Quien era Amy Mahan

Amy Mahan (1961-2009), especialista en información y comunicación.

 

Amy Mahan, especialista en información y comunicación, falleció en la cima de su carrera profesional. En el correr de su vida realizó aportes concretos para mejorar la situación de los países en desarrollo.

Amy Mahan

La comunidad que se ocupa de las tecnologías de la información y las comunicaciones ha perdido un importante miembro. El 5 de marzo pasado Amy Mahan, quien se hallaba en la cima de su carrera profesional, falleció de cáncer a los 47 años. El trabajo de Mahan se caracterizó por su compromiso con la investigación para la acción y su diseminación eficaz con el fin de ampliar las oportunidades de los desposeídos en el ámbito de la comunicación, como base para el desarrollo social y humano. Gran parte de su trabajo se centró en las reformas de las telecomunicaciones y en el diseño de políticas para las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), en particular para los países en desarrollo.

Si bien fue una productiva investigadora, Amy optó por dedicarse mayormente a auxiliar a otras personas mediante sus excepcionales dotes para el apoyo a la investigación, la edición y la elaboración de informes. Tenía un talento poco común para integrar la producción técnica con la edición de contenidos de manera de reforzar la transmisión de los conocimientos producidos por la investigación. Amy tenía la firme convicción de que el eslabón más débil en el proceso de investigación era la diseminación de resultados, y siempre se mostró innovadora y creativa a la hora de aumentar la eficacia de la difusión de éstos.

 

Conoce más sobre Amy Mahan: una trayectoria profesional internacional.

Amy Mahan, In Memoriam

Amy Mahan fue coordinadora de la red Iniciativas de Aprendizaje sobre la Reforma de las Economía de Red (LIRNE.NET) desde Montevideo, Uruguay, y miembro del Grupo de Trabajo e Investigación del Estudio Global sobre el Impacto de del Acceso Público a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. También fue miembro fundador de DIRSI (Diálogo Regional sobre Sociedad de la Información).

Amy nos dejó el 5 de marzo de 2009 a la edad de 47 años. Su partida fue súbita y nos tomó por sorpresa, pues nunca quiso que nos distrajéramos de nuestra labor a causa de su enfermedad. Quería ser conocida por su obra, sus ideas y pensamientos, por lo que escribió y por quienes ayudó.

"...existen dos motivaciones principales para invertir en espacios físicos con computadoras y conexión a Internet: 1) porque existe escasez de recursos TIC que el emprendedor busca cubrir (y quizás beneficiarse de ello); y  2) porque existe la necesidad de construir recursos comunitarios ...

La literatura asume la importancia de la sostenibilidad de los puntos de acceso comunitario. Pero tal vez lo que se necesita es una visión más holística, que amplíe el marco para ver y aceptar algunos puntos de acceso público como efímeros y fugaces. En muchos casos lo que se requiere para la adopción es el impulso (y la atracción) de la introducción de los servicios y aplicaciones TIC - en lugar de la sostenibilidad relacionada con la provisión del  acceso. El establecimiento de puntos de acceso comunitario para el desarrollo de capacidades implica una amplia base de conocimientos de la comunidad. Del mismo modo, las empresas comerciales (o sin fines de lucro) que tratan de cubrir la brecha de acceso también deben ser puestas en el contexto de la comunidad a la que sirve y en el contexto de los cambios en los indicadores locales de adopción de las TIC durante su esperanza de vida. "

Como suele ser el caso de la exclusión social (siendo el género un ejemplo clave), la falta de datos sigue siendo un obstáculo clave para la medición de los efectos positivos y el progreso en general. Si el diseño de un telecentro o cibercafé no está especialmente dirigido a mujeres y niñas, o las personas pobres, los discapacitados, adultos mayores, las personas que no hablan el idioma oficial - u otras personas con circunstancias especiales o necesidades, no será probable recoger indicadores sobre el acceso o uso de estos subgrupos a las TIC. Y, por otro lado, el reto de confrontar, en forma simultánea, a las TIC y al espacio público, puede ser infranqueable para algunos sectores socialmente marginados. 

El interés primordial de Amy Mahan era en las TICs como herramientas para la inclusión social, una oportunidad para ayudar a las mujeres y a sectores tradicionalmente marginados, para mejorar sus vidas y comunidades. Amy Mahan estaba comprometida con el rigor académico, con aprender de las observaciones de campo y del análisis para mejorar nuestras inversiones y políticas públicas; y Amy sabía que el rigor implica ser cuidadoso y entender bien el contexto. 

Al momento de su muerte Amy Mahan había hecho importantes contribuciones a la investigación y al diseño de dos programas de TICs para el desarrollo. Es con profunda gratitud por su trayectoria profesional, coraje personal y humanidad, que honramos su memoria estableciendo los Premios Amy Mahan: