¿En periodismo también una imagen vale mas que mil palabras?

Autora: Eulàlia Fuentes (Universitat Autònoma de Barcelona)

Citación recomendada: Eulàlia Fuentes. ¿En periodismo también una imagen vale mas que mil palabras? [en linea]. "Hipertext.net", núm. 1, 2003. <http://www.hipertext.net>

  1. Introducción
  2. Un poco de historia
    2.1. 1820-40 período de experimentación
    2.2. 1840-70 período de adelantos técnicos
    2.3. 1870-1900 consolidación de los avances técnicos. Las primeras reproducciones de fotografías en revistas. Inicio de la fotografía de aficionado
    2.4. 1900-1930 los primeros reporteros fotográficos y los primeros reportajes
    2.5. 1930-1980 auge de los reporteros fotográficos y de la foto artística. Canvios en la profesión
    2.6. 1980 hasta la actualidad grandes innovaciones tecnológicas: la digitalización
  3. La fotografía de prensa
  4. La sección de fotografía y el archivo, fototeca o servicio de documentación gráfico
  5. Conclusiones
  6. Bibliografía
  7. Notas

1. Introducción

"La fotografía de prensa no es únicamente un oficio. Es algo más que una carrera profesional. Es una forma de vida" (Martín Keene, 1995: 9)

Hay autores [1] que definen nuestra sociedad como post-industrial, de servicios, tecnológica, informatizada, otros hablan de sociedad de la información. La nuestra ya no es una sociedad caracterizada por la producción de bienes de consumo, sino por la producción y consumo de servicios, conocimientos e información.

Vivimos inmersos en una sociedad que necesita gran cantidad de información, y la necesita de forma rápida y constante. Su ritmo de crecimiento es exponencial, así mientras en la primera mitad del sXIX el número de publicaciones periódicas era de un centenar, actualmente a principios del sXXI circulan casi un millón de publicaciones. En un solo año se genera tanta información (más de un millón de libros publicados y más de cien mil publicaciones periódicas) como la producida en todo el sXVIII.

Además no se debe olvidar el fenómeno de la televisión y actualmente el de Internet, que hacen posible que la información llegue a casi todo el mundo, en el primer caso, y que sea posible recibir, pero también buscar y acceder a la mayoría de la que se produce en todo el mundo. Hay información escrita, visual -imagen fija y en movimiento-, y multimedia. Actualmente nuestro mundo está marcado por la imagen, sobretodo debido al auge de los medios de comunicación. En él los documentos gráficos y audiovisuales son cada vez más importantes ya que los datos que nos proporcionan este tipo de documentos es fundamental.

La mayoría de las actividades humanas generan y consumen información. Y en algunas se convierte en una necesidad imperiosa (en la investigación, en la industria, en la empresa, en los medios de comunicación,...), donde carecer de ella , en un momento dado, puede acarrear serias consecuencias. Hoy es la moneda de cambio de la ciencia y de la industria. Acceder a la información pertinente, -sea textual, gráfica o numérica- es crucial para mantenerse líder o en la cabecera del competitivo mercado actual y por lo tanto se convierte en un bien que puede comprarse y venderse, en un instrumento de poder, -para algunos el cuarto poder-, en un elemento de importancia estratégica en todos los sectores productivos, políticos y económicos.

Y en este contexto la fotografía desempeña un papel capital. No existe casi ninguna actividad humana que no la utilice, -desde la ciencia a la industria, del arte al tiempo libre-, y también en el mundo de la información y la comunicación -el periodismo-. Las fotografías pueden examinarse como documentos que constituyen una cultura y actúan como un elemento importante de una colectividad. Es "memoria" como lo pueden ser los géneros literarios o cinematográficos, por ejemplo.

La imagen es de fácil comprensión, es accesible a todo el mundo, independientemente de su nivel intelectual y económico. La imagen no da tiempo a la reflexión ni al razonamiento como la lectura de un libro, de una noticia, o de una simple conversación, es inmediata, se dirige a la emotividad, a lo que se ve o lo que se quiere ver -la interpretación-. Una foto es un espejo con memoria, es la mirada singular y subjetiva de un fotógrafo o del medio que la publica, un libro, un periódico, etc., pero es también la mirada singular y subjetiva de la persona que la mira o la ve. Es un documento importante para la comprensión de la sociedad, es una fuente de información y puede llegar a ser también una obra de arte.

En el mundo de la comunicación en general y del periodismo en particular y concretamente en la prensa escrita, para conocer el contenido de una noticia escrita, es necesario leerla y asimilarla, en la fotografía basta con mirarla. Si la información escrita se complementa con una imagen su comprensión y asimilación es mucho más fácil , inmediatamente nos sitúa y nos permite entender mejor el contenido de la noticia. O sea los textos escritos y visuales tienen al mismo tiempo un valor individual y un valor de relación entre ellos.

La fotografía tiene pues, un alto valor comunicativo en la página impresa, desde una doble perspectiva, como elemento para atraer al lector y para permitir una mejor comprensión de la información. Es una parte de la memoria visual de los últimos siglos, junto con el cine y la televisión. Los medios de comunicación y principalmente la prensa lo usan como vehículo fundamental para la transmisión de la información visual y gráfica sobre el acontecer histórico, teniendo en cuenta sus características particulares y con las funciones propias del lenguaje que utiliza.

Se puede hablar de tres grandes categorías en la fotografía: fotografía artística realizada originalmente con finalidad de expresión artística; fotografía documental, creada con intención de documentar todo tipo de entes o instituciones. Dentro de ella se sitúa en primer lugar la fotografía de arte (reproducción de obras de arte). También la fotografía de documentación profesional y científica para diversas disciplinas -arqueología, arquitectura, ingeniería, industria, astronomía, antropología- o la fotografía institucional al servicio de empresas u organismos y la fotografía de prensa; y fotografía privada, imágenes comunes de individuos privados para uso privado. (Valle, 1999: 16).

Por todo ello, la fotografía de prensa es muy importante dentro del periodismo puesto que cambia la visión de las masas, permite ver que pasa en el mundo. Con ella es posible que el medio de comunicación publique imágenes de acontecimientos cercanos, pero sobretodo lejanos, que ofrezcan o bien, información adicional a la noticia escrita , una aproximación a la realidad, o bien un complemento y que ello redunde en beneficio del lector.

Pero antes de entrar a definir y situar la fotografía de prensa, si es solo información o es una obra de arte, la polémica entre si hemos de hablar de fotógrafos de prensa o fotoperiodistas, de cómo deben de tratarse y almacenarse estos documentos, si solo es fotografía de prensa la que se publica, la fotografía como patrimonio histórico y documental, los nuevos avances tecnológicos en este campo, vale la pena hacer un poco de historia, ello nos permitirá situarnos y entender mejor los interrogantes planteados.

2. Un poco de historia

(Bailac-Català, 1995:163s) (Jeffrey, 1981: 240ss) (Freund, 1993)

2.1. 1820-40 período de experimentación

En 1816 con Joseph-Nicefore Niépce [2] se inicia la historia de la fotografía. Niépce busca un medio de reproducir fielmente la naturaleza sin la intervención del hombre y lo consigue con la retención en papel de una imagen proyectada en el interior de la cámara oscura impregnada de cloruro de plata, y posteriormente sobre cristal y metal. Alrededor de 1829 se asocia con Jacques-Mande Daguerre y gracias a los hallazgos de Niépce, éste consigue impresionar una imagen sobre una placa de metal (placa de cobre recubierta de plata), la daguerrotipia.

En 1835, en Inglaterra, W.H. Fox Talbot, consigue la fijación de imágenes sobre papel sensible a la luz. Fue el creador de la copia fotográfica. Por primera vez se podían obtener múltiples positivos. (Procedimiento Talbotipo o Calotipo). En Francia, Hippolyte Bayard consiguió también imprimir fotografías sobre papel, con positivos directos. En 1839 el término "fotografía" (del griego, fotos, luz, grafos, escritura) empezó a ser usado en inglés y alemán.

2.2. 1840-70 período de adelantos técnicos

En 1847 aparecen los primeros negativos sobre cristal que eran recubiertos con una capa de albúmina (clara de huevo), y actuaba como soporte del líquido sensibilizador, que permitía reproducir los detalles con precisión, gracias a los experimentos de Sir John Herschel en Inglaterra y Niépce de Saint-Victor en Francia, (primo de Nicephore Niépce). El procedimiento resultaba muy apropiado para fotos paisajísticas y arquitectónicas y reproducciones artísticas. Para mejorar los objetivos, el matemático vienés Petzval y el óptico Voigtländer, crearon en 1857 el objetivo "ortoscópico" ("correcta visión").

Para los positivos, Blanquart Évrard creó en 1850 el papel albuminado, que se usó hasta finales de siglo. En 1851 apareció el procedimiento del colodión húmedo (nitrato de celulosa llamado también algodón pólvora) de Frederick Scott Archer con el que era posible realizar fotografías con un tiempo de exposición de solo dos segundos. Este sistema se usó hasta 1870, aunque el doctor Taupenot en 1855 creó el primer procedimiento efectivo de colodión seco, mucho más eficaz que el anterior. Se empezaron a publicar fotografías de lugares geográficos, de guerras, de edificios y construcciones arquitectónicas y monumentos.

Cuando la fotografía se convirtió en profesión, los fotógrafos empezaron a organizarse y en 1851 se funda en París la Société Héliographique y en 1853 la Photographic Society en Londres. En la década de 1850 la imagen fotográfica alcanza su mayoría de edad. Se empiezan a realizar retratos (llamadas cartes de visite), con cámaras que tomaban diez fotografías en una única placa.

Las investigaciones de sir David Brewster en Edimburgo y las de Jules Duboscq en París condujeron a la creación de cámaras estereoscópicas y de aparatos para ver las fotos resultantes. En 1861, Oliver Wendell Holmes inventó el estereoscopio manual. Las técnicas de copia mejoraron. En 1864, J. W. Swan introdujo el sistema al carbón, que facilitaba copias duraderas que abría el camino a una producción en serie de gran calidad y permitió la reproducción de obras de los grandes maestros de la pintura.

2.3. 1870-1900 consolidación de los avances técnicos. Las primeras reproducciones de fotografías en revistas. Inicio de la fotografía de aficionado

A partir de 1870 comienzan a utilizarse negativos de cristal con emulsión sobre gelatina y bromuro de plata. En 1878 aparecen ya las placas secas en el mercado que no dañaban la cámara.

En 1875, Leon Wamerke consiguió fabricar en Londres una cámara que incorporaba un carrete con película de papel satinado. (Ya desde la década de 1850, los investigadores se habían interesado por las cámaras que incorporaran un mecanismo de carrete en su interior). El celuloide, creado en 1861, fue perfeccionándose año tras año y en 1888 John Carbutt de California empezó a fabricar con celuloide una película flexible para negativo. George Eastman y W H. Walker, en Estados Unidos, investigaron también sobre la película flexible y las cámaras ligeras y en 1888, Eastman presentó la cámara "Kodak l00 vistas", cargada con rollo de papel, la fábrica Eastman revelaba las fotos y devolvía la cámara cargada. Con la aparición de esta cámara y las películas en rollo que ofrecían la posibilidad de realizar varias fotografías sin necesidad de cambiar el rollo, se inicia la fotografía de aficionado.

Paralelamente a estos adelantos, se crearon también máquinas de copia automática. Desde 1882 ya no es necesario revelar las placas inmediatamente, con lo que se consiguió aligerar considerablemente el equipo necesario para fotografiar, (la cámara de mano Facile, que Paul Mattin inventó en 1889, parecía un maletín y pesaba casi dos kilos cuando iba cargada con sus placas). Además ya era posible efectuar instantáneas en un tiempo corto de exposición.

Se comenzaron a realizar experimentos con fotografías instantáneas, debido al interés de los fotógrafos por los objetos en movimiento y los acontecimientos públicos. Como resultado de estas iniciativas se llegó a la "fotografía animada" , aparecieron el Kinetoscopio, el Cinematógrafo y el Animatógrafo. Thomas Edison en América y los hermanos Lumière en Francia fueron pioneros cinematográficos. En los últimos años del siglo aparecieron las cámaras manuales o de bolsillo y los carretes que podía colocarse a la luz del día permitieron a los fotógrafos y también a los aficionados tomar fotografías en las calles.

Se siguió avanzando en las innovaciones tecnológicas y para facilitar la captación del instante más adecuado, se crearon los objetivos dobles y las cámaras reflex. En 1900 se empieza a organizar internacionalmente la nueva industria fotográfica y se comienza a pensar en la creación de los periódicos editados fotográficamente. Nace la "fotografía artística", concentrada en las sociedades fotográficas, especialmente numerosas en Gran Bretaña (256 en 1900), que conjuntamente con la publicación de fotografías en diarios y revistas, han permitido disponer de información sobre la historia del medio fotográfico desde sus inicios.

Se empezaron las reproducciones de ilustraciones en las revistas. En marzo de 1880 aparece por primera vez en un periódico, una foto reproducida con medios mecánicos (inicio de la tipografía), concretamente en el Daily Graphic de Nueva York, en marzo de 1880 y la primera publicación que utilizó el sistema Meisenbach (reproducción de la imagen con medios tonos conjuntamente con la impresión del texto), fue el Illustrirte Zeitung de Leipzig, en octubre de 1883. En el otoño de 1896 empezó a publicarse la revista Paris Moderne , que incluía fotografías, tomadas con cámara oculta, de la vida parisina. También la revista francesa de deportes La Vie au grand air , fundada en 1898, incorporó muy pronto los reportajes fotográficos.

2.4. 1900-1930 los primeros reporteros fotográficos y los primeros reportajes

Transcurrió casi un cuarto de siglo antes de que este nuevo procedimiento de reproducción mecánica fuese de uso habitual. No fue hasta 1904 que el Daily Mirror, (fundado en 1903), en Inglaterra no comenzara a ilustrar sus páginas solo con fotografías, y que en 1909 el Illustrated Daily News de Nueva York siguiera el ejemplo. De todas formas los semanarios y revistas mensuales, que tienen más tiempo para preparar sus ediciones, empezaron a publicar fotografías en sus páginas desde 1885.

Se crearon, nuevas agencias, como la Central News Ltd. Y se empezaron a utilizar cámaras más completas y pequeñas para realizar los reportajes periodísticos. Las empresas estereoscópicas se convirtieron en agencias fotográficas, como la Underwood and Underwood.

En 1907, los hermanos Lumière, empezaron a comercializar el Autochrome (creado en 1904), que fue el primer sistema en color que llegó a popularizarse. Este procedimiento se utilizó hasta la década de 1930. En la última década del siglo XIX, Frederick Ives de Filadelfia experimentó otros sistemas de color mas complejos. Y a principios del sXX se experimentó con las emulsiones de color basándose en la teoría del inglés Thomas Young de los tres colores fundamentales (rojo, verde y azul). (Según esta hipótesis, estos tres colores son suficientes para que el ojo humano pueda percibir el resto). A partir de 1906 se introduce el material pancromático que ofrece una escala mas contrastada de grises y ya en 1907 aparece el primer procedimiento aceptable de color.

Surgieron nuevos sistemas de impresión. Karl Klîc, inventor en 1879 del fotograbado creó en 1890 el rotograbado, que adaptaba el fotograbado a las prensas rotativas. Este procedimiento, que tan solo en la década de 1930 fue explotado a fondo, permitía una impresión duradera y de gran calidad. En 1905, Das Illustrierte Blatt , en Alemania, fue el primer semanario impreso con este sistema, y le siguieron el Frankfurter Illustrierte en 1911 y el berlinés Weltspiegel en 1912.

Oscar Barnack empezó a trabajar en la producción de microscopios en la fábrica Leitz de Wetzlar. Interesado en la cinematografía, creó en 1913 una cámara ligera para usarla como medidor de exposición antes de filmar y después de añadirle distintos dispositivos, como el objetivo anastigmático por ejemplo, se comercializó con el nombre de cámara Leica en 1924. Esta cámara permitió la popularización de la fotografía y supone la creación del fotoperiodismo moderno. Este éxito culminará con la aparición, el año 1936, de dispositivos para las nuevas cámaras como las lentes angulares, objetivos gran angular, teleobjetivos, entre otros. Mientras tanto, la compañía Ernemann, de Dresde, había creado la cámara Ermanox, que con su rápido objetivo Ernostar hacia posible la fotografía de interior con luz eléctrica corriente. Esto permitió que en la década de los años 30 se realizaran y perfeccionaran reportajes con cámara oculta.

Después de la Primera Guerra Mundial donde la prensa fue severamente censurada, la fotografía cobra un nuevo impulso con la aparición de revistas ilustradas, de sus páginas desaparecen cada vez más los dibujos para dejar sitio a las fotos que reflejan la actualidad. Se inicia la edad de oro del periodismo fotográfico.

Alemania contaba con numerosas publicaciones ilustradas. La mas famosa, el Berliner Illustrirte Zeitung , fundada en 1890, que empezó a contratar, a comienzos de la década de 1920 a jóvenes fotoperiodistas. En 1921, empezó a publicarse en Berlín el comunista Arbeiter Illustrierte Zeitung , El Münchner Illustrierte Presse se fundó en 1923, y le siguieron numerosas revistas locales, creándose una gran competencia que estimuló la invención y los cambios. Para suministrar fotografías a estas florecientes revistas se crearon en 1928 las agencias fotográficas Dephot y Weltrundschau. En París en 1929 se creó en París la revista Vu , de gran influencia a principios de los años treinta. A partir del momento en que la foto es objeto de uso frecuente en la prensa, es cuando aparecen los primeros reporteros fotográficos profesionales.

La historia del retrato fotográfico se inicia primero en Francia y más tarde se extiende al resto del mundo. La historia del fotoperiodismo nace en Alemania. Es allí donde trabajan los primeros y grandes reporteros fotográficos. Todos los que habían creado el fotoperiodismo moderno en Alemania propagaron sus ideas y ejercieron una gran influencia en la transformación de la prensa ilustrada en Francia, Inglaterra y Estados Unidos, pero con la llegada de Hítler al poder, el fotoperiodismo innovador desaparece de Alemania.

El nuevo estilo del fotoperiodismo introducido por las revistas alemanas a principios de los años 30 y más tarde por la revista francesa Vu tuvo una gran influencia en los creadores de la revista americana Life (noviembre de 1936), compuesta enteramente de fotos y cuyo único precedente fue el suplemento semanal fotográfico de New York Times en 1896. Destacados profesionales alemanes fueron acogidos por Estados Unidos y colaboraron con esta revista.

2.5. 1930-1980 auge de los reporteros fotográficos y de la foto artística. Canvios en la profesión

En 1938 se creó en Gran Bretaña la revista ilustrada Picture Post , una de las mas serias del momento. Los acontecimientos de la época , en los años treinta , cuarenta y cincuenta, la Guerra Civil española, las guerras en China y Abisinia, los disturbios y huelgas en Europa y en Estados Unidos, la Segunda Guerra mundial, y debido a que el público europeo y americano se mostraba ansioso de obtener noticias e imágenes sobre lo que sucedía en el mundo, los reportajes fotográficos de los distintos acontecimientos se vendían fácilmente antes de realizarse y por lo tanto el trabajo de los reporteros fotográficos estaba asegurado y en pleno auge. Más tarde las guerras de Corea, Indochina y luego Vietnam continuaron asegurando la demanda de reportajes. El fotógrafo deja de ser una persona anónima ya que empieza a firmar sus trabajos y redacta los textos y los pies de foto. En 1947 se fundó Magnum Photos , una agencia cooperativa internacional de fotoperiodistas.

El auge de la industria japonesa de cámaras de alta calidad produce un cambio importante en el campo fotográfico. Japón después de la Segunda Guerra Mundial hizo grandes avances tecnológicos en el mundo del cine y de la fotografía y en menos de quince años logró ser un líder mundial. El prestigio de la fotografía va afianzándose año tras año sobretodo en Estados Unidos. En 1947, el Museum of Modern Art de Nueva York, que había ya expuesto fotografías de grandes fotógrafos, crea la sección de fotografía. La revista trimestral Aperture, desempeñará un papel fundamental en la difusión, entre el gran público, de la fotografía.

En Estados Unidos, Edwin Land inventó en 1947 una cámara que utilizaba el procedimiento Polaroid (creado en Europa en 1939) y que en un principio fue utilizado para la copia de documentos. En 1963, este sistema, mucho más perfeccionado, permitió obtener fotografías en color. La primera película fotográfica en color para aficionados y profesionales salió al mercado en 1935, aunque solo a partir de 1945 alcanzó amplia difusión. Las voluminosas cámaras en color, parecidas a las de estudio, quedaron anticuadas. Se empezaron a experimentar nuevos sistemas de impresión en color.

Más tarde la incorporación del láser, permitió una gran precisión y fomentó el interés de los fotógrafos artísticos por el color. Los progresos de la impresión comercial desde la década de 1940 pusieron la obra de los fotógrafos al alcance de un público cada vez más amplio y acabaron por consolidar la imagen de la fotografía como medio artístico.

A principios de 1965, en Estados Unidos y a principios de los setenta en Europa, la competencia de la televisión comienza a mermar la tarea de los editores. Desde principios de los 40 la televisión avanza a pasos agigantados (69 emisoras en 1949 y más de 800 en 1070 en Estados Unidos) y se convirtió en un rival formidable para las revistas, ya que en televisión por breve que sea la imagen en la pantalla, comunica las noticias a veces casi inmediatamente en el momento que ocurren. Las únicas revistas no afectadas fueron las especializadas. Ello, además de hacer bajar la calidad de las revistas, puesto que se tenían que buscar nuevos alicientes para el lector, hizo que el reportero fotográfico necesitase abrir nuevos caminos, nuevos horizontes y nuevos mercados para conservar su profesión. Así empezaron a trabajar para revistas especializadas y para las de grandes industrias, para las editoriales y para la televisión especializándose en documentales.

2.6. 1980 hasta la actualidad grandes innovaciones tecnológicas: la digitalización

Como bien exponen Bailac y Català (1995: 177), "una de las principales preocupaciones que han tenido siempre los fotógrafos desde la invención de la fotografía ha sido la obtención de copias de las imágenes de una forma económica y la conservación de la imagen en su estado inicial". La digitalización de los soportes papel y por tanto de las imágenes es una de las innovaciones más importantes para evitar la pérdida y degradación de los documentos al restringir su circulación.

La digitalización consiste en definir la imagen en códigos binarios que configuran una matriz de puntos que puede ser almacenada, transmitida y transformada electrónicamente. Esta transformación permite la restauración de la información en su forma original y por tanto evita la pérdida de calidad de la información.

Las ventajas de la fotografía digital en los medios periodísticos son diversas, como señala Robledano (2000: 202, 207), la facilidad de captación por los fotógrafos y transmisión a la redacción de otros medios, facilidad, rapidez y flexibilidad en la edición de las imágenes, mejor calidad de transmisión y mayor potencia y rapidez en las funciones de archivo y los sistemas de producción de la fotografía digital en general y en el medio periodístico en particular, son origen en foto digital obtenida mediante el empleo de una cámara digital, origen en foto convencional a través del uso de un escáner, captura de pantalla de televisión y telefoto capturada en formato digital a través de una red de transmisión de datos.

La digitalización de las imágenes, la aparición de las cámaras digitales, los escáneres, los programas procesadores de imágenes o de retoque fotográfico, los ordenadores actuales con gran capacidad de almacenamiento, los monitores de alta resolución, los CD-ROM, los DVD, están revolucionando y revolucionaran aún más el mundo de la fotografía en general, para fotógrafos y aficionados y también la fotografía en los medios de comunicación.

Gracias a la digitalización, un buen número de diarios han comenzado a crear pequeños archivos ("galerías de imágenes") que incorporan fotos, normalmente relacionadas con la actualidad, que sin llegar a ser verdaderos archivos de imágenes, son imágenes del día sobre noticias de sucesos, personajes, acontecimientos, etc., ordenados bajo algún criterio -temático, alfabético, geográfico- y que se consultan mediante el sistema del browsing.

La mayoría de agencias fotográficas si que ya comercializan sus servicios a través de Internet con verdaderos archivos fotográficos digitales, así como la mayoría de agencias de noticias. En cambio solo algunos periódicos americanos como el San Francisco Chronicle o The Washington Post poseen verdaderos archivos fotográficos digitales, con material propio desde 1997 y 1998 respectivamente.

3. La fotografía de prensa

¿Las fotografías de prensa son las imágenes fotográficas que aparecen en los medios de comunicación, escritos y audiovisuales, o son los documentos fotográficos a partir de los cuales se obtienen estas imágenes y que reciben las empresas periodísticas, o son ambas cosas a la vez?. Son ambas cosas a la vez, como se irá viendo más adelante.

El breve repaso histórico presentado anteriormente, la mecanización de la reproducción, el invento de la placa seca a la gelatina de bromuro que permitió el uso de placas preparadas de antemano (1871), la transmisión de una imagen por telegrafía (1872), el perfeccionamiento de los objetivos y la película de rollos (1884), la aparición de las cámaras Kodak 100 (1888) y Leica y Ermanox (1924) o el uso del color, entre otros avances técnicos permitieron no solo el desarrollo de la fotografía en general sino también de la fotografía de prensa en particular.

La tarea de los primeros reporteros fotográficos consistía en hacer fotos aisladas para ilustrar la historia. Se tendrá que esperar a que la propia imagen se convierta en historia que relata un acontecimiento, en una serie de fotos acompañadas de un pequeño texto para que se inicie la fotografía de prensa. Con el paso del tiempo, la fotografía ha ido abriendo cada vez más, un universo de posibilidades en el ámbito de la comunicación y la transmisión de información , -conocimientos e ideas-, ha ido ocupando un espacio propio, con un lenguaje autónomo, con sus propias características.

Ello ha sido y es particularmente importante en los medios de comunicación y concretamente en la prensa, donde la fotografía ocupa un papel destacado al que se le atribuye una función documental en la transmisión de las informaciones, los valores, las ideas o las opiniones que constituyen la línea editorial del medio. "Un fotógrafo de prensa tiene una butaca de primera fila en la historia. La cámara puede ser testigo de una revolución que afecte a un país -incluso al mundo- o consignando las idas y venidas de una comunidad local" (Martín Keene (1995:11).

Existen, a grandes trazos, dos tipos de fotógrafos, los que creen que la imagen es un medio de expresar a través de sus propios sentimientos las preocupaciones de nuestro tiempo y los que toman la fotografía como un medio para realizar sus aspiraciones artísticas personales. Los primeros son los que llamaremos reporteros fotográficos y que trabajaran en o para el mundo de los medios de comunicación, principalmente, pero también para las editoriales por ejemplo. Realizaran fundamentalmente fotografía de actualidad. Los segundos podrían equipararse a cualquier otro profesional del mundo del arte [3]. En algunos casos la línea de separación entre unos y otros es muy difícil de definir.

El fotógrafo no deja de ser un "artista" puesto que tiene que decidir que imagen o imágenes tomar, como tomarlas, desde que ángulo o perspectiva, con que encuadre y que tipo de luz, que objetivos o filtros va a usar, en definitiva tiene que seguir un proceso importante de creación. Además la fotografía es también una expresión artística y por tanto debe clarificar sus relaciones con otras artes, principalmente con la pintura. No se trata de que una reemplace a la otra, sino de que se complementen y mediante el gran avance de los medios técnicos nazcan nuevas formas de creación y de comunicación.

Existe una polémica entre si hay diferencia entre el fotógrafo de prensa o el fotoperiodista o como se tiene que llamar a estos profesionales. Para algunos el fotógrafo proporciona instantáneas para el periódico y el fotoperiodista busca y construye las imágenes acompañándolas de una historia para los diarios y revistas de actualidad, o sea une los dos ámbitos el fotográfico y el periodístico. Para otros es solo un problema terminológico acogiéndose a uno u otro término indistintamente y tomando la definición más amplia. Independientemente del término usado -fotógrafo de prensa o fotoperiodista- este profesional debe conocer los dos campos -el fotográfico y el periodístico- para realizar correctamente su labor. [4]

La imagen fotográfica es una información que forma parte del contexto informativo, que se comunica a los lectores o telespectadores del medio de comunicación, forma parte de la noticia. Es una técnica más de los medios de comunicación, son mensajes informativos de carácter visual. Estas fotografías normalmente las realizan los fotógrafos del propio medio, aunque también pueden adquirirse a través de fuentes externas. "Son las imágenes producto del fotoperiodismo , entendido como técnica o actividad comunicativa más de los medios, y que usa la imagen fotográfica como un mensaje informativo de carácter visual" (Robledano, 2000: 189).

Junto a ellas existen también las imágenes fotográficas heterogéneas, que no están ligadas a la noticia, o que no se ajustan a las necesidades del medio, pero que también pueden aportar gran cantidad de información. Pueden ser realizadas por personal del propio medio o compradas a agencias nacionales e internacionales, bancos de imágenes, empresas especializadas o freelances , extraídas de folletos, de programas informativos de televisión o de Internet.

Las primeras son información fotográfica de actualidad y las segundas fotografías de uso informativo según la terminología usada por M. Alonso Eurasquín (1995: 8). Tanto unas como otras pueden ser reutilizadas, con lo que las primeras - fotografías de actualidad- pueden convertirse en -fotografías informativas o de uso informativo-. Mayoritariamente las fotos que llegan diariamente al medio pasan a formar parte del fondo gráfico para un uso futuro, puesto que solo unas pocas, (como es lógico ya que los medios de comunicación tienen una capacidad limitada), se publicaran.

La foto de actualidad es aquella que aporta imágenes de interés informativo muy reciente, suele llamarse también foto del día y es susceptible de formar parte de la próxima edición o emisión del producto informativo periodístico. La fotografía de prensa constituye una de las principales y mas válidas fuentes de información general para la investigación, histórica, sociológica, científica. Tiene un carácter insustituible, ya que aporta informaciones y da testimonios de la historia que no se pueden encontrar en otro tipo de fuentes. Son o deberían ser fondos con un importante valor social e histórico.

Por lo tanto es muy importante que este fondo - la memoria fotográfica del medio periodístico- este muy bien organizado para que pueda cumplir esta misión. La responsabilidad de preservación y localización de las imágenes corresponde, como se verá más adelante, al archivo gráfico, fototeca o servicio de documentación gráfico y a sus profesionales - los documentalistas-.

Como cualquier tipo de documento, la fotografía de prensa tiene la parte del mensaje - el contenido del documento representado por la imagen (imagen y pie de foto)- y el medio o soporte material, que en la actualidad va desde los soportes más tradicionales a la fotografía digital, sobre el que se representa este mensaje y ello permite la legibilidad de la imagen fotográfica y su conservación en un fondo documental, para formar la memoria histórica y para poder ser reutilizadas.

La fotografía de prensa tiene una estructura compleja, no es una ilustración del texto escrito, ni tampoco una sustitución, es un texto informativo que puede tener una autonomía propia, no es más simple o sencilla que el texto escrito. El rigor en que se presenten las imágenes, si es el mismo o no que para los textos, la adecuación de las fotos, entre otros elementos, dependerá de los distintos medios y de sus políticas de edición. Por tanto se debe tener en cuenta que la fotografía de prensa tiene un narrador - el fotógrafo-, un texto que viene narrado y alguien que recibe esta narración - el lector o telespectador-. De todas formas aunque para algunos autores, a veces, el pie de foto no es imprescindible aunque si aconsejable, éste es un elemento muy importante, es una fuente de información y permite al fotógrafo proporcionar información relevante con precisión y para el periodista y el documentalista tener información suficiente para utilizarla y para analizarla respectivamente.

El pie de foto debe ser autoexplicativo y seguir las normas marcadas en el manual de estilo del medio de comunicación, tiene una función de identificación ya que aporta datos sobre el fotógrafo, la agencia, la fecha, el copyright , pero también tiene una función narrativa ya que aporta información sobre el contenido representado por la imagen. Tiene que proporcionar respuesta a las preguntas: quién, qué, por qué, donde y cuando. Evidentemente, si el fotógrafo trabaja con un periodista no necesitará reunir los mismos datos, o por lo menos la misma cantidad de datos, que si trabaja solo.

Como apunta Vilches, (1997: 91), en primer lugar, una fotografía no es la noticia sino una de las variables de la información utilizadas en un periódico junto con otras (titulares, textos escritos, compaginación, etc.), la foto, por si misma, es noticia solo en ciertas circunstancias y aun entonces viene siempre contextualizada por un texto o un pie de foto. La fotografía tiende a ser la parte de puesta en escena de una noticia y al mismo tiempo un certificado de veracidad, en segundo lugar, tanto las noticias escritas como las fotos se organizan estructuralmente según la importancia de los géneros de la información y secundariamente según la importancia del acontecimiento y en tercer lugar, tanto las noticias como las fotos se organizan en función de las expectativas del lector, esto es, el grado de correspondencia entre lo que una foto muestra y lo que un texto escrito dice, que la foto diga la verdad, que corresponda con la mención del tiempo, lugar y personajes de la noticia, sobre todo con la imagen que el lector tiene del periódico.

Pero también a nivel de representación la imagen fotográfica es un mensaje visual de carácter icónico, que a diferencia de otros sistemas de representación, aporta una mayor sensación de realidad y veracidad. "Toda fotografía produce una "impresión de realidad" que en el contexto de la prensa se traduce por una "impresión de verdad" (Vilches, 1997:19).

La sensación de ventana de la realidad que nos provoca la imagen fotográfica de prensa no debe hacernos olvidar que es producto de un sistema de representación concreto: la imagen se obtiene a través de un dispositivo fotográfico, que implica el empleo de una técnica de la que depende la forma en que percibimos lo representado. (...) , el fotógrafo interpreta la realidad, produce significación intencionada mediante el empleo de recursos técnicos propios del sistema de representación fotográfico: la iluminación, el punto de vista, el ángulo de la toma, la nitidez, la profundidad, el grano de la imagen, la velocidad, el color y la pose, entre otros. (Robledano, 2000: 192).

Aunque la fotografía generalmente siempre da una idea de realidad, muchos creen que una foto no puede mentir por ser la reproducción exacta de la vida, lo cierto es que una foto puede alterarse a través del texto, por yuxtaposición con otra imagen, por la forma de fotografiar, etc., (durante las dos guerras mundiales o la guerra del Vietnam, por ejemplo, muchas de las fotos estaban trucadas o solo mostraban parte de la información). También en el mundo de la publicidad la fotografía puede convertirse en un poderoso medio de propaganda y de manipulación, puesto que la fotografía posee una gran fuerza de persuasión.

El mundo de las imágenes funciona de acuerdo con los intereses de los que son los propietarios de la industria, las finanzas, la prensa, los gobiernos. La fotografía ha ayudado a que el hombre descubra el mundo desde nuevas perspectivas, ha suprimido el espacio y ha proporcionado nuevos conocimientos, pero también desempeña un papel peligroso como manipulador para crear necesidades, modelar pensamientos o dar informaciones erróneas.

4. La sección de fotografía y el archivo, fototeca o servicio de documentación gráfico

¿Quién decide las fotografías que van a publicarse o a emitirse?, normalmente la sección de fotografía de prensa conjuntamente con los propios periodistas. La sección fotográfica tiene que trabajar estrechamente con la sección de noticias si es que no está integrada en la propia redacción y tiene que planificar y controlar el trabajo de los fotógrafos del medio. Pero también tiene que relacionarse con los fotógrafos freelance , las grandes agencias de prensa internacionales y nacionales, las grandes agencias de fotografía, otros periódicos, e incluso con particulares.

Además, la sección de fotografía tiene que trabajar también con el servicio de documentación del propio medio, en el archivo fotográfico, fototeca o servicio de documentación gráfico, ya que es el que posibilitará la reutilización de los documentos fotográficos producidos o recogidos por la empresa y de los que posea copyright y el que realizará la explotación de la memoria fotográfica del medio, su patrimonio histórico y documental.

Esta sección tiene que organizar su agenda, informatizada o no, para planificar todas sus tareas, anotando los acontecimientos que ocurren en un día concreto, los recordatorios de acontecimientos posteriores, predicciones y también para fines administrativos (fotógrafos, turnos,). Tiene que saber los trabajos que han de cubrirse, las fotos que puedan ser objeto de exclusiva, que es o será noticia, tanto las previsibles como las imprevisibles, los recursos y el tiempo de que se dispone para realizarlas, todo ello, como se ha dicho anteriormente, con una estrecha colaboración con la redacción del medio, si es que esta sección no forma parte de ella.

Una vez la fotografía ya no es considerada de actualidad pero se incluye en el fondo fotográfico del medio de comunicación, pasa a llamarse foto de archivo, y va a servir para ser reutilizada, o bien en referencias a noticias que siguen siendo importantes aunque no de actualidad inmediata, o bien para usarlas para ilustrar temas relacionados con lo reflejado en la imagen. Su conjunto va a formar el fondo fotográfico o la memoria fotográfica del medio de comunicación al que van a recurrir los periodistas, principales usuarios, para buscar imágenes que les permitan ilustrar las informaciones.

Un archivo de fotografías bien organizado es una ventaja editorial muy útil para el medio de comunicación y una fuente de ingresos y la clave de la eficacia del archivo radica en el sistema de almacenamiento. Los archivos fotográficos se convierten en un campo de investigación para la ciencia, la sociología, la historia, la antropología, la medicina, pero también para la actualidad.

Los documentalistas de estos centros tienen que, posibilitar la reutilización de los documentos fotográficos producidos o recogidos (o sea el fondo o memoria documental) y localizar y recuperar en fondos externos las imágenes que no se hallen en este fondo, trabajando en colaboración con la sección fotográfica. Tienen que llevar a cabo tareas de Documentación Fotográfica. El fondo documental se nutre de, los documentos fotográficos, en formato convencional o digital, que llegan desde la sección de fotografía y de las fotos externas adquiridas para cubrir las demandas de los usuarios principales los periodistas del medio. Ambos tipos de documentos se añaden al fondo previa realización por parte de los documentalistas de las operaciones de control y análisis documental.

Estos profesionales han de ser capaces de usar las herramientas informáticas para la recuperación de la información y ser personas adaptables a los cambios, tener conocimientos de fotografía, de las fuentes de información externas existentes, de las necesidades de los usuarios y de las técnicas de preservación y conservación y, evidentemente, de dominar perfectamente las técnicas documentales.

La fotografía es un documento que se degrada con gran facilidad por sus propias características y aunque la digitalización soluciona muchos de estos problemas, se requiere una manipulación y condiciones de instalación muy cuidadosas, que a veces no son percibidas y aceptadas por los dirigentes de los distintos medios. La conservación tienen dos funciones distintas, la restauración y la preservación. La primera consiste en el tratamiento individualizado de los documentos deteriorados para devolverlos a su estado original y la segunda es el conjunto de actividades que permiten alargar la vida del documento o del conjunto de documentos del fondo documental. Las actividades de conservación abarcan desde la adquisición de nuevos fondos, a su catalogación, al duplicado y la copia, para finalizar con el almacenamiento en condiciones adecuadas.

¿Dónde se guardan, archivan y tratan las fotografías?, el centro especializado que trata documentalmente las fotografías en cualquiera de sus variantes (blanco y negro, color, diapositivas, digitalizadas,) es el archivo gráfico, la fototeca o servicio de documentación gráfico, que suele integrase junto al resto de servicios documentales de la empresa periodística, en el centro de documentación. Su objetivo principal es proporcionar fotografías con una finalidad documental y ponerlas al alcance del usuario, todo ello aplicando las principales operaciones del sistema o cadena documental.

Desde la selección, que permite que una vez recogidas las fotografías de las distintas procedencias, se registren, se describan, se pueda realizar una primera valoración y se las pueda almacenar, teniendo en cuenta el tipo de soporte; al tratamiento [5] , con el análisis, primero externo, (catalogación tradicional), donde la principal fuente de datos son los pies de fotos y después el de contenido cuyo objetivo es generar una representación que permita la recuperación por atributos de contenido de las imágenes con la lectura, síntesis y representación del contenido. Este ha de ser morfológico con la captación de la forma del contenido, temático para aislar los aspectos de la realidad que se han pretendido ilustrar en la fotografía, o sea "el documento trata de" y el icónico que servirá para identificar y describir "lo que se ve en la foto" a tres niveles -icónico, descriptivo y narrativo-. El pie de foto indicará también los datos más relevantes de la imagen, para posteriormente elaborar y marcar los elementos de recuperación, que incluye las tareas que permitan la localización y acceso a las imágenes que satisfacen las necesidades de los usuarios y de difusión de productos elaborados (biografías de personajes, dossieres y CD-ROM temáticos).

Así las funciones principales del archivo fotográfico, fototeca o servicio de documentación gráfica dependerán de la utilización de su colección o fondo documental, del tipo y de la empresa u organismo a los que estén supeditados. Las tareas principales de la documentación fotográfica de un medio de comunicación serán: reunir, seleccionar, organizar, instalar, custodiar y difundir documentos fotográficos susceptibles de ser útiles a la empresa periodística a la que sirven, realizadas mediante la aplicación de las técnicas documentales y de las operaciones de la cadena documental: adquisición y recogida o captación, identificación y selección, registro y clasificación, análisis formal y de contenido (morfológico, temático e icónico), resumen e indización (aplicación de lenguajes documentales) y difusión.

5. Conclusiones

El título de este artículo empezaba con un interrogante ¿En Periodismo también una imagen vale más que mil palabras? , la respuesta aunque con matices, ya que como se ha visto depende de los distintos medios, seria: SI, en periodismo, como en cualquier otra actividad humana y en la sociedad audiovisual en la que nos encontramos inmersos, una imagen vale más que mil palabras.

Igual como ha sucedido en muchos ámbitos, como por ejemplo, en el de la Informática, la Documentación, en la Comunicación, en la fotografía, también los grandes avances tecnológicos, en muy poco espacio de tiempo, han evolucionado de forma espectacular, produciéndose cambios muy importantes y significativos.

Actualmente es mucho más fácil acceder y/o guardar la información de forma correcta, ya sea textual, gráfica y audiovisual, para que sirva de memoria o de patrimonio cultural y herencia para las generaciones futuras, pero también es fácil acceder a ellas como fuentes de información para ser reutilizadas. La fotografía y sobretodo la de prensa ha abierto ventanas al mundo, nos aproxima a la realidad, nos permite, no solo, conocer sino visualizar hechos lejanos, sobretodo gracias al auge de los medios de comunicación y a su fácil acceso.

La fotografía ha sido, sin ningún género de duda el punto de partida de los medios de comunicación, sin ella difícilmente hubiera existido ni el cine ni la televisión.

Ante la pregunta de si ¿Las fotografías de prensa son las imágenes fotográficas que aparecen en los medios de comunicación, escritos y audiovisuales, o son los documentos fotográficos a partir de los cuales se obtienen estas imágenes y que reciben las empresas periodísticas, o son ambas cosas a la vez? , la respuesta, como se ha apuntado, es que son ambas cosas a la vez, son las que aparecen en los medios de comunicación, pero son también los documentos fotográficos a partir de los cuales se obtienen las imágenes. Por tanto son tan importantes las publicadas (en la edición de un periódico o revista por ejemplo, es necesario hacer una selección de lo que se va a publicar fundamentalmente por el problema de espacio) como las no publicadas.

La sección de fotografía, el archivo fotográfico, fototeca o servicio de documentación gráfico deben trabajar estrechamente entre si y con la redacción del medio. Cada uno tiene sus propios profesionales y sus propios objetivos y tareas, pero estas tres grandes áreas tienen que tener objetivos generales comunes. Ninguna de ellas realizará bien su labor sin la colaboración de las demás.

Finalmente, sin la creación de los fondos fotográficos y su gestión por parte de los profesionales de la documentación seria muy difícil tener una memoria retrospectiva importante para valorar hechos históricos, más o menos recientes, al igual que si no se hubiesen creado en 1900 las primeras sociedades fotográficas, que han permitido disponer de información histórica sobre el nacimiento y la evolución de la fotografía, aunque no fuera su objetivo principal.

De todas formas aún falta mucho por hacer en el campo de la Documentación Fotográfica en los medios de comunicación. Todos los componentes de este ámbito, documentalistas y fotógrafos, pero fundamentalmente fotoperiodistas, periodistas y directivos de las empresas periodísticas deben concienzarse de la importancia de aunar esfuerzos para conseguir que: la imagen valga más que mil palabras y que conjuntamente con ellas podamos comprender el mundo en el que nos encontramos y dejar una buena herencia a las generaciones futuras.

6. Bibliografía

ALONSO EURASQUÍN, M. Fotoperiodismo: formas y códigos. Madrid: Síntesis, 1995. ISBN: 84-7738-405-7.

BAILAC, M.- CATALÀ, M. " La fototeca". En: FUENTES i PUJOL, Mª E. (ed). Manual de Documentación Periodística. Madrid: Síntesis, 1995. 161-179 pp. ISBN: 84-7738-304-9.

BOADAS, J.- CASELLAS, LL.E.- SUQUET, Mª A. Manual para la gestión de fondos y colecciones fotográficas. Girona: CCG ediciones. ISBN: 84-95483-11-4.

FREUND, G. La fotografía como documento social. 6ª ed. Barcelona; México: Gustavo Gili, 1994. ISBN: 968-887-208-3.

JEFFREY, I. La fotografía. Barcelona: Destino, 1999. ISBN: 84-233-3062-1.

KEENE, M. Práctica de la fotografía de prensa. Una guía para profesionales. Barcelona: Paidós, 1995. ISBN: 84-493-0115-7.

MADRID DÍAZ, Mª V. "Análisis documental: fotografía de prensa". En: GARCÍA GUTIERREZ (ed), A. Introducción a la Documentación Informativa y Periodística. Alcalá de Guadaira (Sevilla): MAD, 1999. 305-331 pp. ISBN: 84-8311-460-7.

MOREIRO, J.A. (coord.). Manual de Documentación Informativa. Madrid: Cátedra, 2000. 183-290 pp. ISBN: 84-376-1798-7.

PÉREZ RODRÍGUEZ, Mª A. "A documentación fotográfica na prensa escrita". En: Galicia en foco". 12ª ed. El Ferrol: Club de Prensa de Ferrol, 2001. 11-24 pp. ISBN: 84-607-3278-9.

ROBLEDANO ARILLO, J. " Documentación fotográfica en medios de comunicación social". En : VALLE GASTAMINZA, del, F. Manual de documentación fotográfica. Madrid: Síntesis, 1999. ISBN: 84-7738-689-7.

VILCHES, L. Teoría de la imagen periodística. Barcelona: Paidós, 1997. ISBN: 84-7509-408-2.

VVAA Gérer une photothèque. Usages et règlements. París : La documentation Française, 1992. ISBN: 2-11-002764-9.

7. Notas

[1] Este artículo ha sido publicado como presentación del libro: Club de Prensa de Ferrol. Galicia en foco. 13ª ed. Ferrol, 2002. 17-45 pp. ISBN: 84-607-5713-7. [volver]

[2] En este apartado no se pretende hacer un recorrido histórico exhaustivo, ni tampoco una profundización o un estudio sobre el tema. Por ello me he limitado a destacar los acontecimientos más relevantes utilizando los datos e informaciones de otros autores estudiosos del tema, pero remarcando los elementos representativos de la fotografía en los medios de comunicación. [volver]

[3] Estos fotógrafos se equipararían a las demás profesiones artísticas como pintores, diseñadores, escultores, etc. [volver]

[4] El término fotoperiodista es más amplio que el de fotógrafo de prensa y por tanto se ajusta más al trabajo actual de estos profesionales. [volver]

[5] Para la aplicación del tratamiento documental no existe una norma única, sino una serie de recomendaciones hechas desde diferentes organismos internacionales. La International Federation of Library Association (IFLA) ha elaborado la ISBD (NMB), International Standard Bibliographic Description (Non-Books materials) que son normas adaptadas, ya que inicialmente se pensaron solo para libros, al análisis de otro tipo de documentos, entre los que encontramos la fotografía. [volver]



Creative Commons License
Last updated 05-06-2012
© Universitat Pompeu Fabra, Barcelona