Autor: FELIPE II
Título:
Carta que su Majestad escriuió al Rey de la China
Lugar y fecha: Badajoz, 11 de junio de 1580
Localización:  Archivo General de Indias

Signatura: Patronato, 24, R. 51

Extensión del documento digitalizado: 561 palabras / 3.043 caracteres

Localización y transcripción: Guillermo Martínez Taberner


 

fol. 1

El REY

Carta que su Majestad escriuió al Rey de la China,

Don Phelippe por la graçia de Dios Rey de España, de Nápoles Siçilia Hierusalem, etc Indias yslas y tierra firme del mar oçéano Archiduque de Austria Duque de Borgoña de Brauante y Milán etc. Conde de Habspurg, de Flandes y de Tirol, etc, a uos el poderoso y muy estimado Rey de la China como aquél a quien deseamos el berdadero y entero bien salud y prosperidad con acreçentamyento de buenos deseos hauiendo entendido por auiso de mis gouernadores de las yslas Philipinas y relaçión de algunos religiosos que dellas han benido la prudençia y justiçia con que gouernáis ese gran reyno y el buen acogimiento y tratamyento que vuestros vasallos han hecho a los nuestros en los puertos y lugares donde han llegado y olgado mucho de lo vno y de lo otro os lo he querido sinificar y agradeçer por ésta y que me será muy agradable vuestra amistad y comunicaçión encaminándola prinçipalmente a la gloria y onrra del berdadero Dios criador del çielo y de la tierra y de todas las criaturas del mundo visibles e ynbisibles salua y glorificador de los hombres que con verdadero conoçimiento creen en él y obedezen su santa ley declarada por su palabra confirmada con sus diuinas

fo.l 1 vº

señales al qual los christianos adoramos y reberençiamos y esperamos dél nuestra saluaçión y el llamamiento de todas las otras gentes a la luz de su Verdad como os lo darán a entender en particular los Religiosos de la orden de sant Augustín que ésta lleuan de quien seréis informado de la ley evangélica y cosas de nuestra santa fee católica, romana y del verdadero camino de la saluaçión de las almas, muy afectuosamente os ruego los oyáys y creáis en todo lo que cerca desto os dixeren. Que por sin dubda tengo que hauiendo vos resçiuido, de mano del mismo Dios tantos beneficios y mercedes y hauiéndoos dotado de tan buen juiçio y entendimiento conosçéreis que os enbío el bien y riqueza del çielo que por este medio ganaréis en cuyo respecto es nada toda la grandeza y monarchía de la tierra y seguir se a de aquí hazer estable nuestra amistad y la de nuestros subçesores y súbditos y creed que es en esta parte tan çinsero y piadoso mi deseo que estimaré en más ser instrumento de vuestra salbaçión y de la de vuestros basallos que ninguna otra cosa de las más preçiadas del mundo y assí os pido y ruego encareçidamente reçiváis y oyáis begninamente a estos religiosos que como ministros de Dios que es el que da y quita los reynos os instruyrán en lo que para yr a él hauéis de hazer y creáis lo que de mi parte os dixeren. Con la voluntad que os inuío algunas cosas de las que ay y se vsan en estos nuestros reynos por sinificaçión de la buena amistad que con uos tengo intención de conseruarla poderoso y muy amado Rey Dios nuestro Señor os alumbre con su graçia y con ella tenga vuestra persona

fol. 2

y real estado en su continua guarda de Badajoz a onze de Junio de mill y quinientos, y ochenta años, yo El Rey

Matheo Vázquez