Documentos

Análisis discursivo de la divulgación científica

Helena Calsamiglia (coord.), Sebastián Bonilla, Daniel Cassany, Carmen López, Jaume Martí (1)Universitat Pompeu Fabra, en Actas del I Simposio Internacional de Análisis del Discurso. Universidad Complutense de Madrid. 20/22-4-98 (en prensa).

El objetivo de este artículo consiste en presentar las líneas generales del proyecto de investigación de análisis del discurso de la divulgación científica, cuyos estudios particulares se incluyen en este volumen. Aparte de esbozar la concepción básica de 'discurso y/o proceso divulgativo' que fundamenta el trabajo del grupo y de todas las investigaciones, se describe y justifica los corpus lingüísticos analizados, así como algunos datos ilustrativos de uno de los temas científicos elegidos (la enfermedad de las 'vacas locas'), que por su especificidad pueden ser necesarios para la lectura de las investigaciones particulares. Palabras clave: discurso divulgativo, traducción, recontextualización, 'vacas locas'.

Presentación

Aunque existen algunas publicaciones previas individuales, el presente grupo de investigación nace en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona en setiembre de 1997 con el proyecto DGES (núm. PB96-0292), titulado "Análisis discursivo de la divulgación científica: aspectos pragmáticos, textuales y retóricos", con H. Calsamiglia como investigadora principal. Lo compone el profesorado que firma el presente escrito, que procede de disciplinas e intereses variados (lingüística y filología española, filología catalana, ingeniería industrial, didáctica de la lengua), y que ejerce su actividad docente en las facultades de Traducción e Interpretación y Comunicación Audiovisual de dicha universidad. Distintos factores contribuyen a crear un contexto idóneo para el análisis del discurso de la divulgación científica: existen asignaturas específicas de discurso oral y escrito (por ejemplo, lenguajes de especialidad) en los planes de estudio de las licenciaturas citadas; la universidad ofrece titulaciones especializadas de tercer ciclo (máster en Comunicación Científica -Medicina-, en Comunicación en la Empresa, posgrados; otros organismos académicos de la universidad (Facultad de Periodismo, Observatorio de Comunicación Científica) trabajan en campos afines. El grupo forma parte de la XED (xarxa d'estudis del discurs; red de estudios del discurso), que coordina grupos españoles y franceses de investigación sobre el discurso.

Los trabajos concretos que forman parte de este proyecto y que se incluyen en el presente volumen son los siguientes: S. Bonilla: "Marcas de relevancia en el discurso oral de la comunicación científica"; H. Calsamiglia y C. López "Polifonía en textos periodísticos con información científica", y D. Cassany y J. Martí "Estrategias de divulgación de un concepto científico: el prión". A continuación se presentan las líneas generales que sustentan dichos estudios, así como los corpus sobre los que se ha trabajado.

Introducción: la divulgación como recontextualización

La divulgación de la ciencia ha sido entendida de maneras bastante diferentes a lo largo de la historia (Jeanneret, 1994: 21-80), y obviamente la concepción global de la actividad determina los puntos de interés del investigador. En su representación más simple, puede percibirse como la vulgarización o popularización de un saber técnico o especializado, supuestamente ininteligible para los legos. En esta concepción, la tarea del divulgador consiste sencillamente en simplificar, reducir, sintetizar o ejemplificar un conocimiento que inevitablemente está -y tiene que estar- elaborado con un lenguaje especializado, con los conceptos, los términos y las formulaciones (no necesariamente verbales: matemáticas, químicas, lógicas) de cada disciplina. Dicha operación se entiende casi como el descenso o el trasvase de un contenido de un nivel de lengua alto, científico, técnico y culto, a otro más bajo, familiar y popular, dentro de una concepción jerárquica de la diversidad interna de la lengua. De este modo, uno de los puntos relevantes de discusión, que adquiere matices éticos, consiste en hasta qué punto la vulgarización de un determinado contenido implica o no pérdida informativa (devaluación, desvirtuación) del discurso original (véase un ejemplo y su posterior discusión, aunque en el ámbito filosófico, en Sartre, 1972: 44-46).

En una concepción más lingüística, la divulgación también puede entenderse como una tarea de traducción o interpretación entre registros diferentes de un mismo idioma: entre el tecnolecto propio de cada disciplina y la variedad funcional más general, al alcance del público no especializado. Este punto de vista pone énfasis en los aspectos gramaticales y léxicos de la tarea divulgadora, evita juicios de valor sobre ambas variedades funcionales (prefiere divulgación a vulgarización, con evidentes matices peyorativos) y, en definitiva, presupone una visión más flexible y heterogénea de la diversidad lingüística. Pero, desde otro punto de vista, desvincula el contenido científico que se transmite de la forma verbal con la que se va a presentar, de manera que esta última pasa a ser sólo un envoltorio de un saber que existe –de facto– independientemente de su representación discursiva. De esta forma, lo lingüístico se concibe como algo complementario, accidental y, en consecuencia, secundario.

Finalmente, desde una percepción más discursiva y pragmática (Calsamiglia, 1997: 16), la tarea de la divulgación consiste en recontextualizar en una situación comunicativa común (para una audiencia lega y masiva, con medios diferentes, etc.) un conocimiento previamente construido en contextos especializados (entre científicos, con unos instrumentos comunicativos especiales: tecnolecto, lenguajes matemáticos, lógicos, etc.). En esta concepción, el contenido científico está estrechamente relacionado con su representación discursiva, insertada y dependiente de un contexto comunicativo concreto (identidad y estatus de los interlocutores, circunstancias temporales, espaciales, sociales, políticas, etc.; Aronowitz, 1988: 342-352), hasta el punto de que la tarea divulgadora no sólo exige la elaboración de una forma discursiva acorde con las nuevas circunstancias (conocimientos previos del destinatario, intereses, canal comunicativo, etc.), sino la reconstrucción -la recreación- del mismo conocimiento para una audiencia diferente.

Dentro de esta última concepción -que es la que asume el grupo-, las dificultades a las que se enfrenta el divulgador profesional exceden notablemente la vulgarización de un contenido o su traducción entre registros, para entrar de lleno en la elaboración de nuevos discursos, construidos a partir de aportaciones previas procedentes de ámbitos diferentes. De hecho, la hipótesis de partida del grupo es que el conocimiento circula por diversos sectores sociales y que en cada situación comunicativa se construye un discurso adecuado a la identidad de los interlocutores, a su posición respecto al conocimiento y a los distintos requerimientos (preguntas, necesidades, exigencias, críticas, etc.) planteados desde cada posición. En contra de la concepción simple del trasvase unidireccional de información "de arriba a bajo", las investigaciones del grupo pretenden mostrar la existencia de unos auténticos "circuitos del saber", en los que ciencia y divulgación no sólo se adaptan a cada destinatario y a cada contexto, sino que interactúan entre sí. En última instancia, la ciencia aporta datos que deben ser diseminados en la comunidad, pero la divulgación también ejerce una influencia crítica sobre la producción del saber.

El análisis discursivo de la divulgación

Ciapuscio (1993: 82-104, y 1997: 23-28) identifica algunos de los problemas que debe resolver el divulgador de ciencia y que merecen el interés del analista del discurso:

  • Los tipos de texto. El discurso científico original se representa en unos géneros discursivos (comunicaciones y ponencias en congresos, artículos o papers en revistas especializadas), altamente estereotipados y muy estrictos respecto a cuestiones formales (Hagge, 1994), por las restricciones que impone la misma metodología científica. Por otra parte, los géneros periodísticos informativos (noticias, aparato titular, crónicas, entrevistas, etc.), que suelen transmitir la divulgación científica, están también sujetos a unos tipos textuales estrictos, que sufren las limitaciones socioeconómicas de la prensa y del mundo editorial (intereses de los lectores, formas de lectura, hábitos culturales, etc.). En consecuencia, la tarea de recontextualizar el saber científico debe enmarcarse forzosamente dentro de estos dos parámetros textuales notablemente diferentes, y requiere la transformación de un tipo discursivo a otro, la reconversión de los recursos lingüísticos de un discurso (estructura informativa, registro, fraseología, marcadores, etc.) a los del otro. El análisis de S. Bonilla se sitúa en este ámbito y analiza el uso de marcas discursivas formales en la transmisión oral del conocimiento.
  • Las voces. Varios investigadores (Moirand, 1997; Jacobi, 1987: 83) han presentado el discurso de la divulgación como el espacio discursivo de interacción entre los distintos componentes del proceso de producción y transmisión del saber (ciencia, periodismo y ciudadanía), o como una encrucijada de voces científicas, periodísticas y legas. Los enunciadores y las enunciaciones de los discursos científicos originales deben ser citados y referenciados en los discursos divulgadores segundos, respetando las convenciones más corrientes de los respectivos géneros. No se trata sólo de una cuestión de diversidad de formas de citación (el nombre del autor y el año de publicación de la obra, o bibliografía en el paper; y la reproducción directa o indirecta en la noticia divulgadora), sino también de variedad de funciones pragmáticas: por ejemplo, en el discurso divulgador la cita aporta la autoridad del investigador o la legitimidad del conocimiento científico. El estudio de H. Calsamiglia y C. López analiza, dentro de este campo, la utilización que hace el divulgador de las citas y las voces científicas.
  • Los conceptos y los términos. La dificultad de transmitir conceptos científicos nuevos a una audiencia lega no se debe sólo a la falta de conocimientos especializados de ésta, sino también a las sensibles diferencias léxico-semánticas que presentan el lenguaje especializado y el general. La ciencia se representa discursivamente a través de tecnolectos con una proporción muy elevada de terminología, que corresponde a una elaboración conceptual extremadamente precisa y fijada. Un término denomina unívocamente -con escasa variación sinonímica- a un determinado concepto, el cual queda definido a partir de sus relaciones con otros conceptos con los que conforma una amplia red semántica, previamente elaborada y definida. En cambio, la lengua general se refiere a los conceptos con bastante más flexibilidad, carga las palabras con significados diversos, explota la sinonimia contextual y carece de denominaciones biunívocas. De este modo, la divulgación no consiste simplemente en hacer comprender al lego la red conceptual científica, con su terminología correspondiente, sino en saber hallar y utilizar las palabras y los recursos idóneos de la lengua general que puedan dotar de sentido los conceptos concretos que se deben transmitir. El trabajo de D. Cassany y J. Martí analiza las estrategias discursivas y léxicas que utiliza el periodista para comunicar un concepto altamente especializado como ‘el prión’.
En conjunto, estos trabajos suponen las primeras aproximaciones que realiza el grupo al estudio de estos problemas de divulgación científica. En los tres casos, el objetivo consiste en elaborar hipótesis que puedan ser ampliadas, contrastadas y/o reformuladas en trabajos posteriores y más extensos.

Temas y corpus de análisis

El grupo ha utilizado dos corpus muy diferentes. Los estudios de Calsamiglia y López y Cassany y Martí se centran en la divulgación de la enfermedad de las ‘vacas locas’ en la prensa escrita española, mientras que la aportación de Bonilla se centra en un corpus oral de exposiciones académicas.

Corpus 1: la enfermedad de las 'vacas locas'

El análisis discursivo sobre la divulgación de las enfermedades degenerativas del cerebro (scrapie, EEB, ECJ), popularmente denominadas con la expresión genérica enfermedad de las 'vacas locas', se justifica por las siguientes razones:

  1. El caso de las 'vacas locas' contiene aportaciones científicas relevantes. Por ejemplo, la hipótesis del prión (un tipo de proteína) como posible transmisor de la enfermedad en vacas y personas cuestiona bases teóricas de la microbiología.
  2. Se trata de investigaciones en curso, no concluyentes. Es previsible que se produzca conocimiento nuevo -así como divulgación- en el futuro inmediato.
  3. El caso tiene una indiscutible dimensión social, económica y política, que genera necesidad de información científica en los medios periodísticos más generales.
  4. Al carecer de datos científicos concluyentes que confirmen las primeras sospechas de transmisión de la enfermedad, el caso genera un estado de crisis, desconcierto y desconfianza que adquiere interesantes matices políticos y éticos. Jasanoff (1997: 221) denomina este contexto "civil dislocation".
  5. La divulgación científica del caso ha merecido el interés discursivo de investigadores de otros países, lo cual facilita futuros estudios contrastivos entre idiomas y naciones. Entre otros: Moirand (1997), Daban y Grau (1996), Zander (1997).
Los datos y las fechas más relevantes del caso son los siguientes:
 
1732 Se describe el scrapie, que afecta a ovejas y cabras.
1986: Se describe la EEB (encefalopatía espongiforme bovina) en Gran Bretaña. 
1989: Primeros informes europeos sobre los riesgos de comercializar carne infectada con EEB. Prohibición de consumo de los productos (huesos, órganos) susceptibles de contagio.
1994-95 10 casos especiales de ECJ (enfermedad de Creutzfeldt-Jakob) en jóvenes humanos y con procesos rápidos hasta la muerte: pérdida de coordinación y demencia; el cerebro desarrolla forma de esponja.
20-03-96: Stephen Dorrel, secretario británico de Sanidad, anuncia la sospecha de relación entre la EEB y la ECJ. Todavía sin fundamentos sólidos, tras haberse demostrado que la EEB de las vacas es producto de la ingestión de despojos de ovejas enfermas de scrapie, la aparición de casos de ECJ en algunos jóvenes que presumiblemente habían ingerido carne bovina alerta a científicos y autoridades.
24-04-96: Nature publica un primer estudio incentivador de sospechas de transmisión de EEB a ECJ.
30-09-97: Nuevos descubrimientos sobre los priones confirman la hipótesis. La nueva variante de ECJ es la variante humana de la EEB.

El corpus de trabajo está formado por 130 escritos de procedencia variada (revistas, periódicos, webs, el discurso del secretario británico de sanidad), publicados en su mayoría durante los meses de marzo y abril de 1996, coincidiendo con la primera explosión de la noticia. Según el grado de especificidad del medio, podemos agrupar el material en los siguientes grupos:
 

Grado: Medio: Idioma:
Revistas científicas de investigación: especializadas y generalistas: The Lancet, British Medical Journal, European Science Foundation (Medical Research Council: Web pages), Nature. inglés
Revistas especializadas: Mundo Médico, Butlletí Epidemiològic de Catalunya. castellano, catalán
Divulgación especializada: New Scientist, Science & Vie. inglés, francés
Divulgación general: ABC, Avui El Mundo, El País, El Periódico, La Vanguardia castellano, catalán

Dentro del grupo de divulgación general, que incluye material publicado por los principales periódicos españoles, encontramos: textos informativos (titulares de portada, noticias, despieces o sidebar, esquemas) y de opinión (columnas, editoriales); textos de secciones variadas como Sociedad, Salud o Sanidad, y dos monográficos en suplementos semanales (La Vanguardia: Revista, Ciencia y salud; El Mundo: Salud y Medicina).

Corpus 2: exposiciones académicas

El segundo corpus, denominado AD-UPF-96-97, está compuesto por quince conferencias dictadas en español, catalán, francés e inglés por especialistas en lingüística, que se grabaron, en formato videográfico, en el marco del curso Análisis del Discurso. Enfoques teóricos y aplicaciones, organizado por la Universidad Pompeu Fabra durante el año académico 1996-1997. Los temas de las conferencias son diversos: la argumentación, los conectores discursivos, la lingüística del texto, la pragmática, la estructura de la conversación, la cortesía, las tipologías textuales, el análisis crítico, la estructura de la conversación y las herramientas informáticas, entre otros.

El corpus no está transcrito por una decisión teórica intencionada, ya que se ha querido conservar para su estudio el carácter audiovisual que tuvo originariamente el proceso de transmisión científica del conocimiento. El soporte videográfico permite no sólo recuperar la complejidad del contexto físico en que se produjo el discurso, sino también recrear en cada visionado las condiciones de la comunicación en tiempo real. La tecnología audiovisual le permite al analista, además, trabajar sobre un determinado fragmento de manera aislada sin tener que recurrir forzosamente a las convenciones de la transcripción.

Notas:

(1) La redacción de esta presentación ha corrido a cargo de Daniel Cassany.

 

Bibliografía

Aronowitz, S., (1988). Science as Power. Discourse and Ideology in Modern Society, Minneapolis, University of Minneapolis.

Calsamiglia, H., (1997). "Divulgar: itinerarios discursivos del saber. Una necesidad, un problema, un hecho", Quark, 7, 9-18.

Ciapuscio, G. E., (1993). "Reformulación textual: el caso de las noticias de divulgación científica", Revista Argentina de Lingüística, Buenos Aires, 9 (1-2), 69-116.

Ciapuscio, G. E., (1997). "Lingüística y divulgación de ciencia", Quark, 7, 19-28, Barcelona, UPF.

Daban, M., Grau, M., (1996). "La enfermedad de las 'vacas locas': análisis de los fenómenos científicos y mediáticos", Quark, 5: 11-18.

Hagge, J., (1994). "The Value of Formal Conventions in Disciplinary Writing. An Axiological Analysis of Professional Style Manuals", JBTC, 8, octubre, 408-461.

Jacobi, D. (1987) Textes et images de la vulgarisation scientifique, Berna, Perter Lang.

Jasanoff, Sh., (1997). "Civilization and madness: the great BSE scare of 1996", Public Understanding of Science, 6, 221-232.

Jeanneret, Y., (1994). Écrire la Science. Formes et enjeux de la vulgarisation, Paris, PUF.

Loffler-Laurian, A., (1983). "Typologie des discours scientifiques: deux approches" Études de Linguistique appliquée, 51, 8-20.

Moirand, S., (1997). "Formes discursives de la difussion des savoirs dans les médias", Hermès, 21, 33-44.

Sartre, J. P.; Heidegger, M., (1972). El existencialismo es un humanismo. Carta sobre el humanismo, Buenos Aires, Huascar.

Zander, U., (1997). "Le journaliste, le scientifique, et la vache folle", Science et Média. Science et Société, París, Université Paris VII. Dénis Diderot, 1.

Web de Daniel Cassany Documentos