxos viejos y cascaras y corteças de arboles, y de las cañas hazen papel y de pedaçuelos de seda, de lo mas grossero como estraça para embolver las telas de sedas que llevan a vender. Y otros tienen su trato en inventar cosas de recreacion para los pueblos, como aca los que traen farsas, usan de juegos de passa passa con mucha subtileça. Crian pajaros que cantan, y les enseñan para que haga visajes. Y hazenles vestidos de muchos colores para que den mas que reyr con las invenciones, en fin, como queda visto, todo el mundo gana de comer y lo tiene en su casa sin andar mendigando. Llega el cuydado de ganar de comer los hombres a tanto que los ay para cargas como bestigas y que las llevan buenas, porque son de grandes fuerças, y en comun lleva un hombre seys arrobas y camina con ellas sus siete leguas ald ia solo para ganar de comer. Y assi ay recuas de ellos como de bestias, y quando llega las cargas a un pueblo o feria sale los que ganan de comer a esto al camino y se las toman a los que las traen sin ningun precio, por tener como por posession la carga que ha de passar adelante y ganar de comer aquel dia, y ay tanta porfia a esto que cuenta fray Martin de Rada, que avia grandes puñadas sobre quien meteria las cargas en los pueblos. Todo esto que se vende y compra es co moneda harto bajo, porque ay muy poco uso de ella, y aun no la ay por todo el reyno de la China, y adonde se usa mas, es en una provincia llamada de Chuinchiu adonde ay una moneda cobre nasellada y agujerada, y de harto poco valor, pues por un real de a quatro davan trezientas y doze y doze y aun veynte por el. En otras partes traen pedaços de plata y oro, y esto va por peso, y el peso se llama thio, q tiene peso de onze reales de los nuestros, y un Thio son diez Lancum que seran poco menos de nuestros reales sencillos, y un Lancum diez Fous, y un Fous diez Dis, de manera que la moneda mayor se trueca y cabia. Por q aquellas monedas menudas abajando los precios como nosotros que del ducado q tiene onze reales lo venimos a hazer medio ducado, y por reales lo vamos cambiando en medios, y de medios hazemos quartillos y de quartillos quartos y de quartos ochavos, &c. Con los pedaçuelos de plata qbrada se copra de comer y lo ordinario. quando ay mercaderias cada mercader tiene en su tieda pesos y balaças grades y ajustadas y co la marca. Pero es ruyn plata, porq la trae –llena

fol.222

llena de liga para acrecentarla, y auque, como dixe, tienen minas, no ay tanta abundancia que no traten con ella en diversas provincias por traer otra mejor a casa. Ay oro pero poco uso de el porq lo guarda los q lo tiene y gastalo en las labores q haze para componerse, en lo demascomo tiene mercaderias q veder, y poco q meter en su tierra, pues ella da demasiado, no hazen sino allegar dinero y gndarlo. La causa porque la tierra abunda de tantas cosas y todo el mundo trabaja, es porque ay mucha gente, y la tierra es la mas poblada que ay en lo habitable y la raçon de esto sera bien dezir aquí que creo no causara enfado, que cierto paredce que algun tiempo tuvieron las leyes de Licurgo que no permitia salir a los suyos de Lacedemonia, ni entrassen gentes estrangeras en ella. La occasion de aver los Chinos querido q nadie entrasse en su tierra fue esta.

Antiguamente los Chinos con codicia de enriquezerse salieron de sus terminos, no solo a contratar, mas aun tambien a señorear y conquistar loq ue pudiessen, y assi conquistaron muchas yslas y reynos de aql mar, hasta llegar a la India, de lo qual ay oy harta memoria en las costas de Coroman del que es en la cotra costa del reyno de Narsinga de la vanda del mar de Vengala, a donde sancto Thomas estuvo como se dize que hasta oy parecen alli sus sanctas reliquias, lo qual oy llaman al pago de los Chinas por aver dexado rastros estas gentes, por aquellas partes. Y aun en el reyno de Calicut ay arboles con fructos que no son naturales mas traydos de la China, como en testimonio de q aquella tierra fuesse suya. Y aun ay rastros en los bajos de Chilao que se van estendiendo desde la ysla de Ceylanacia la costa de Coromandel de una gran flota que perdieron los Chinos caminando contra la India por no tener platica en la navegacion. Y assi se tiene por cierto, qu elos reyes de la China señorearon los Reynos de Malaca, Sia, Ycha Paa, y ay averiguaciond e esto, porque los moradores de estos Reynos tienen muchas costubmres de la China, y ellos entre si lo tienen entendido assi. Pero despues viendo que por ganar las tierras agenas se les yvan etnrando otros enemigos en las suyas, y las podrian perder; determinaron no esperimetnar la ventura tan en su daño. Y viendo que la India les consumia mucha gente, y las riquezas ganadas con mucho cuydado, y mas que los Reynos vezinos no les hazian buena vezindad determinaron tomar consejo consigo mesmos, y miraron a si mesmos prudentemente como su tierra les dava oro plata y todos los demas metales y grandes riqueças naturales, con gran trato de mercancia, y que ellos tenian mas de esto que las demas naciones. Por esto juntos los Governadores del Reyno, y los que tenian mando en el fuero al Rey que entonces governava, y le pidieron que mirasse por el bien comun, pues sin sentir, y como una calentura lenta consumia toda la China. Entonces mirando al ojo los daños passados y los que esperavan, si lelvan adelante su determinacion ordeno con lso suyos una ley inviolable que ningun subdito suyo navegasse fuera del Reyno sopena de la vida, y que ni menos fuesse osado entrar en el estrajero, o fuesse por mar o por tierra sin espresa licencia suya o governadores de la provincia adonde llegassen. Esto se guardo con tanta severidad siempre y hasta oy que nadie se ha atrevido a entrar ni salir sin expressa licencia, y los que han hecho esto y han sido cogidos, han sido castigados severamente. Y muchos de los que salieron del reyno sin esta licencia, temerosos del castigo, poblaron en yslas vezinas y fundaron poblaciones y se quedaron en ellas por miedo, y assi oy nadie se atreve a salir un passo de la tierra, ni menos algu –no

fol.222b

no mete a otro dentro de los terminos dela China, porque sabido o que se barunte se haze severa diligecia. Y assi muchos Portugueses han sido presos y mal tratados por aver los cogido dentro, y los Chinos han quebrado la ley ha huydo y dexado sus casas. El orde q ay para salir o entrar es este. El que tiene negocios va al rey o al visrey de la provincia adonde vive, y da raçon de si, y adonde va, y que occasion tiene para salir del reyno. Si es mercader dize que va a tal parte, y que lleva tal mercaderia y tanta, entonces tassanle el tiempo, y lo que ha de llevar, y assi lo primero que haze es pagar portazo y la nave ha de ser de cien toneladas hasta ciento y cinquenta y no mas, porque con occasion de la mucha mercaderia no este mucho tiempo fuera, y buelva al plaço que se le pone. Faltando a esto son les secrestados los bienes, y la vida esta perdida y no ay esperar perdon. Los que se quedan fuera del reyno o se hazen cosario y ladrones, o se van a poblar adonde hallan, o aveizndanse a las tierras comarcanas, guardanse despues de entrar en los puertos del rey de la China, porque nunca quedan perdonados. El q lleva negocio de embaxada, da aviso en el puerto que llega al que govierna, y aquel al visrey, y el provee de lo que se ha de hazer, y aun ay tanto rigor en el salir los naturales de su reyno que dan fianças de que bolveran al tiempo que se les señala en la patente. Con esta ley ay mucha gente en el reyno y grandes riquezas, porque como ellos salen poco no ponen a peligro sus mercaderias, y los estrangeros vienen a sus puertos, y alli compran, y todo el mundo trabaja, porque sabe que ha de hallar en que, y interesar mucho.

De la manera que tiene los Chinos en el trato del mar, y de muchas cosas curiosas en este proposito. Cap.IX

Creese que ay tanta gente habitante en el agua entre los Chinos como dentro de la tierra, por que son tantos los navios y otros baxeles para andar por el agua que el mar parece ciudad, y los rios pueblos y calles con sus vezinos. Ayuda mucho a esto el aver infinita madera por todas partes, y mucha gente pobre, qu ebusca su vida de mil maneras, y assi el ahzer navios entre ellos es cosa muy facil. Tienen quatro maneras de navios; los mayores se dizen juncos y son para la guerra, y por esso muy grades y capaces y sobre ellos arman castillos muy altos en popa y proa, como las naves de levante. Y es tata la multitud de estas que a qualquier general de mar que quiere salir a la largo y pelear con el enemigo, saldra con mil de ellas. Otras naves del memos grandor ay y de la mesma hechura, pero son mas bajas d epopa y proa. Ay bancoens que son navios mas pequeños lso quales traen tres remos, por vanda que los bogan quatro y se hombres a cada uno de ellos, y son de mucho provecho, por su liexereça para entrar y salir de barras. Tambien ay otras llamadas Lanteas q son de mucha lixereça, y aun que son buenas para carga, todavia se sirvfen mas de ellas, los cosarios y ladrones por escapar con mas facilidad de los peligros. Tambien usan de otros bajeles como galeras, aunque no tienen espoloni palamenta, y sirvend e cargar infinita mercaderia por ser capaces. Estos no andan por el mar, mas por lo srios arriba hasta los puertos o pueblos adonde se haze la contratacion, como en Sevilla, y Tortosa, y otras partes de suerte que son como las Chatas de Flandes. De los bergatinos y barcos grades y menores no ay para q hablar, q son co-mo

fol.223

mo casa en los pueblos muy populosos. Todos sirven y aprovechan para traginar mercaderias de una parte a otra dentro del reyno, por respecto de que nadie entre dentro del de los estranjeros como esta dicho.

Ay gran orden para que este trato del mar ande seguro, yq ue todos acudan al reyno, porque el rey tiene proveyda armada muy grande para que corran aquellos mares y asseguren las costas y yslas, por donde se teme peligro, y que avra cosarios. Y no solo para andar en el mar, mas tambien tiene sus navios pequeños para que vayan por los rios ariba y abajo, porque dentro de ellos ay saltos y roban lo que se lleva de una parte a otra, los pueblos comarcanos y fronteros, y assi como los laos y bramenes que confinan con la provincia de Cansi y son enemigos mortales de los Chinos. Ay tambien gran concierto y gobierno en lso puertos, en que aya buen abio y expedicion para los que entran en ellos, y tienen ley de q el primer navio que entrare sea luego cargado y despachado, y los demas por el mesmo orden. tienen muy buen aparejo para brear sus navios, y han hallado nueva pez, y azeyte sacada de pescados, la qual da tal temple a la mdera que no suffre ningun gusano que la roya, y dan tantos barnizes a la nave que viene a estar tan fuerte como un muro de piedra, y es de provecho para la artilleria, porque resiste valerosamente. Han hallado los Chinos para desaguar los baxeles, una manera de bombas quasi como a norias pequeñas que andan hombres a pie, y puestas en puesto que no embarace el navio, que uno meneando los pies como quie sube escalones, desagota en poco tiempo un navio por mucho agua que tenga.

Como el trato del mar es tan grande y alli ganan de comer, principalmetne los barqueros que suben y bajan cargas de los pueblos a los puertos, y de los puertos a los pueblos, tienen ya como por morada y casda perpetua, los bergatinos y los otros baxeles, y assi traen alli sus mugeres hijos y familia con toda la hazienda que tienen. Alli reparten sus aposentos; en la unap arte con cubiertas de caña o otra madera lijera viven ellos, y en la otra queda pieçaf para recebir a los que vienen a negociar y passar de una parte a otra.Y como los rios son muy anchos y grandes navegables, ay barcos de assiento a manera de ventas adonde se halla con mucho regalo todo lo necessario para comer, y tambien tienen tiendas adode se veden mil buxerias, y briqnuiños como las ay en las tiedas y joyerias de ciudades muy pobladas. La gete pobre y comun q esta en las aldeas, y riberas de los rios, como a penas tengan casa en que vivir, tienen sus barcos cubiertos, y aquellas son sus moradas, y detro cria sus gallinas, palomas, y ansares, y por de fuera trae armado un horteçuelo en que plantan algunas ortaliças y flores. Los hombres van a trabajar al campo, las mugeres que quedan en el barco passan gente de una parte a otra, y andan por los rios pescado algunos pezezuelos con que se sustentan. En otros barcos mayores andan otros mas ricos o sus criados que acogen gentes y negocian dentro y tratan y contratan. Y de camino ganan de comer a una grageria graciosa y es esta. Ay en los tales barcos hechas unas jaulas al largo de los barcos hechas de caña tan capaces que suelen aver tres y quatro mil anades dentro q las sustentan con mucha industria. Luego les abren las puertas para que se hechen al rio pro una puente hecha de las mesmas cañas, y ellas salen con todo el impetu, y priessa possible hasta llegar a la tierra, y alli se apacientan en los arrozes limpiandolos de yerva, y aun los dueños de los arrozales dan cierto interes, porque se los alimpian. Estan –estas

fol.223b

estas anades todo el dia en aquellos campos, y venida la noche hazenles los dueños señal con un pandero o tamborilejo. Y luego cada manda de ellas se buelve a su barca, y con aver muchas barcas juntas cada banda conosce el son de su pandero y se viene derecha a su posada. Y porque se puede poner duda como ay tanta multitud de estas aves, digo que no ay porq maravillarnos porq en verano mete dos y tres mil huevos debaxo dl estiercol y co su calor y tiepo sale los pollos. Y el dea de Magucia en su itinerario o viaje de la tierra sancta, dize q en el cayro meten tambien gran suma de huevos de gallinas en unos, como hornos, y que dandoles fuego lento, vienen por tiempo a salir muchos pollos, y de aqui viene que ay tantas anades en la China.

Tambien sera cosa agradable saber como ay infinidad de pescado en este reyno, no solo en las costas y riberas, mas aun en las montañas y casas particulares, y sin duda qu esi algo de loq ue aquí dire se hiziesse en España no padesceriamos tanta pobreza de este mantenimiento en la quaresma y otros dias quaresmales, pero no escrivamos esta para poner remedio sino para curiosidad. Ya esta dicho el trato tan grande de que ay de barcas y bateles y mil navios, muchos de estos no son para mercaderes ni para llevar cargas de una parte a otra, mas son pescadores que viven de pescar y passa de esta manera. Todos los años por los meses de febrero, y março, y parte de abril, quando las grandes llenas vienen los pescados del mar a desovar a las salidas de los rios, por donde viene a criarse infinito pescado menudo en los foços de los dichos rios. Aquí acuden los pescadores que estan a lo largo de la costa con sus barcos y redes, y con ellas pescan este pescado menudo, y hechan lo en unos estanques que labran dentro de las mesmas riberas a manera de unos çaraguelles, los quales quedan cerrados de red de arambre muy mennuda y conservanse bien,porque estan en el agua de su nacimiento y muy guardados, porq no puedan salirse. De esta manera se estan alli hasta que se acaba la pesqueria. Ya los que viven en ciudades y pueblos muy dentro del reyno, saben como se haze la pesca, y los qu e tiene trato de proveer los pueblos y sus casas de pescado bajan con sus barcas, por las riberas d elos rios q son navegables unos de quinientas leguas y otros de mas o menos lexos, y llega a aquellas como almadrabas a corrales, y compran cada uno el pescado que a menester assi vivo y menudo; y hechalo en unos cestos hechos de mimbres y qaforrados en cierto papel untado con azeyte, porque nos e salga el agua adonde van metidos los pezes, y desta manera camina hasta la tierra adonde va mudando el agua cada dia y de camino van por las tierras que passan vendiendo de aquella pesca. Y qualquiera que tiene caudal y gana de proveer su casa, compra uncesto o mas, y hecha la pesca en sus estanques y alli se cria con estiercol de bufanas, y vacas, y los pueblos tiene sus foços adonde hechan pescado, para que de alli saque para proveer el peublo, y de esta manera el rey y el pobre puede comer cada dia pesca fresca en qualquier parte del reyno y con tanta abundancia como en los mesmos puertos. Ite el rey para su magestad tiene una ivnencion estraña para tener pesca fresca con que hace merce a sus privados y saca harto interes, y es assi q en todas las ciuadades adonde ay rios tiene muchos cuervos marinos muy cirados y ensayados para pescar, y aprietan les los pesqueços blandamente y hechanlos al rio; y ellos entran dentro del agua a su murgujo y inchende pezes la papada, y llena buelven al barco de donde salieron y hechan alli la pesca, y si cogen algun pez grande sin para buelven al puesto. Quando ya estos cuervos, que son mucho, han hecho bastante caça, sueltanles los pescue –cos

fol.224

ços y dejalos bolver al agua y alli se hartan. Esta pesqueria que es del rey sirve a dos cosas; partese alguna de ella a los privados y officiales reales, la demas vendese para proveeer los pueblos, y lo que se saca, queda para la renta del rey.